Dexcom

Avisos para mi salud mental

¿Y tú?

¿Quién quieres ser?

Dulcesitos para mi

Información sobre diabetes

Monitoreo tipo flash

Descubre de qué se trata

14 nov. 2013

Día Mundial de la Diabetes 2013



Te apuesto una dona a que seguramente ya has leido por todos lados que habrá una serie de eventos para conmemorar el Día Mundial de la Diabetes y en todos lados. Seguro viste en las noticias (a diferencia de otros años) el escándalo que está causando el tema y el ruido que se hace alrededor de este día. ¿Pero, en realidad sabes de qué se trata todo esto y qué hay detrás de los eventos?
De acuerdo a los últimos datos de la Federación Internacional de Diabetes, hay ya más de 366 millones de personas con diabetes en el mundo. Se espera que esta cifra en vez de disminuir vaya en aumento al pasar los años. A mi francamente me parece una cifra alarmante si tomamos en cuenta que cerca de 90% de esos casos son diabetes tipo 2.  Esa diabetes de la que me quejo amargamente porque quizá pudo haberse evitado.
Sin duda es momento de cambiar nuestra forma de vida y optar por estilos de vida más saludables para de alguna forma poner un alto al tipo de diabetes que podemos evitar (la diabetes tipo 2).
Al detenerse a analizar todas estas estadísticas de miedo fue que surgió la necesidad de adoptar un día del año para alzar la voz y hacer a las autoridades y al resto de la población darse cuenta de que la diabetes ¡ES ALGO SERIO! Quienes vivimos con diabetes tipo 1 tenemos el derecho a estar informados y a poder tener acceso a muy buenos tratamientos, quienes viven con diabetes tipo 2 además pudieron haberla prevenido de haber seguido estilos de vida más saludables. ¡DE VERDAD!

Entonces, la Federación Internacional de Diabetes decidió hacer del 14 de noviembre un día oficial; DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES. La fecha fue elegida así porque ese día nació un amable médico canadiense de nombre Frederick Banting a quien debemos agradecerle (y agradecerle muuucho) el descubrimiento de la insulina en 1921 junto con Charles Best y ayuda de un reconocido profesor de nombre MacLeod. (ese es un chisme muy largo que ya les conté en mi capítulo de la historia de la insulina).

En 2007, este día fue reconocido de forma oficial por la Organización de las Naciones Unidas. Cada año, la Federación Internacional de Diabetes elige un tema para la campaña mundial.  En 2005 el tema de la campaña fue Diabetes y Cuidado de los pies, en 2006 fue sobre Diabetes en Poblaciones Vulnerables y Desfavorecidas, para el periodo  2007- 2008 el tema central fue Diabetes en Niños y Adolescentes y para el periodo de 2009 a 2013 se ha elegido Educación en Diabetes y Prevención.  Hoy sabemos que la Educación en Diabetes puede hacer que una persona que vive con diabetes pueda tomar el control de su padecimiento, pueda tomar decisiones informadas y sobre todo pueda tener una excelente calidad de vida. Ahora nuestra tarea es difundir esta información.

Como menciona la FID, no hacer nada NO es una opción. Debemos empezar por nosotros y proteger nuestro futuro.

feliz cumple Banting

12 nov. 2013

Segunda parte. No creas todo lo que lees.

oductos “naturales”:
No te dejes engañar por este término. En algunos productos milagro, el término natural nos hacer creer que el producto es inofensivo y que es más seguro que algunos productos farmacéuticos probados. Algunos productos naturales pueden utilizarse como complemento al tratamiento de la diabetes, sin embargo, recuerda no utilizar ningún complemento sin la previa autorización de tu médico.

6.    Productos que se ofrecen en correos masivos:
Evidentemente, debemos tener cuidado con las fuentes que visitamos y los correos que recibimos en los que nos ofrecen curas y medicamentos para la diabetes. Hoy por hoy sabemos que los grandes laboratorios raras veces ofrecen sus productos por correo electrónico y cuando lo hacen lo hacen por medio de páginas fiables y otras fuentes fidedignas. Algunos correos electrónicos aparecen con maravillosas ofertas y productos para distintos padecimientos, es mejor en todo caso acudir a una farmacia de cadena para comprar un producto de buena calidad.

