6 nov. 2013

Cuidemos nuestros pies. #Hedicho

Sí bueno, ya leimos por todos lados, cuida tus ojos, tu glucosa, tus heridas, tus dosis, tu botiquín pero jamás olvidemos los pieeeeeeeeeeees. Aunque los pies son algo que en lo personal no me gusta mostrar (son feos mis pies, de verdad que sí) siempre los reviso en la mañana y por las noches antes de colocar el calcetín especial para dormir (ajá, uso unos especiales, no se burlen)

El cuidado de los pies debe ser un hábito de rutina en quienes vivimos con diabetes. El pie diabético es sin duda una de las complicaciones más atemorizantes que puede tener una diabetes mal cuidada, las peores fotos de complicaciones las encuentro en el facebook de mis amigos médicos y en los congresos intentando asustar pacientes con mal control. ¿Y saben qué? En lo personal me asustan muchísimo....aquí algunas recomendaciones para todos.

La complicación de la diabetes conocida como “pie diabético” empieza con una llaga o herida abierta. En las personas con diabetes, es muy importante el control glucémico (control de azúcar en la sangre) ya que al tener niveles de glucosa elevados por periodos largos de tiempo la cicatrización se ve afectada. Por ello, al herirse o cortarse un pie, la persona carece de sensibilidad y la herida además de tardar más tiempo en cicatrizar se infectará a gran velocidad.
Ustedes no están para saberlo, ni  yo para contarlo, pero alguna vez en la lejana Mérida conocí a alguien que había cortado su dedo del pie sin querer. Se cayó una herramienta de siembra sobre su pie y claro, no se enteró hasta que había mucha sangre y eso ya era una infección tremenda. La consecuencia de la herida, la falta de higiene y la falta de control en sus niveles de glucosa fueron desastrozas.

La diabetes es la principal causa de amputaciones no traumáticas de extremidades inferiores y aproximadamente entre 14 y 24 por ciento de los pacientes con diabetes que tienen una úlcera en el pie sufren una amputación. No obstante, las investigaciones han demostrado que es posible evitar la aparición de una úlcera en el pie. Aquí te diré en resumidas cuentas cómo. Verás que no es terriblemente complejo, sólo hay que leer detenidamente e intentar seguir los consejos. De veras....

1. El cuidado de la glucosa en sangre: El primer paso para evitar esta y otras complicaciones es el control de la glucosa sanguínea. Sabemos bien que los niveles de glucosa recomendados son entre 70 y 120 mg/dl así que nuestro objetivo deberá ser mantener estas cifras. Platica con tu equipo al cuidado de la salud para que puedan orientarte y ayudarte a cumplir tu objetivo. Recuerda que el objetivo es personalizable, es decir, no todos somos iguales ¿verdad? así que cada uno de nosotros podrá platicar y establecer un plan de trabajo muuuy personalizado.

2. El cuidado general de los pies: Los siguientes son puntos que no deberás olvidar realizar todos los días para asegurarte de tener unos pies saludables.

a) Lava todos los días tus pies con jabón neutro, el olor es importante, neutralicémoslo. No, ya hablando enserio, lavarlos nos ayuda a mantenerlos en un estado óptimo. Muy limpios evitaremos infecciones, hongos y bacterias.

b) Asegúrate de que la temperatura del agua sea la adecuada para no quemarte y ocasionarte alguna herida. ¿Suena exagerado verdad? Lo es un poco pero si tomas en cuenta que algunas complicaciones como la neuropatía diabética restarán sensibilidad en los pies mejor optemos por meter primero la mano para regular la temperatura.

c) Seca tus pies perfectamente. Asegúrate de secar entre los dedos ya que ahí se acumula humedad y puede dar lugar a infecciones por hongos.

d) Mantén tus pies hidratados. Puedes utilizar cremas pero recuerda no aplicarlas entre los dedos de los pies para evitar la humedad excesiva en esa zona. ¿Cuál es la mejor crema? En realidad las cremas comerciales son buenas, lubriderm (que no paga comercial en este espacio) y otras son muy útiles. Recuerda siempre preguntar a tu equipo de profesionales al cuidado de la salud si tienes dudas.

e) Revisa tus zapatos antes de ponértelos. Es importante revisar que tus zapatos no tengan bordes u algo que pudiera lastimar tus pies. También los calcetines deberán ser los adecuados. Evita calcetines y zapatos apretados ya que estos pueden afectar la circulación de tus extremidades. Suena mentira pero, alguien que tiene en casa un niño de 7 años puede llegar a encontrar hasta figuras de lego en sus zapatos. No, no me han contado, me ha pasado. Mejor primero revisar.

3. La revisión de los pies: Es muy importante que revises tus pies todos los días a la hora del baño.

Si observars una herida, busca atención médica de inmediato. Es muy importante que consultes a tu equipo al cuidado de la salud. Ellos te recomendarán un podólogo que sepa sobre el cuidado de los pies en personas con diabetes.

El principal objetivo del tratamiento de las úlceras en el pie es lograr la cicatrización tan pronto como sea posible. Cuanto más rápida sea la cicatrización, menor será la probabilidad de infección.

Es importante que revises la sensibilidad de tus pies, si notas algún cambio comunícate con tu médico para que pueda orientarte.

Tus pies deben sentirse de la misma temperatura en todas partes, no deben existir zonas o puntos calientes o fríos. Tampoco debes sentir hinchazón o dolor en ninguna zona de tus pies.

4. Cuándo llamar al médico: Deberás comunicarte con tu equipo al cuidado de la salud si notas que en tus pies hay ampollas, heridas, grietas, cambios de color, cambios de temperatura,

Recuerda que las complicaciones de la diabetes pueden prevenirse si seguimos el tratamiento médico que nos han designado. El control de la glucosa en sangre nos ayudará a reducir las posibilidades de tener cualquier complicación, incluyendo aquellas en los pies. Hoy en día contamos con mucha información que nos ayudará a estar prevenidos.

Fuentes:

www.fmdiabetes.org (¡A prevenir complicaciones en los pies!)




0 comentarios: