Dexcom

Avisos para mi salud mental

¿Y tú?

¿Quién quieres ser?

Dulcesitos para mi

Información sobre diabetes

Monitoreo tipo flash

Descubre de qué se trata

25 nov. 2014

Internet, diabetes tipo 1 y México.

En 2010 impartí una conferencia (muy básica si la leemos en 2014) sobre el uso de redes sociales, internet y educación en diabetes. Ya en ese entonces sabíamos que las herramientas informáticas, específicamente las redes sociales podrían fungir (si bien trabajadas) como un punto clave y nuevo en la educación en diabetes. 



Ya desde entonces observábamos que la comunidad en línea de diabetes estaba conformada en gran parte por miembros de habla inglesa.  Para nuestra desgracia, seguimos siendo mucho menor número aquellos de habla hispana aunque se está trabajando para que ese panorama cambie radicalmente (esperemos que pronto). 

En México, no sólo no sabemos aún cuántas personas hay con diabetes tipo 1. Existen grandes proyectos en curso pero aún no tenemos estadísticas finales y el dato sigue siendo incierto.

Si calculamos que existen más de 10 millones de personas con diabetes en nuestro país y que de ese total un pequeño porcentaje vive con diabetes tipo 1 tendríamos una cifra aproximada. Aún así, seguimos sin saber dónde ni cuántos.

Trabajé en un muy pequeño proyecto esperando poder saber aproximadamente cuántas personas con diabetes tipo 1 utilizan internet como fuente de consulta. Ya Elena Sainz trabajó en  un proyecto muy formal donde se ve el impacto de estas redes en población con diabetes en cuanto a Educación en Diabetes se refiere. En este caso decidí trabajar un mapa para tener  una idea aproximada y muy informal sobre cuántos consultamos la red y dónde estamos. 

Para ustedes, detractores de todo lo que se me ocurra, sepan que esto fue desarrollado en ratos de ocio (los cuales escasean en esta casa) mios y de mi marido programador. Seguramente se les ocurrirán millones de campos sobre los cuáles pude haber recabado información pero en realidad sólo quiero saber cuántos utilizan internet y dónde están.

Habiendo explicado lo que me llevó a este mapa, te invito a que llenes la pequeña encuesta que aparece siguiendo este link http://registrot1.azurewebsites.net/

Las condiciones son las siguientes:

- personas con diabetes tipo 1 que vivan en México 
- personas con diabetes que posean una cuenta de correo electrónico
- si es tu hijo (a) quien vive con diabetes podrás realizar el registro por el/ella con tu cuenta de correo

Sepan que los datos de correo son únicamente para tener un filtro y evitar que los registros se dupliquen pero que la información no será almacenada ni empleada de ninguna manera. 


14 nov. 2014

Día Mundial de la Diabetes 2014

Los años anteriores me he quejado amargamente. Por las campañas, por los mensajes poco serios, porque no he sabido si festejar, tirarme junto a mi almohada a comerme un panqué, prender la televisión y ver estadísticas fatídicas o simplemente mandar caritas felices a mis amigos tocados por la diabetes. 

Este año estoy más dramática que nunca.  Y es que el cambio poco a poco es grande y con la edad se me van acabando los espacios para conmemorar lo que es "conmemorable". Así que sólo por que es mi espacio y mi día voy a torturarlos.

CONMEMORO a los médicos como Sigfrido Miracle, Tony Cervera, Raquel Faradji, Raúl Calzada, Enrique Vega y Patiño (qepd) porque han querido aprender, han querido enseñar, han sido amigos, guías y no quitan el dedo del renglón. Porque me han considerado persona y después intentan ponerse en mis zapatos.

CONMEMORO a las nutriólogas como Maritela, como Wendy, que piensan que vivir con diabetes debe ser complejo y hacen todo lo posible por hacernos la vida más sencilla. Porque pasan tiempo enseñando que los hábitos y estilo de vida saludable nos harán más longevos y que la educación en diabetes nos hará más grandes y más fuertes.

