Dexcom

Avisos para mi salud mental

¿Y tú?

¿Quién quieres ser?

Dulcesitos para mi

Información sobre diabetes

Monitoreo tipo flash

Descubre de qué se trata

29 nov. 2010

¿Contar carbohidratos? ¿Qué cosa y cómo?

Cuando fui diagnosticada con diabetes tipo 1 hace más de 20 años apenas comenzábamos a escuchar lo que era "conteo de carbohidratos". Recuerdo a mi mamá sacando listas y libros para pesar alimentos y hacer algún cálculo matemático. No fue sino hasta la adolescencia que entendí de lo que se trataba y debo aplaudir a mi mamá haber aprendido a dominar un concepto tan complejo. Sí, el conteo de carbohidratos no es "pásame la goma". Te voy a platicar un poco aquí.

Cuando una persona come un alimento (con carbohidratos ) la glucosa de este mismo pasará al torrente sanguíneo.



Entre mayor carbohidratos tenga un alimento, mayor será el impacto sobre el nivel de glucosa en sangre. La glucosa no es mala, es simplemente el combustible que necesitan el cuerpo para trabajar.

El problema es que, quienes vivimos con diabetes tipo 1 como en mi caso, nuestro cuerpo no produce la suficiente cantidad de insulina como para permitir el ingreso de la glucosa a la célula. Es entonces que debemos controlar el consumo de hidratos de carbono o carbohidratos ya que de esto y de otros factores dependerá el resultado de nuestra glucosa en sangre.

¿Pero, qué alimentos contienen carbohidratos? Prácticamente todos los alimentos (para mi desgracia jajaja) los alimentos como CEREALES, FRUTAS, VERDURAS (en menor medida, LEGUMINOSAS y LÁCTEOS contienen carbohidratos, los productos de origen animal no los contienen (CARNE, POLLO, EMBUTIDOS, ETC).

¿Y qué rayos es exactamente el conteo de carbohidratos?
Es una muy útil herramienta que puede ayudarnos a planear y manejar nuestros alimentos y por lo tanto nuestros niveles de glucosa (azúcar) en sangre.

Aquellas personas que han tenido diabetes por algún tiempo y que conocen el sistema de equivalentes pueden utilizar esta información para manejar y corregir sus niveles de glucosa en sangre después de los alimentos.

Contar porciones de carbohidratos es una forma más sencilla de manejar lo que se va a consumir y ofrece mayor flexibilidad en la selección de los alimentos. Claro que, no hay que olvidar que no sólo hay que tomar en cuenta los carbohidratos, las grasas, proteínas y sales también son importantes. Este sistema de porciones puede ser útil si se come en alguna ocasión fuera de casa.

Una porción de carbohidratos es un alimento que contiene 15 gramos de carbohidratos (aproximadamente y en un sistema por porciones). Por ejemplo, una ración de arroz, una ración de pan, una ración de cereal y una ración de leche equivalen a una porción de carbohidratos.

Tu equipo al cuidado de la salud debe determinar cuántos carbohidratos deberá incluir tu plan de alimentación. Así podrás saber cuántas raciones de carbohidratos incluir en tus comidas.


Como te platiqué, los alimentos que contienen carbohidratos son los que tendrán un efecto en nuestra glucosa en sangre (la elevarán). Esto NO quiere decir que debemos prohibir TODOS los carbohidratos sino que simplemente debemos estar al pendientes de esta elevación y que deberemos controlar la porción de estos alimentos para lograr tener un control preciso.

La cantidad (en gramos o porcentaje) de carbohidratos que debemos consumir depende de varias cosas. Tu médico y nutriólogo deberán trabajar en equipo y decidir qué es lo mejor para ti. Algunos de nosotros optamos por consumir menos carbohidratos y de esta forma nuestro control es más "fino", no porque sea elegante sino porque es más preciso jaja.

La Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en Inglés) utiliza como punto de partida un rango en gramos de 45 a 60 por alimento. Claro que, esto es muy variable y se toman en cuenta muchos otros factores como te comenté y lo ideal sería que nuestro consumo fuera mucho menor. En mis siguientes actualizaciones te presentaré algún material sobre consumo de hidratos de carbono en menores porcentajes y beneficios para la salud y diabetes.

Una vez que tu médigo y nutriólogos hayan determinado el número de gramos que deberás consumir por tiempo de comida, te será más fácil decidir el tamaño de porción por alimento que necesitarás.