7.    Tratamientos milagrosos :
Los productos que incluyan en sus leyendas frases como “cura milagrosa”, “”producto único”, “nuevo descubrimiento” resultan muy sospechosos. Si un medicamento fuese una cura real para un padecimiento serio como la diabetes, entonces sería anunciado en grandes medios, es decir, en revistas médicas, televisión y sería generalmente recetado por médicos especialistas. Estos productos sospechosos generalmente puedes encontrarlos en revistas o periódicos de poca circulación, o de chismes o en páginas web como promociones.

11 nov. 2013

La hermosa, esplendorosa y magnífica pero delicada insulina. Cuidando de ella para que nos cuide.


Cada uno de nuestros medicamentos necesarios para el control de nuestra diabetes requiere de cuidados y formas de almacenamiento específicas. Es muy importante tener esto en mente si utilizamos insulina. La insulina no es una cháchara más que podamos almacenar cómo y dónde sea. Noooo, es  una princesa que requiere ser tratada como tal. Sí así como lees, debemos consentirla y acomodarla donde máaas le gusta....aquí algunos consejos que ya había publicado en la revista de la FMD pero que ahora pasan a este amable blog.
Almacenamiento de la insulina

Es importante que sepas que la insulina puede perder eficacia si no es almacenada de forma adecuada. Generalmente la insulina debe guardarse en el refrigerador cuando no la hemos abierto (entre 2 y 8 ºC). Coloca los frascos o los cartuchos en el área destinada a la leche, el yogurt o las verduras. Asegúrate de que tu insulina no se caiga o se congele.

Cuando ya empezaste a utilizar un frasco puedes guardarlo en un cajón de tu buró, recordando siempre que la insulina deberá permanecer a una temperatura menor a los 25 ºC por lo que si vives en una zona donde el clima sea muy caluroso, quizá prefieras guardarla todo el tiempo en el refrigerador.
Cuando vivía yo en el lejano pueblo yucateco esto era todo un tema. Al vivir en la ciudad acostumbraba guardar la insulina en un cajón de mi recámara una vez abierta. Claro queee, en la Ciudad de México mi habitación jamás llegaba a 40 grados centígrados. En Mérida la historia era otra, tenía que dejar la insulina en el refrigerador sin importar qué....con su precaución especial de revisar bien la temperatura de mi refri.
También es importante evitar exponer la insulina directamente a la luz del sol. Los gabinetes del cuarto de baño no son la mejor opción debido a que la temperatura varía mucho: se eleva durante el baño y desciende posteriormente. Eso depende de la temperatura a la que te bañes claro está pero aún así, no suena útil.

La insulina puede permanecer a temperatura ambiente (sin refrigeración) hasta por 30 días. (recuerda, siempre y cuando no vivas en el desierto, o en Mérida)  Después de este tiempo debemos utilizar un nuevo frasco sin importar cuánta insulina nos ha quedado. Utilizar la insulina de un frasco por no más de 30 días garantiza la efectividad de tu medicamento. Algunas personas prefieren la presentación de cartuchos sobre todo si utilizan poca insulina. De esta forma se desperdiciará menos insulina al tener que cambiar el frasco o cartucho después de 30 días.
Apariencia de la insulina

Las insulinas ultrarrápidas como lispro, aspart y glulisina (Humalog ®, Novorapid ® y Shorant ®), rápida, regular o R (Humulin R®, Novolin R® ) y de acción prolongada como glargina o detemir (Lantus® y Levemir®) , son cristalinas, totalmente transparentes. No deben verse turbias, amarillentas o tener partículas flotantes.

Las insulinas intermedias o NPH (Humulin N®, Novolin N®) y las mezclas (Humalog mix 25®, Humulin 70/30®, Novomix 30® y Novolin 70/30® tienen un aspecto lechoso y cuando están en reposo en los frascos debe apreciarse claramente una separación: en la parte de abajo observarás una sustancia blanca, más densa y en la parte de arriba son cristalinas sin partículas flotando o pegadas a las paredes del frasco. Cuando las rotes en tus manos para mezclarlas antes de inyectarte la insulina debe quedar una sustancia uniforme, sin grumos o burbujas. Si notas algún cambio de color o apariencia en la insulina, desecha el frasco o cartucho y adquiere uno nuevo.

Datos importantes de la insulina

Cuando recojas la insulina en la clínica o la adquieras en la farmacia debes revisar algunos detalles: Fecha de caducidad. Asegúrate de que la insulina no haya caducado o esté próxima a hacerlo. Si es así pide que se te entregue otra cajita. Te sugerimos que hagas esta revisión estando en la farmacia pues algunas tienen la política de no cambiar medicamentos una vez que han sido cobrados y entregados (sobre todo aquellas farmacias que tienen envío a domicilio).

Una vez en casa guarda la insulina en un lugar adecuado y lee las instrucciones. Nunca está de más leer las indicaciones adicionales y los comentarios que tienen los laboratorios sobre su producto.
Consejos para los viajes

Cuando viajes por carretera o cuando vayas a lugares calurosos puedes guardar tu insulina en una pequeña hielera o nevera portátil. También puedes usar una caja de material aislante (corcho) que conserva la temperatura. Existen productos especiales para transportar insulina en caso de que vayas a realizar un viaje largo. Actualmente también contamos con dispositivos tipo pluma que te permiten proteger tu insulina de las altas temperaturas y traerla siempre contigo.

Es muy importante darnos cuenta de la importancia de mantener a la insulina en buen estado. En este caso podemos decir que su cuidado es de vida o muerte. Suena dramatiquísimo sí, pero así es y ni modo.

Referencias consultadas:




Decálogo de los productos milagro, algunos puntos que hay que debatir.

No deja de estar de moda el intentar emplear productos naturales para el cuidado de varios padecimientos. Sin embargo, debes saber que NO todo lo natural es efectivo. De hecho siempre hemos sabido que los tratamientos médicos (a diferencia de la mayoría de los productos naturales) han pasado por protocolos de investigación que validan su efectividad en diferentes padecimientos.

Hace tiempo colaboré en la creación de un decálogo de productos milagro que fue publicado en las herramientas de comunicación de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. Aquí les comparto algunos de los puntos (no todos pues por supuesto se les invita a comprar la revista impresa con el artículo de dicho decálogo). Además, no he compartido el texto íntegro pues  me siento en la libertad de comentarlo amplia y quejumborsamente (como siempre) en este que es mi espacio personal y que está para compartir algunas cosas contigo. 


Un producto que hace todo:

Desconfía de productos que dicen curar un gran rango de padecimientos serios y que no tienen relación alguna entre sí, por ejemplo aquellos productos que dicen curar el cáncer y la diabetes. Hasta la fecha no existe un producto que trate TODOS los padecimientos y condiciones y peor aún, hasta la fecha NO hay un tratamiento que CURE la diabetes sin embargo hay tratamientos muy eficaces que nos ayudan a tener una buena calidad de vida.

Yo desconfío de todo lo que prometa cura o control de los niveles de glucosa en sangre. Ya hemos visto que lo que tenemos a la mano y que ha sido recomendado por nuestro equipo de profesionales al cuidado de la salud es lo que realmente funciona. Ya antes les he platicado sobre algunos complementos naturales y he insistido que como su nombre lo indica son precisamente eso: complementos. No debemos reemplazar nuestro tratamiento por ninguno de ellos aunque "el vecino, el compadre y la hija del chofer del autobús" aseguren que sus niveles de glucosa han mejorado considerablemente.