CONMEMORO a la comunidad de personas que viven con diabetes. Porque sin tener a alguien cerca para compartir y alguien de quien aprender nuestra vida estaría incompleta, porque su amistad es de las cosas más grandiosas de mi vida. Porque juntos planeamos cambiar al mundo y estoy segura de que juntos lo lograremos. A Mila , Claudia  y Nadia que me recuerdan a mi madre, siempre adelante, siempre ocupadas, siempre alertas, siempre al pie de la lucha, siempre dispuestas a aprender. A Elena, Marcelo, Melissa, Catherine, Gaby Sierra, Ulises, Carolina, Naty, Manny, Juan Carlos, Gisela, Dani Royo, Víctor Bautista, Oscar Briñas, Edgar García, Eugenia Araiza, Rebe, Dieguito y muchos otros por llevar lejos mensajes de esperanza para otros. Por no rendirse nunca.

CONMEMORO a mis papás, porque las palabras faltan para expresar gratitud eterna. Por haberme enseñado que no tengo límites por haberme hecho una persona completa primero persona y todo lo demás, por aceptarme y enseñarme. 

CONMEMORO a mi hijo y a mi esposo, porque son la motivación para seguir adelante, porque ellos marcan el ritmo que sigue la vida, porque por ellos decido quedarme, porque ellos siempre impactan y forman parte de mis decisiones diarias.

CONMEMORO a mis amigos del alma, Karla, Ernesto, Manuel, Che y los que me faltan, por jamás cuestionar y estar ahí, por hacerme parte de ellos y quererme así, tan azul como soy.

CONEMORO a la gente de la industria que nos mostró la cara amable de la misma, que nos hizo ver que son personas interesados en otras, que nos hizo ver que podemos ser amigos y juntos ayudar al cambio. Gracias Lynda Pike, Alberto Rubio, Al Norweb, César Parlerm, Ale Potes....muchas gracias.

Hoy es momento de que mucha gente sepa que es Día Mundial de la Diabetes. Que debemos sacarla ya de las sombras, que debemos trabajar en prevenir la que se puede prevenir y que a quienes no nos pidieron opinión darles esperanza. 

Porque finalmente la vida es única y maravillosa, tan única que sin las visicitudes sería aburrida. Para mi, de esto se trata el día mundial. 






11 nov. 2014

1er Foro Ciudadano por el derecho a la salud de las personas con diabetes tipo 1

Hoy pudo haberme dado otra cosa menos divertida que mi diabetes de la maldita (pero positivísima impresión) de ver reunidas a las Asociaciones clave en el cuidado, tratamiento y prevención de la diabetes en nuestro país, voceros, padres de familia, personas con diabetes e industria en un mismo evento. 



Este fue nada más y nada menos un evento apoyado de inicio a fin por la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Desde hace ya mucho tiempo hemos platicado en este espacio y otros (como el sitio web de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C) sobre nuestros derechos a la salud. Como ya sabemos y no vale la pena repetir, esos derechos hasta ahora no han sido cabalmente respetados como lo indican no sólo la constitución sino las NOMS diversas dedicadas a la atención y cuidado de nuestras condiciones de vida.

Así entonces surge una red de trabajo abierta a todo interesado. Una red que al parecer no quitará el dedo del renglón  hasta no conseguir ese derecho que bien merece y acabar con la discriminación en todos los sentidos hacia quienes viven con diabetes.

Pronto podremos compartir el video de esta larga y muy ilustrativa jornada de trabajo. Por lo pronto, les comparto por este medio el boletín de prensa final. Ayudar a compartir esta información es sin duda uno de los pasos más importantes. Ayúdanos a hacer tanto ruido que nuestras voces sean escuchadas y que TODOS tengan acceso a las herramientas necesarias para garantizar su estado óptimo de salud y para acabar con la discriminación.

