Quiero ser flaca .com

Fecha: 10 de Octubre 2013
Revisado y actualizado el 4 de enero de 2016

Este texto lo escribí hace tiempo para la amable revista Diabetes Hoy de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C cuando todavía me querían como colaboradora jaja. Les dejo el texto original que escribí en ese entonces. Recuerden que las revistas anteriores pueden comprarlas en las oficinitas de la FMD en la colonia Roma. Hoy les presento.



Quiero ser flaca.com
Seguramente has escuchado sobre esas dietas milagrosas y sobre todo mágicas que te ayudarán a bajar medidas y tallas en el transcurso de una semana. ¿En verdad podría eso ser algo que te haga realmente feliz? ¿Has soñado con reír a carcajadas y mejorar tu entorno laboral y familiar al pesarte y descubrir que has bajado "mágicamente" de peso? Médicamente, un plan de alimentación no es aquél que te hará lucir apto para vestir un traje para “belly dance” sino aquél que cumpla con tus requerimientos individuales y que te ayude a alcanzar o mantener un peso adecuado.  La publicidad en televisión no siempre es adecuada. Sitios que te invitan a ser “flaca” deberán ser revisados cuidadosamente. Recuerda que no existen los planes de alimentación “generales” sino que cada individuo necesita un plan de alimentación distinto que cumpla  con ciertos requisitos entre los cuales se encuentra el número de kilocalorías a consumir por día. Aquellos planes de alimentación diseñados para bajar rápidamente de peso pueden conllevar a una ganancia de peso posterior. El cuerpo humano está diseñado de forma tal que al recibir menor cantidad de nutrientes se preparará invariablemente para un periodo de  “ayuno” prolongado y esto hará que acumules grasa. De acuerdo con nutriólogos expertos y colaboradores de la revista para la que fue escrito este texto originalmente, los planes de alimentación saludables son aquellos que te ayudarán a reducir 500 gramos de peso por semana. Un plan de alimentación saludable puede ser tan sencillo como una alimentación reducida en grasas, con un control estricto en los hidratos de carbono y otros detalles. Después de un par de semanas siguiendo estas sencillas recomendaciones podrás ver la “magia”. Aquellos planes de alimentación que emplean términos como “flaca” en vez de “saludable” pueden dar pie a trastornos de la conducta alimentaria. Ya hemos platicado al respecto y no es algo con lo que querramos jugar. 

Recordemos que un trastorno de la conducta alimentaria implica más que simplemente seguir un plan de alimentación o realizar actividad física con base diaria. El trastorno se refiere a comportamientos extremos como dietas que nunca terminan y que cada vez que se vuelven más estrictas o personas que dejan de ver a sus  conocidos y amigos porque creen que es más urgente salir a correr para bajar la tortilla que se comieron en el desayuno. Por supuesto que los expertos psicólogos y psiquiatras que trabajaron arduamente en el DSM-V no estarían de acuerdo con estros criterios diagnósticos pero seamos francos. Aplican bien a los contextos que vivimos.

Así que, si crees que encontrarás la magia en una receta para verte como “bailarina exótica” en internet, toma en cuenta los siguientes consejos y detente a analizar.
  1. ¿Quiénes son los expertos? Cuidado con las leyendas “recomendado por nutriólogos” sobre todo si en la página no encuentras los datos de estos “expertos”. Los sitios confiables son aquellos que indican la bilbiografía de los textos publicados y los nombres y grados académicos de los autores expertos.
    1. ¿Cuál es el objetivo del sitio? Analiza detenidamente. ¿El sitio tiene el objetivo de proporcionarte un plan de alimentación adecuado? O ¿quiere venderte algún suplemento? Si el plan de alimentación viene acompañado por algún suplemento, vitaminas u otros, es siempre imprescindible consultarlo con un profesional de la salud.
      1. ¿Flaca (o) o saludable? Recuerda que cada individuo tiene necesidades específicas. El peso saludable no siempre es el que te hará lucir flaco (a). No te dejes llevar por modas. Acércate a un licenciado en nutrición para ver cuál sería tu peso ideal y para llevar un plan de alimentación y actividad  física que te ayude a mantenerlo.
      Es importante volvernos selectivos en la información que leemos y estudiamos en la red. No hay información escrita que sustituya el consejo médico, lo que se publica en este blog y en muchas otras fuentes sólo debe ser empleado como complemento a la información formal recibida por un equipo de profesionales sanitarios. 


      0