¿Cuántos carbohidratos tiene cierto alimento?La lectura de etiquetas es una opción muy sana. Prácticamente todos los alimentos tienen ahora una etiqueta en la parte trasera con la información nutrimental por porción. Consulta http://altoaladiabetes.org/espanol/nutricion-y-recetas/lectura-etiquetas-alimentos.jsp

Así podrás ver si el alimento se ajusta a tus requerimientos por tiempo de comida, si se excede o si puedes ajustar el tamaño de la porción.



Existen otro tipo de herramientas como las que presenta Elena en www.educadies.com que también pueden ayudarte a aprender sobre carbohidratos y que te ayudarán con el conteo.




Recomendaciones.
1. Platica con tu equipo de profesionales al cuidado de tu salud, pregúntales exactamente cuántas porciones (o gramos) de hidratos de carbono debes consumir por tiempo de comida
2. Busca información sobre lectura de etiquetas y conteo de carbohidratos
3. No te preocupes demasiado, esta información es complicada y requiere de algún tiempo ajustarse a ella.

Recuerda que el objetivo principal es mantener las cifras de glucosa dentro de límites considerados en rango (para nosotros y en cada caso de forma individual) y que la alimentación es un buen pilar para comenzar.

25 nov. 2010

Tatuajes y Diabetes...¿se vale?

No es secreto, soy fan de los tatuajes. Pero, ¿cómo hacer para evitar una infección que pudiera además perjudicar el control de mi diabetes? No es tarea sencilla eso te lo puedo asegurar pero es posible siempre y cuando se tomen las precauciones debidas.

Hace tiempo, la revista Diabetes Hoy me hizo el favor de publicar un artículo que escribí sobre este tema que espero te sea útil si estás pensando en hacerte un tatuaje. Aquí copiaré algunas partes de ese texto pero editaré otras, la versión original podrás encontrarla en www.fmdiabetes.org


Recuerda, tu tatuaje (igual que tu diabetes) quedarán en tu cuerpo PARA SIEMPRE así que la decisión que tomes deberá ser bien analizada y deberá tener una muy buena razón de ser.

Diabetes y tatuajes, expresión y control

Símbolos de rebeldía o de libertad, los tatuajes son una forma de vida, pero antes de hacerte uno debes considerar ¡el lugar y la imagen! Vivir con diabetes no significa que no puedas hacerte uno, sólo significa que deberás tener precauciones adicionales a la hora de tatuarte.

Para mi mamá, los tatuajes son algo propio de los piratas, las mujeres de mala vida y los delincuentes. Todavía no sé que haya querido decirme pues pirata seguro no soy jajaja.

Para muchos, decorar la piel es sinónimo de libertad, expresión y juventud y para el resto, los tatuajes no son más que un símbolo de rebeldía. Esto depende de muchas cosas, entre ellas el año en el que naciste. Comprendo que cuando mi mamá era joven esto no era una práctica muy común pero acepto que los tiempos han cambiado. Hay gente a la que le gustan y hay gente que los odia. Esto es TOLERANCIA.

Sea cual sea tu postura sobre los tatuajes, si estás pensando en hacerte uno es importante que sepas cómo va a hacerse y qué debes hacer para prevenir desenlaces que puedan afectar el diseño y en el peor de los casos poner en grave riesgo tu salud.

Antes de tatuarte  Hacerse un tatuaje no es sólo sentarse a que “pinten” tu piel. Requiere de preparación mental y física además de una muy buena planeación pues no querrás tatuar algo que a los pocos meses no te interese. A fin de cuentas el tatuaje quedará en tu piel para siempre así que debe ser algo que tenga gran significado en tu vida.

Los tatuajes son la colocación de tinta en la dermis. El pigmento traza la imagen en la piel gracias a una máquina que se ayuda de una serie de agujas delgadas. A medida que se va "puncionando" la piel se pigmenta, por lo que al sanar la herida la tinta estará bien distribuida y se verá claramente el diseño que elegiste. Es muy importante que quien se tatúe tenga una buena cicatrización o de lo contrario el diseño podría verse muy afectado. 

¿Tatuajes y diabetes? La respuesta es sí y no. Hacerse un tatuaje implica una serie de lesiones importantes en la piel.

Recuerda que algunas de las complicaciones de la diabetes incluyen problemas con la cicatrización.

No deberás olvidar que si vives con diabetes deberás tener un control óptimo antes de hacerte un tatuaje, ya que los niveles elevados de glucosa en sangre pueden dar pie a una infección. En ese caso, pondrías en juego el diseño de tu tatuaje y en grave riesgo tu salud.