1er Foro Ciudadano por el derecho a la salud
de las personas con diabetes tipo 1

 México D.F. a 11 de noviembre de 2014 Ciudadanos e instituciones se unen hoy en la Red Ciudadana por el Derecho a la Salud de las Personas con Diabetes Tipo 1 para exigir al Sistema de Salud Mexicano :
  • Garantizar el acceso al tratamiento completo que permite el control óptimo de la diabetes tipo 1 en tiempo y forma. Que incluye lo que está ya descrito en las guías de práctica clínica y en la Norma Oficial Mexicana (NOM-015-SSA2-2010) pero que no se cumple.
  • Clarificar las diferencias entre los tipos de diabetes utilizando el nombre completo de cada condición para evitar confusiones : diabetes tipo 1, diabetes tipo 2, diabetes gestacional y, cuando sea pertinente, todos los tipos de diabetes evitando la generalización "diabetes".
Las personas con diabetes tipo 1 tienen necesidades distintas a quienes viven con otros tipos de diabetes.

Las personas con diabetes tipo 1 tienen derecho a vivir dignamente en una sociedad informada que no las discrimine.
Ninguna persona en México debe morir ni ver disminuida su calidad de vida por complicaciones de diabetes tipo 1, condición que con acceso al tratamiento completo, que hace posible el control óptimo, permite disfrutar de una vida plena, productiva y feliz.

La diabetes tipo 1 es una de las enfermedades crónicas degenerativas más frecuente en niños, niñas y adolescentes. También puede iniciar en la edad adulta.

En nuestro país, no se cuenta con datos contundentes que indiquen la cantidad de personas con esta condición. Con base en los datos de la Federación Internacional de Diabetes, podemos estimar que entre 1% - 10% del total de personas con algún tipo de diabetes presentan diabetes tipo 1 [i].

El impacto de esta condición afecta en gran medida el estilo de vida de la persona diagnosticada y de su familia. En la diabetes tipo 1 el cuerpo no produce nada de insulina[ii], una hormona necesaria para regular la glucosa (azúcar) en sangre, en la mayoría de los casos ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo ataca a las células productoras de insulina, se desconocen las causas.

En el caso de la diabetes tipo 1 no hay evidencia clara de factores de riesgo modificables por lo que no es posible su prevención, a diferencia de la diabetes tipo 2 donde los factores modificables han sido claramente identificados.

Las campañas de prevención que hablan en términos generales de “diabetes” se refieren a acciones dirigidas a la diabetes tipo 2 y no a la diabetes tipo 1.

Las personas que viven con diabetes tipo 1 tienen necesidades diferentes a aquellas  con otros tipos de diabetes (entre ellas diabetes tipo 2)[iii].  Muchas personas con diabetes tipo 1 se enfrentan a diversos problemas de discriminación. Se han registrado casos donde el ingreso a las escuelas es negado a niños con diabetes tipo 1 y por ende se niega su derecho a la educación. Así mismo se han registrado casos de discriminación laboral a personas con diabetes tipo 1 en edad adulta.

Es muy importante que se comunique con claridad esta distinción pues, al generalizar, se está invisibilizando la problemática particular de las personas que viven con diabetes tipo 1. Tal es el grado de desconocimiento que incluso la Ley para la prevención tratamiento y control de la diabetes en el Distrito Federal en su capítulo dedicado a la diabetes tipo 1 (art. 7)[iv] señala que “las Instituciones Integrantes del Sistema de Salud, deberán proveer información sobre las acciones para prevenirla” , cuando las guías de práctica clínica claramente refieren que esto no es factible3.

Actualmente, existen los tratamientos, con costo efectividad comprobada y basados en evidencia, necesarios para que una persona diagnosticada con diabetes tipo 1 pueda controlar su condición y disfrutar de una vida plena, larga y productiva[v].
Sin embargo, en nuestro país la mayoría de los niños, niñas y adolescentes diagnosticados con diabetes tipo 1 no tiene acceso al tratamiento completo que requieren diariamente, este incluye atención médica especializada, análogos de insulina de última generación, jeringas y otros dispositivos de aplicación, aparatos y tiras reactivas para la medición de glucosa capilar así como educación para el autocuidado. El resultado de esta falta de acceso es que la mayoría al alcanzar la vida adulta muere en el curso de la tercera década de vida por complicaciones provocadas por el control deficiente, tales como: insuficiencia renal crónica, o bien, presentan discapacidades como ceguera por retinopatía o amputación de extremidades inferiores5 .
Ninguna persona en México debe morir ni ver disminuida su calidad de vida por complicaciones de diabetes tipo 1, condición que con acceso al tratamiento completo, que hace posible el control óptimo, permite disfrutar de una vida plena, productiva y feliz.

