Decálogo de los productos milagro, algunos puntos que hay que debatir.

No deja de estar de moda el intentar emplear productos naturales para el cuidado de varios padecimientos. Sin embargo, debes saber que NO todo lo natural es efectivo. De hecho siempre hemos sabido que los tratamientos médicos (a diferencia de la mayoría de los productos naturales) han pasado por protocolos de investigación que validan su efectividad en diferentes padecimientos.

Hace tiempo colaboré en la creación de un decálogo de productos milagro que fue publicado en las herramientas de comunicación de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. Aquí les comparto algunos de los puntos (no todos pues por supuesto se les invita a comprar la revista impresa con el artículo de dicho decálogo). Además, no he compartido el texto íntegro pues  me siento en la libertad de comentarlo amplia y quejumborsamente (como siempre) en este que es mi espacio personal y que está para compartir algunas cosas contigo. 


Un producto que hace todo:

Desconfía de productos que dicen curar un gran rango de padecimientos serios y que no tienen relación alguna entre sí, por ejemplo aquellos productos que dicen curar el cáncer y la diabetes. Hasta la fecha no existe un producto que trate TODOS los padecimientos y condiciones y peor aún, hasta la fecha NO hay un tratamiento que CURE la diabetes sin embargo hay tratamientos muy eficaces que nos ayudan a tener una buena calidad de vida.

Yo desconfío de todo lo que prometa cura o control de los niveles de glucosa en sangre. Ya hemos visto que lo que tenemos a la mano y que ha sido recomendado por nuestro equipo de profesionales al cuidado de la salud es lo que realmente funciona. Ya antes les he platicado sobre algunos complementos naturales y he insistido que como su nombre lo indica son precisamente eso: complementos. No debemos reemplazar nuestro tratamiento por ninguno de ellos aunque "el vecino, el compadre y la hija del chofer del autobús" aseguren que sus niveles de glucosa han mejorado considerablemente.

  Testimonios personales: Los testimonios personales son difíciles de comprobar. Con frecuencia estos son casos personales que han sido transmitidos de persona a persona. Un testimonio de este tipo generalmente es inventado. Además, no hay forma de comprobar si es verdad o mentira ya que en ocasiones se omiten datos como el nombre del paciente. 

¿De verdad existen esas personas? Si alguien indica que un medidor de glucosa es mejor que otro porque el dispositivo puncionador es más cómodo quizá podría creerlo pero...alguien que dijo que gracias a X fármaco natural redujo su índice de masa corporal sin que nos platique si hizo ejercicio o alguna dieta infrahumana es poco creíble. ¿no?


    Soluciones rápidas:
Desconfía de aquellos productos que indican que pueden curar rápidamente, sobre todo cuando de padecimientos serios y crónicos se trata. Aún con tratamientos probados, pocos padecimientos pueden tratarse con esa velocidad. Ten precaución con los productos que digan “en poco tiempo, en pocos días”. Es común que este tipo de productos utilice lenguaje ambiguo para librarse de batallas legales.

    Productos “naturales”:
No te dejes engañar por este término. En algunos productos milagro, el término natural nos hacer creer que el producto es inofensivo y que es más seguro que algunos productos farmacéuticos probados. Algunos productos naturales pueden utilizarse como complemento al tratamiento de la diabetes, sin embargo, recuerda no utilizar ningún complemento sin la previa autorización de tu médico.

    Productos que se ofrecen en correos masivos:
Evidentemente, debemos tener cuidado con las fuentes que visitamos y los correos que recibimos en los que nos ofrecen curas y medicamentos para la diabetes. Hoy por hoy sabemos que los grandes laboratorios raras veces ofrecen sus productos por correo electrónico y cuando lo hacen lo hacen por medio de páginas fiables y otras fuentes fidedignas. Algunos correos electrónicos aparecen con maravillosas ofertas y productos para distintos padecimientos, es mejor en todo caso acudir a una farmacia de cadena para comprar un producto de buena calidad.

    Tratamientos milagrosos :

Los productos que incluyan en sus leyendas frases como “cura milagrosa”, “”producto único”, “nuevo descubrimiento” resultan muy sospechosos. Si un medicamento fuese una cura real para un padecimiento serio como la diabetes, entonces sería anunciado en grandes medios, es decir, en revistas médicas, televisión y sería generalmente recetado por médicos especialistas. Estos productos sospechosos generalmente puedes encontrarlos en revistas o periódicos de poca circulación, o de chismes o en páginas web como promociones.





0