  Testimonios personales: Los testimonios personales son difíciles de comprobar. Con frecuencia estos son casos personales que han sido transmitidos de persona a persona. Un testimonio de este tipo generalmente es inventado. Además, no hay forma de comprobar si es verdad o mentira ya que en ocasiones se omiten datos como el nombre del paciente. 

¿De verdad existen esas personas? Si alguien indica que un medidor de glucosa es mejor que otro porque el dispositivo puncionador es más cómodo quizá podría creerlo pero...alguien que dijo que gracias a X fármaco natural redujo su índice de masa corporal sin que nos platique si hizo ejercicio o alguna dieta infrahumana es poco creíble. ¿no?


    Soluciones rápidas:
Desconfía de aquellos productos que indican que pueden curar rápidamente, sobre todo cuando de padecimientos serios y crónicos se trata. Aún con tratamientos probados, pocos padecimientos pueden tratarse con esa velocidad. Ten precaución con los productos que digan “en poco tiempo, en pocos días”. Es común que este tipo de productos utilice lenguaje ambiguo para librarse de batallas legales.

    Productos “naturales”:
No te dejes engañar por este término. En algunos productos milagro, el término natural nos hacer creer que el producto es inofensivo y que es más seguro que algunos productos farmacéuticos probados. Algunos productos naturales pueden utilizarse como complemento al tratamiento de la diabetes, sin embargo, recuerda no utilizar ningún complemento sin la previa autorización de tu médico.

    Productos que se ofrecen en correos masivos:
Evidentemente, debemos tener cuidado con las fuentes que visitamos y los correos que recibimos en los que nos ofrecen curas y medicamentos para la diabetes. Hoy por hoy sabemos que los grandes laboratorios raras veces ofrecen sus productos por correo electrónico y cuando lo hacen lo hacen por medio de páginas fiables y otras fuentes fidedignas. Algunos correos electrónicos aparecen con maravillosas ofertas y productos para distintos padecimientos, es mejor en todo caso acudir a una farmacia de cadena para comprar un producto de buena calidad.

    Tratamientos milagrosos :

Los productos que incluyan en sus leyendas frases como “cura milagrosa”, “”producto único”, “nuevo descubrimiento” resultan muy sospechosos. Si un medicamento fuese una cura real para un padecimiento serio como la diabetes, entonces sería anunciado en grandes medios, es decir, en revistas médicas, televisión y sería generalmente recetado por médicos especialistas. Estos productos sospechosos generalmente puedes encontrarlos en revistas o periódicos de poca circulación, o de chismes o en páginas web como promociones.





Y qué...

Felicidades a mi queridísimo glucolega (autor intelectual de ese maravilloso término) por su página que no deja de sorprenderme. http://midiabetes.cl/

Hoy más sorprendida que nunca veo un spot publicitario en su página. No pude dejar de aplaudir la iniciativa de ese laboratorio que tuvo la sensatez para escuchar a quienes han sido afectados por la diabetes para usarlo en sus mensajes de comunicación. El spot se cuenta sólo. No hay necesidad de explicar. Ojalá muchos siguieran su ejemplo. Felicidades Roche Chile....



8 nov. 2013

Del burnout que propuso Polonsky y de estar hasta el gorro.


Publicado en la Revista Diabetes Hoy para pacientes sept-oct 2008.



Leyendo varias revistas y sitios en internet sobre el control de la diabetes encontré el término Diabetes Burnout. Se trata de un nuevo concepto de psicología para entender mejor el proceso en el que una persona, después de esforzarse por solucionar un problema crónico, se desgasta. Al final poco a poco pierde la fuerza para aguantar el estrés y desatiende sus intereses en la vida, sus contactos con la familia y con otra gente.


¿Te quema la diabetes?