Es por esto que en este Foro, personas con diabetes tipo 1, profesionales de la salud, organizaciones civiles y la CDHDF hacemos una invitación abierta para unirse a la Red Ciudadana por el Derecho a la Salud de las Personas con Diabetes tipo 1 y juntos emprender las acciones necesarias para que el derecho a la salud sea una realidad para quienes viven con esta condición en México.
 


[i] Atlas de Diabetes de la Federación Internacional de Diabetes., 6ta Edición. (páginas 42 y 43). Recuperado desde: http://www.idf.org/sites/default/files/www_25610_Diabetes_Atlas_6th_Ed_SP_int_ok_0914.pdf
[ii] Guía de referencia rápida. Diagnóstico, tratamiento y referencia oportuna de la Diabetes Mellitus Tipo 1 en el niño y adolescente en segundo y tercer nivel de atención. Recuperado el 29 de octubre de 2014 desde: http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/457_GPC_DM1_nixo_y_adolescente/GPC_RR_DMT1_12-04-11_-_final_copia.pdf
[iii] Guía de práctica clínica. Diabetes Mellitus tipo 1 en el niño y adolescente. SSA-302-10. Recuperado el 29 de octubre de 2014 desde:http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/457_GPC_DM1_nixo_y_adolescente/GEyR_DM1.doc.Final.pdf
[iv] Ley para la Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes en el Distrito Federal Recuperado desde: http://www.consejeria.df.gob.mx/portal_old/uploads/gacetas/5201b1b36baf9.pdf
[v] Dr. Carlos Robles Valdés, Diabetes Mellitus Tipo 1 en México. Un gasto catastrófico para las familias. Acta Pediátrica de México. (2011) Recuperado desde: http://ojs.actapediatrica.org.mx/index.php/APM/article/viewFile/489/488



Acércate a los espacios de esta nueva red, únete a este trabajo colaborativo.

facebook y twitter:  Rcdiabetest1

21 oct. 2014

Es hora de Taekwondo.

Debo confesar que el ejercicio y yo aveces tenemos mala relación. Y es que lo mío lo mío es salir a andar en bicicleta pero esta ciudad tan llena de gente y automóviles me da mala espina así que esa actividad se ha siempre visto limitada.

Como siempre he dicho, hablar de diabetes lo puede hacer cualquiera y es más, hasta tomar un curso de Educadores en Diabetes. A la hora de la hora se necesitan muchas otras cosas para ser un buen educador y quizá una que vale la pena destacar es la CONGRUENCIA.

¿Cómo luego entonces uno se la pasa dando instrucción: come bien, mide tu glucosâ, vigila los alimentos, realiza ejercicio sin hacer ejercicio? FALTA DE CONGRUENCIA.

Y fue en ese intento que acabé en clases de Taekwondo. Hubo muchas cosas que no tomé en cuenta como y a la hora del combate ¿dónde va a ir a parar mi bomba de insulina? y si corro las quince vueltas prescritas ¿cómo amarro la bomba de insulina?

Luego de un par de semanas de ejercicio extenuante puedo decir que he observado las ventajas. Y es quizá el más claro ejemplo de la Gran Prueba Azul aunque este ejercicio no dura 15 minutos sino 90.

Cada año procuro publicar la invitación. En verdad se me hace  una gran forma de enseñar que la actividad física no sólo ayuda en el control de peso sino en el control de los niveles de glucosa en sangre.  Además, con el registro de tus datos podrás analizar de cerca el impacto y ayudar a alguien que lo necesite.



Afortunadamente para mi, en mi clase de Taekwondo hay otra persona con diabetes. Esta otra persona también lleva una microinfusora de insulina (hecho que además es poco probable en una ciudad como esta) que también se esconde bajo la ropa o algún cinturón. Juntas hemos ido aprendiendo. En lo que son peras o son manzanas y yo aprendo a dar unas buenas patadas aquí unos breves consejos si inicias con una rutina de ejercicio.

Y AQUÍ, UNOS CONSEJOS.