Los tatuajes pueden ir en cualquier lugar de tu cuerpo. Sin embargo, si vives con diabetes, hacerte uno en pies y piernas puede ser particularmente peligroso. Antes de tatuarte asegúrate de que el estado de tus pies sea el óptimo y ten en cuenta que si vives con neuropatía no sentirás dolor y si el tatuaje llegara a infectarse pasarías un mal rato. Si es así, no dudes en requerir ayuda médica.


1. Platica con el equipo de profesionales al cuidado de tu salud. Se sincero, explícales lo que quieres hacer en tu piel y tus razones, así podrán ayudarte a mejorar tu manejo glucémico antes de tatuarte. Para mejores resultados se sugiere que los niveles de glucosa en sangre antes y durante el diseño del tatuaje, así como el lapso de cicatrización sean óptimos, es decir, estén dentro de los rangos que tu médico y tú consideran "adecuados". Mi médico no es fan de los tatuajes pero la relación que hemos construído a lo largo de los años nos ha hecho poner estos temas sobre la mesa y platicarlos detalladamente. Asegúrate de tener una buena comunicación con tu médico o acércate con un Educador en Diabetes. 

2. Revisa el lugar. Asegúrate de que el estudio esté limpio y desinfectado pero sobre todo pregunta si el material, equipo y personal cuenta con las certificaciones necesarias que lo acrediten como "seguro". El artista deberá llevar guantes en todo momento y tendrás que constatar que la aguja que utilizará es nueva. Recuerda que vivir con diabetes te hace más propenso a desarrollar infecciones cuando tus niveles de glucosa estén elevados así que este punto es de vital importancia.

3. Tu glucosa. Mide tu glucosa antes de empezar. No querrás tener una hipoglucemia a medio tatuaje y afectar el resultado. Lleva contigo algo de comer en caso de que el diseño vaya a tomar más de tres horas. Pregunta a tu tatuador cuando cotices el tiempo y número de sesiones que cree demorará. 

4. Sigue las instrucciones de cuidado. Es importante que sigas las instrucciones del artista para el cuidado del tatuaje pues la herida permanecerá cubierta y humedecida, esto con el fin de agilizar el proceso de cicatrización. También deberás lavar el área como se te instruya para asegurarte de no desarrollar una infección y evita nadar hasta que no cicatrice la herida. Es importante que contactes a tu médico ante cualquier duda para atender algún proceso infeccioso antes de afectar tu salud.

Algunas personas con diabetes incluso optan por tatuarse algo que los relacione con su estilo de vida o un indicador de que se vive con diabetes. Sin embargo, sea cual sea el diseño que elijas disfruta el proceso y presume con orgullo tu tatuaje en cuanto puedas.

Cabe aclarar que este no es un consejo para que vayas a tatuarte,  es un texto que te será útil en caso de que lo estés ya considerando y quieras evitar dificultades.

¡Saludos coloridos!


15 nov. 2010

Hora de escribir, y despejar: historias del Día Mundial de la Diabetes

Escribía yo en 2011 después de los eventos conmemorativos del Día Mundial de la Diabetes. 

Conmemoramos el Día Mundial de la Diabetes,  los primeros años de la conmemoración seguía yo de forma pasiva el evento. Cumplía con mi trabajo, enviaba fotos, comentaba dos o tres sucesos y no más. Este año, el Día Mundial de la Diabetes fue como mi cumpleaños. Algo que NO quieres festejar porque tienes pocas razones para hacerlo pero que sin duda NO puedes dejar pasar.

En Mérida la situación fue tremendamente interesante y me costó muchas risas, abrazos, enojo y una que otra lágrima.

 La iluminación de edificios emblemáticos fue planeada y solicitada como cada año. Este año para mi sorpresa con diabetes la iluminación pasó de un evento para crear conciencia a un evento partidista que se sintió ofendido porque mi condición de vida lleva el azul como color de alma. 

Los eventos planeados, entregados y sufridos fueron utilizados por personas ajenas a la causa que cumplieron su trabajo según lo indicado pero que no vieron más allá de sus narices partidistas (si, también sus narices son partidistas). Durante los primeros minutos del evento me dediqué a criticar el logo mal empleado, el color ultrajado, los voceros repitiendo estadísticas vanas, pasadas sin razón de ser. Pero el día aún me tenía muchas sorpresas preparadas.