Cuando vivimos con diabetes necesitamos controlar una condición de manera permanente, debemos encontrar soluciones y nuestra búsqueda nunca termina. A veces, incluso, parece que no llegamos a esas ansiadas soluciones. Este pensamiento constante de cuidado que a muchos nos inunda puede “quemarnos”

Ante el desánimo viene el problema real: comenzamos a perder interés y requerimos de mucho tiempo para sobreponernos y retomar las riendas de nuestra salud en general y nuestra diabetes. En algunos sitios web y textos especializados en diabetes se dice que este proceso es muy similar al de la depresión así que hay que conocer sobre él y tener las precauciones debidas.

¿Qué haces con esos días en los que por todos los medios te esfuerzas para encontrar soluciones que te ayuden (nuevos tratamiento, consejos del equipo de diabetes, educación en diabetes) y sin embargo no consigues tres o cuatro glucemias cercanos a los objetivos marcados con tu médico?

Vivir con diabetes puede resultar cansado y sobre todo muy estresante. Quienes llevados con ella muchos años sabemos que en ocasiones resulta angustiante preocuparse las 24 horas del día los 365 días del año para conseguir cifras óptimas de glucosa con el objetivo de evitar complicaciones. Si te sientes muy cansado, triste, frustrado y desanimado porque a pesar de que pones atención día y noche no conseguiste un buen control entonces quizá te encuentras bajo el Burn-out y necesites ayuda del equipo de profesionales al cuidado de la salud.

Cada cosa en su lugar

Te quiero decir que la vida no es sólo la diabetes, hay mucho más. La vida tampoco se restringe al cuidado de la salud, De hecho para esa tan ansiada salud necesitamos una gran gama de elementos como alegría, amistades, ánimo, aventura, ocio, emoción y entusiasmo.

Aqui algunos consejos para “refrescarte”

1. Reconoce la variabilidad de la glucosa en sangre. No se trata de una línea rectan pues responde a razones conocidas como la alimentación o el estrés. Sin embargo, quienes vivimos con diabetes sabemos que en ocasiones la glucosa subirá sin causa aparente. Esto puede desanimarnos mucho sobre todo si llevamos una bitácora llena de buenos resultados. Si de vez en cuando tu glucosa se dispara trata de encontrar la causa. Si de plano no la encuentras, acuérdate que puede subir sin razón y mejor busca la manera de solucionarlo.

2. Si diste lo mejor de ti y de cualquier forma no funcionó, es momento entonces de platicar con tu equipo al cuidado de la salud para hacer ajustes. Piensa que no has fracasado, simplemente la diabetes requiere de mucho trabajo y en ocasiones no lograremos nuestros objetivos.

3. Detente a pensar si ya has caído en el “burn-out”: Si ya conseguiste tus metas y te queda fuerza para intentar tratamientos más exigentes hazlo. Si sientes que estás ya cansado y que has invertido el máximo esfuerzo entonces es tiempo de relajarse y mantener el control como lo llevas. Recuerda que para evitar sentirnos desanimados y totalmente quemados es importante tomarnos el tiempo para analizar y ver si tenemos algún síntoma de “burn-out” o depresión.

4. Platica con los policías de tu diabetes. Son aquellas personas cercanas a ti que saben que vives con diabetes y que parecen vigilar tu comportamiento todo el tiempo, estar bajo la lupa puede ser ¡muy estresante!  Generalmente, los policías de la diabetes son nuestras mamás, esposos, hijos y amigos cercanos. Platica con ellos, la comunicación es la mejor estrategia en este caso. No olvides que lo hacen por tu bien y deja en claro que pedirás ayuda cuando la necesites.
5. Establece metas realistas. Sólo platicando con tus médicos podrán ver cuál es la meta idónea para ti. De esta forma podrán ver qué niveles de glucosa puedes alcanzar sin sufrir riesgo de complicaciones y sin torturarte demasiado. Recuerda, cuando sientas que estás demasiado agobiado, irritable, triste y frustrado platica con ellos y analicen tus objetivos. Quizá puedan realizar cambios o trazar una mejor estrategia para lograrlos sin afectar tu salud mental.

Recuerda que la diabetes es una condición crónica, con esto podemos entender que no sólo afectará a nuestro cuerpo si no la cuidamos adecuadamente sino que también podrá afectar nuestra mente. Debemos vigilarla para tener una buena calidad de vida y evitar que el agobio, la frustración, la depresión, el cansancio excesivo nos alejen una existencia plena.


Fuentes:



6 nov. 2013

Cuidemos nuestros pies. #Hedicho

Sí bueno, ya leimos por todos lados, cuida tus ojos, tu glucosa, tus heridas, tus dosis, tu botiquín pero jamás olvidemos los pieeeeeeeeeeees. Aunque los pies son algo que en lo personal no me gusta mostrar (son feos mis pies, de verdad que sí) siempre los reviso en la mañana y por las noches antes de colocar el calcetín especial para dormir (ajá, uso unos especiales, no se burlen)

El cuidado de los pies debe ser un hábito de rutina en quienes vivimos con diabetes. El pie diabético es sin duda una de las complicaciones más atemorizantes que puede tener una diabetes mal cuidada, las peores fotos de complicaciones las encuentro en el facebook de mis amigos médicos y en los congresos intentando asustar pacientes con mal control. ¿Y saben qué? En lo personal me asustan muchísimo....aquí algunas recomendaciones para todos.

La complicación de la diabetes conocida como “pie diabético” empieza con una llaga o herida abierta. En las personas con diabetes, es muy importante el control glucémico (control de azúcar en la sangre) ya que al tener niveles de glucosa elevados por periodos largos de tiempo la cicatrización se ve afectada. Por ello, al herirse o cortarse un pie, la persona carece de sensibilidad y la herida además de tardar más tiempo en cicatrizar se infectará a gran velocidad.
Ustedes no están para saberlo, ni  yo para contarlo, pero alguna vez en la lejana Mérida conocí a alguien que había cortado su dedo del pie sin querer. Se cayó una herramienta de siembra sobre su pie y claro, no se enteró hasta que había mucha sangre y eso ya era una infección tremenda. La consecuencia de la herida, la falta de higiene y la falta de control en sus niveles de glucosa fueron desastrozas.

La diabetes es la principal causa de amputaciones no traumáticas de extremidades inferiores y aproximadamente entre 14 y 24 por ciento de los pacientes con diabetes que tienen una úlcera en el pie sufren una amputación. No obstante, las investigaciones han demostrado que es posible evitar la aparición de una úlcera en el pie. Aquí te diré en resumidas cuentas cómo. Verás que no es terriblemente complejo, sólo hay que leer detenidamente e intentar seguir los consejos. De veras....

1. El cuidado de la glucosa en sangre: El primer paso para evitar esta y otras complicaciones es el control de la glucosa sanguínea. Sabemos bien que los niveles de glucosa recomendados son entre 70 y 120 mg/dl así que nuestro objetivo deberá ser mantener estas cifras. Platica con tu equipo al cuidado de la salud para que puedan orientarte y ayudarte a cumplir tu objetivo. Recuerda que el objetivo es personalizable, es decir, no todos somos iguales ¿verdad? así que cada uno de nosotros podrá platicar y establecer un plan de trabajo muuuy personalizado.

2. El cuidado general de los pies: Los siguientes son puntos que no deberás olvidar realizar todos los días para asegurarte de tener unos pies saludables.

a) Lava todos los días tus pies con jabón neutro, el olor es importante, neutralicémoslo. No, ya hablando enserio, lavarlos nos ayuda a mantenerlos en un estado óptimo. Muy limpios evitaremos infecciones, hongos y bacterias.

b) Asegúrate de que la temperatura del agua sea la adecuada para no quemarte y ocasionarte alguna herida. ¿Suena exagerado verdad? Lo es un poco pero si tomas en cuenta que algunas complicaciones como la neuropatía diabética restarán sensibilidad en los pies mejor optemos por meter primero la mano para regular la temperatura.

c) Seca tus pies perfectamente. Asegúrate de secar entre los dedos ya que ahí se acumula humedad y puede dar lugar a infecciones por hongos.