Qué grande fue mi sorpresa al encontrarme frente a frente con un niño de 12 años que conocí en una red social cuando tan solo tenía 10 y su familia tenía una computadora nueva. En algún momento dejé de saber de él pero me quedaba el recuerdo de un niño confundido y atemorizado por un diagnóstico no certero que se conectaba a internet buscando que alguien le dijera "no te preocupes, vas a estar bien". Con el tiempo creí que algo malo había pasado (yo fatalista) y poco a poco me fui olvidando hasta ayer que la vida me dio la cachetada con guante blanco y lo encontré frente a mi pidiendo información y una revista. A los pocos minutos nos reconocimos y llamamos por nuestros nombres "falsos de internet" y nos abrazamos y reímos.

Me di cuenta de que había iniciado el día olvidándome del propósito de la campaña mundial que no es otro sino ALZAR LA VOZ POR LA DIABETES. Y nadie salvo nosotros que vivimos con ella, que lloramos, que nos cansamos, que la odiamos aveces porque no es divertida, que nos preocupamos porque nuestros hijos tengan una infancia más feliz a la nuestra, que la pagamos, que la maldecimos podemos alzarla lo suficiente.

¿Si se cambiaron vidas? La mía cambia cada año, con cada glucosa, con cada día mundial, con cada niño, con cada video, con cada red social dedicada a la diabetes. No necesito del Día Mundial para cambiarla ni para tener ganas de cambiar la de alguien más. Está en mi naturaleza, está en mi diabetes.

Mi cumpleaños, o día mundialista me acerca a gente valiosa y valiente que de otra forma jamás habría conocido. Me acerca a la familia Ferrer que vive en Orlando y que son papás de un chico que se convertirá en el mejor beisbolista  con diabetes tipo 1, me acerca a Manny que vive en California, me acerca a Carola que vive en Bogotá y que anda en motocicleta y le gustan los tatuajes, me acerca a Juan que agradece cuando su hija le pidió que no muriera y que cuidara su diabetes, me acercó a Claudia en Argentina que se empodera por su esposo y por personas de la tercera edad que necesitan ayuda, a Luana en Brasil,  a Uli y Alina que demuestran que se puede viajar por el mundo en bicicleta y amar los paisajes con diabetes en la maleta y a tanta gente que no cabe en esta lista. Me acercó a la mamá de tres niños con diabetes que me da lecciones de paciencia y felicidad a pesar de las piedras en el camino. Me acercó a Sara que despierta cada madrugada pidiendo por su hijo y midiendo su glucosa. Me acercó a ti que me has dejado un recuerdo perene y una marca de por vida.

¿Alzar la voz? 

Pero se perdió ese mensaje en algún momento. Si lo pintan, no lo pintan, si se aprovechan del trabajo sabiendo o sin saber. Eso no importa. Lo que importa es que todos ellos llevaron una anécdota a casa que ayudará a que nosotros vivamos para siempre y para que la diabetes salga de las sombras.



6 nov. 2010

Reseña Medidor Portátil

Un día hace no mucho, alguien vio que como siempre estaba yo quejándome por algo y se le ocurrió sugerirme escribir mis quejas. Fue el día que nació dulcesitosparami. Con el tiempo empecé a quejarme más y más y me di cuenta de que mis quejas si tenían razón de ser y que en realidad mucha gente como yo, que vive con diabetes, se queja de lo mismo. Asi que con el tiempo, este espacio fue siendo más "útil". Ahora me voy a quejar de un medidor. No, en realidad no voy a quejarme pero si voy a platicarles de él.

Durante el verano en mi visita al Distrito Federal alguien me obsequió un medidor que venía envuelto en tanto plástico que no pude verlo bien. Al principio dije "bah, otro medidor" y lo guardé en un cajoncito.
Soy muy sincera (demasiaaaadooo dice mi mamá) y el medidorcito en cuestión permaneció MUCHO pero mucho tiempo olvidado en aquél cajoncito (sí, me gusta hablar en diminutivos).
Un buen día,después de medir mi glucosa en sangre 12 veces como generalmente acostumbro, me di cuenta de que YA NO TENÍA NI UNA SOLA TIRA y claro, para mi sorpresa (bueno, ni tanta sorpresa) no tenía tampoco UN SOLO PESO. Osea, comprar tiras era imposible.
Supuse que en algún lugar debía tener alguna tira o de perdis un ketoalgo (tiras en orina) o algo!!!! Así que deshice la casa y busqué por doquier hasta que me topé con "MEDIDORCITO".




Medidorcito resultó llamarse Sidekick. Primero vi el empaque, revisé fecha de caducidad y al estar todo en orden decidí abrirlo.