d) Mantén tus pies hidratados. Puedes utilizar cremas pero recuerda no aplicarlas entre los dedos de los pies para evitar la humedad excesiva en esa zona. ¿Cuál es la mejor crema? En realidad las cremas comerciales son buenas, lubriderm (que no paga comercial en este espacio) y otras son muy útiles. Recuerda siempre preguntar a tu equipo de profesionales al cuidado de la salud si tienes dudas.

e) Revisa tus zapatos antes de ponértelos. Es importante revisar que tus zapatos no tengan bordes u algo que pudiera lastimar tus pies. También los calcetines deberán ser los adecuados. Evita calcetines y zapatos apretados ya que estos pueden afectar la circulación de tus extremidades. Suena mentira pero, alguien que tiene en casa un niño de 7 años puede llegar a encontrar hasta figuras de lego en sus zapatos. No, no me han contado, me ha pasado. Mejor primero revisar.

3. La revisión de los pies: Es muy importante que revises tus pies todos los días a la hora del baño.

Si observars una herida, busca atención médica de inmediato. Es muy importante que consultes a tu equipo al cuidado de la salud. Ellos te recomendarán un podólogo que sepa sobre el cuidado de los pies en personas con diabetes.

El principal objetivo del tratamiento de las úlceras en el pie es lograr la cicatrización tan pronto como sea posible. Cuanto más rápida sea la cicatrización, menor será la probabilidad de infección.

Es importante que revises la sensibilidad de tus pies, si notas algún cambio comunícate con tu médico para que pueda orientarte.

Tus pies deben sentirse de la misma temperatura en todas partes, no deben existir zonas o puntos calientes o fríos. Tampoco debes sentir hinchazón o dolor en ninguna zona de tus pies.

4. Cuándo llamar al médico: Deberás comunicarte con tu equipo al cuidado de la salud si notas que en tus pies hay ampollas, heridas, grietas, cambios de color, cambios de temperatura,

Recuerda que las complicaciones de la diabetes pueden prevenirse si seguimos el tratamiento médico que nos han designado. El control de la glucosa en sangre nos ayudará a reducir las posibilidades de tener cualquier complicación, incluyendo aquellas en los pies. Hoy en día contamos con mucha información que nos ayudará a estar prevenidos.

Fuentes:

www.fmdiabetes.org (¡A prevenir complicaciones en los pies!)




4 nov. 2013

Preguntas básicas sobre diabetes Parte 1

Recordando la invitación de Sumedico.com con Fabiola, en ese entonces compañera de área de la Federación Mexicana de Diabetes. Las preguntas más básicas y las respuestas no tan sencillas


Disfruten.

Días de enfermedad. Planeado para prevenir.


Revista Diabetes Hoy



DÍAS DE ENFERMEDAD. PLANEADO PARA PREVENIR


Por Mariana Gómez Hoyos. Vive con diabetes tipo 1, Educadora en Diabetes.




Como sabes, no todos los días son iguales y habrá jornadas en las que una infección se presente y altere tu control. Por eso no podía faltar en esta edición especial un apartado para hablarte de los días de enfermedad y las herramientas necesarias para hacerles frente.


Una gripa o una infección estomacal pueden llevarnos a algo más serio si no sabemos cómo cuidar nuestra diabetes en estos casos y qué medidas de prevención debemos tomar. Hay que recordar que cuando estamos enfermos nuestra glucosa en sangre tiende a elevarse. Es muy importante que sepamos cómo atender estos niveles para evitar una hiperglucemia grave que desencadene en una cetoacidosis o a un coma hiperosmolar


La regla de oro: por ninguna circunstancia SUSPENDAS el tratamiento para el control de tu diabetes.



A continuación, te ayudaremos a crear un plan para enfrentar esos días de enfermedad.



  1. Creando un botiquín
Es importante contar  con un botiquín que contenga las herramientas necesarias para esas circunstancias especiales. Este botiquín debe incluir artículos especiales para el cuidado de nuestra diabetes así como mareo, vómito, náusea, etc.   


Es también muy importante que consultes a tu médico y a tu educador en diabetes para que te asesoren en la elección de los artículos que incluirás en el botiquín. Pregúntales en tu próxima consulta. A continuación te mencionamos algunos, claro que puedes incluir otros, según tus necesidades especiales u omitir algunos de ellos.



  • termómetro
  • jeringas para insulina (o si usas pluma de insulina, agujas para tu pluma o provisiones para tu bomba infusora)
  • alcohol y algodón
  • agua
  • tiras reactivas para medir cuerpos cetónicos
  • tarjeta de identificación médica
  • números de emergencia (es muy importante que incluyas en tu botiquín y que tengas a la mano el teléfono de tu médico y de tu educador en diabetes). teléfonos de ambulancia, sitio de taxis, familiares y vecinos que puedan asistirte.
  •  tiras adicionales para tu medidor de glucosa en sangre
  • suero (en sobre o botella) para atender deshidratación.
  • pastillas para controlar vómito y diarrea



  1. Creando el plan para días de enfermedad


La planeación nos ayudará a estar preparados en caso de una enfermedad y a tomar las decisiones adecuadas y a tiempo. Pide a tu médico y educador en diabetes que trabajen contigo en la elaboración de un plan (o estrategia) que incluya:


a)      ¿Con qué frecuencia debo medir mi glucosa en sangre si estoy enfermo?


b)      ¿Con qué frecuencia debo medir cuerpos cetónicos si estoy enfermo?


c)      ¿Qué medicinas puedo tomar en caso de enfermedad?


d)     ¿Qué alimentos puedo comer y cuáles debo omitir si me siento mal?


Esta información puede ayudarte (o a algún miembro de tu familia) a saber cómo reaccionar y qué hacer en días de enfermedad. También el equipo al cuidado de tu diabetes necesitará saber estos datos y podrá darte instrucciones más detalladas si les proporcionas esta información. Lleva un registro de todos estos puntos, es decir, si mides cuerpos cetónicos en orina, anota la fecha, hora y resultado. Aplica el mismo procedimiento para temperatura y glucosa en sangre.


  1. ¿Cuándo pedir ayuda?


No debes olvidar mantenerte en contacto con tu equipo al cuidado de tu diabetes en días de enfermedad. Sin embargo, será de vital importancia que te comuniques con ellos en los siguientes casos.


a)       Si llevas varios días enfermo y no ves mejoría a pesar de estar siguiendo indicaciones médicas


b)      Si se te dificulta comer o si tienes vómito/diarrea


c)       Si tus niveles de glucosa en sangre no bajan o están por encima de los 200 mg/dl a pesar de que estás utilizando insulina (o antidiabéticos orales)


d)      Si tienes cuerpos cetónicos en orina


  1. Tus medicamentos y los alimentos


Es muy importante que no dejes a un lado tu tratamiento y/o medicamentos actuales por ningún motivo. Aún cuando no puedas comer o no estés realizando actividad física, es importante que no suspendas tus medicamentos. Recuerda consultar a tu equipo al cuidado de tu diabetes si tienes cualquier duda.
De igual forma es importante que no dejes de comer y de tomar agua.


Por último, si tienes que ver a un médico que no es quien normalmente cuida de tu diabetes (si asistes al servicio de urgencias, por ejemplo), asegúrate de comentarle que tienes diabetes (el tipo de diabetes que tienes y cómo cuidas de ella). Puedes incluir en tu botiquín una lista de medicamentos que tomas actualmente y anotar con qué propósito los estás tomando, de esta forma el médico de guardia sabrá qué medicamentos debe omitir y cómo tratarte de forma que no se vea afectada tu diabetes.
Los días de enfermedad pueden ocurrirnos a todos, lo importante es estar prevenido.


Referencias
Pérez Pastén, Enrique, Guía para el paciente y el educador en diabetes