1. NO PODRÁS ROBARLO NUNCA: Sidekick viene en un empaque plastificado, lo cual quiere decir, olvídate de la caja. En mi exigente opinión eso me pareció fantástico. No es otro medidor que viene en otra caja igual. Es un medidorcito que viene plastificado y que puedes ver antes de comprarlo. Por otro lado, abrirlo es un verdadero pe..o. Si no tienes tijeras, olvídate de abrir el empaque de sidekick.



2. TODO INCLUIDO: Medidorcito es un pequeño bote, como podrás ver en la imágen, que puedes prácticamente guardar "donde sea". Adentro del bote encontrarás las tiras reactivas y en la tapa del bote podrás colocarla y hacer la prueba. El resultado se muestra en la tapa del bote. ¿NO ES ESO GENIAL? ¡TODO EN UN MISMO BOTE! En ese momento yo todavía extrañaba mi viejo medidor, pero medidorcito estaba dándome buenas lecciones de vida.



Medidorcito, osea, Sidekick, no necesita de una gota kilometrica de sangre, necesita una muestra pequeña y el resultado será mostrado en pantalla en menos de 10 segundos. El bote trae 50 tiras reactivas, osea que duraría cerca de una semana si vives con diabetes tipo 1 y estás en terapia intensificada como la mía, o como la de Elena.

3. ¿Y EL LANCETERO? Resulta que, si es el primer medidor de glucosa que tienes, tremenda sorpresa vas a llevarte cuando lo abras y veas que NO hay lancetero. Ni lancetas. Si ya has tenido otros 20 medidores, podrás utilizar cualquiera. Querido medidorcito; dile a tus creadores que junto a ti vendan un lancetero, algo lindo y chiquito como tú, o que incluyan en tu hermosa caja ultra plastificada un letrero donde diga dónde rayos conseguir un lancetero. En México, me parece que el laboratorio que distribuye el medidor cuenta ya con lanceteros. Pero esta información tendremos que verificarla. Claro que, cuando muchos de nosotros fuimos diagnosticados, no existían los lanceteros y picábamos los dedos con lancetas, contando del uno al tres, uno, dos, tres, auuuch! Así que, de que se puede medir sin lancetero, se puede.



4. OPINIONES VARIAS: Cuando publiqué la foto de "medidorcito" alguien me contó (sí, esto es un gran chisme) que obtuvo uno como "llavero" pero que al cargarlo como tal el bote se abría y las tiras salían volando por todos lados. Eso podría arreglarse, traerlo de llavero sería maravilloso sobre todo si eres mujer y en tu bolsa traes tantas cosas que encontrar cosas lleva tiempo.

5. DISCRETO:
La bolsita de Sidekick es pequeña y negra, y al menos, en mi caso pude guardarlo en todos lados. Bien por el diseño de la bolsita.



6. ¿DÓNDE DEMONIOS LO VENDEN?: Al terminar mi botecito con 50 tiras dejé de llamarlo "medidorcito" de cariño y lo llamé por su nombre completo como mamá enojada "oyeme tú Side Kick de laboratorio Sana-Sana" resulta que cuando terminé con mis 50 tiras quise seguir usándolo y fui a no una, sino a veinte farmacias yucatecas distintas para darme cuenta de que NO HAY SIDEKICK EN MÉRIDA. Me pregunto si habrá en otros estados o en otras farmacias. Mi amigo Edgar se encariñó tanto con Sidekick que todavía no lo ha tirado. Porque han de saber que lo más importante de este medidor es que es DESECHABLE. Así como se lee, una vez que te terminas tus 50 tiras, lo tiras a la basura. Yo tampoco he podido tirarlo. Ahora sirve para guardar monedas jajajja.

Gracias a una foto que puse en mi Facebook, alguien se tomó la molestia de dirigirme hacia este link http://industriassanasana.com/zencart/index.php?main_page=index&cPath=1&zenid=ps0o1poap9782e5rt4dqns82e2

Si vives en México parece que es la forma más sencilla de adquirirlo.

7. COSTO: Este medidor cuesta según la página $349.95 no es mucho más caro ni mucho más barato.




Quedé muy contenta con medidorcito. A mi no se me dan las compras en línea, sobre todo porque cuando voy a la farmacia una vez por semana aprovecho para comprar TODO. Ojalá hubiera medidores como este en el supermercado para que cuando estuvieramos comprando verduras pudiera decirle a mi esposo: ay, traete un medidorcito y un litro de leche. jejeje.