1. INFORMACIÓN VITAL. Ya lo sé, algunos tienen diabetes de clóset. De esa diabetes que vive escondida. Bueno, un muy mal lugar para esconderla es el gimnasio o las clases de Taekwondo. Sé sincero, habla con tus compañeros y entrenador, hazles saber que vives con diabetes y quizá un curso rápido de "emergencia en  hipoglucemia" sea prudente. Llevar además contigo datos de contacto en caso de emergencia es vital. No omitas esta información, cuando menos lo pienses esta sinceridad podría salvar tu vida.


2. PANTS Y TENNIS. No soy reina de la moda. Con trabajos me quito los jeans y las botas de uso rudo pero llevar ropa cómoda y zapatos adecuados hacen una gran diferencia. No en vano leemos por todos lados noticias horripilantemente negras y depresivas de lesiones en el pie.  Protejamos en la medida de lo posible nuestros pies con zapatos adecuados para el tipo de actividad que vamos a realizar y llevemos ropa cómoda y por qué no, fresca.


3. CALENTAMIENTO. Evitemos lesiones. Preparar el cuerpo para la actividad que viene es importante, llega puntual para que puedas realizar estas rutinas y así tu cuerpo no sufra lesiones durante el entrenamiento. En el caso de nosotras recién llegadas al Taekwondo el calentamiento prepara nuestra frecuencia cardiaca y nuestro estado de ánimo. Sin el calentamiento sería complejo aprender a dar patadas.


4. AGUAS CON EL AGUA. Yo confieso: lo mío, lo mío no es el agua pero en clase se hace mucha énfasis en tomar agua. Nuestro "Sabonim" (profesor honorable) nos ha indicado que el agua es lo que nos mantendrá adecuadamente hidratados durante la clase. El agua actúa como lubricante para los músculos, articulaciones y órganos vitales. Es necesaria para tener energía ya que es la forma en la que se transporta el oxigeno y la glucosa en el organismo. Los músculos necesitan agua para su fuerza y elasticidad. Desconozco si todo es así de cierto, pero sin duda la sed es algo importante y deshidratarse luedo de soltar patadas durante hora y media no parece divertido. 


5. MEDIDOR EN LA BOLSA: La glucosa es un tema. Durante mis primeras clases no tenía mucha información sobre la cantidad de mg/dl que descendería mi glucosa durante la actividad física y dos clases tuve que hacer una pausa a la mitad para revisar con medidor en mano. En todas las clases he iniciado con una glucosa relativamente elevada (bastante para mis promedios habituales) entre 160 y 170 mg/dl. No he optado por hacer una corrección con insulina de estas cifras y he observado con felicidad como descienden con la actividad física. Como siempre digo, la diabetes es única, los controles y metas son únicos, no todo mundo tendrá este descenso por lo que es importantísimo siempre hacer una prueba antes de iniciar "con todo". Así podrás no sólo ver el beneficio sino además analizar el impacto del ejercicio y tomar precauciones en caso necesario. No olvides llevar el medidor en tu bolsa. En el auto no sirve para nada, mejor llevarlo consigo.





  1. Acomodar una microinfusora de insulina a la hora de dar patadas representa un reto importante y no puedo imaginarme todavía dónde voy a acomodarla cuando sea hora de "combate". Lo mejor en todo caso es estar preparado. 
Como sea, acércate a tu equipo, finalmente no sólo Taekwondo es ejercicio hay otras opciones y encontrar una que te guste puede hacer una gran diferencia. Finalmente los pilares para el cuidado de la diabetes existen por algo y está en nosotros como individuos hacer lo que esté a la mano (o a la patada) posible para mantener al monstruo azul a raya.

13 oct. 2014

Esta semana, hablemos de la horrenda hipoglucemia.

La hipoglucemia es una complicación de la diabetes. Es una pesadez y una cosa realmente fastidiosa. Aquellos pacientes que siguen un régimen intensivo o estricto para el control de sus niveles de glucosa en sangre seguramente ya saben de lo que estoy hablando. La hipoglucemia aunque se define como niveles por debajo de cifras normales de glucosa no únicamente implica eso. El paciente diagnosticado con diabetes de cualquier tipo debe conocer desde el día 1 el riesgo que tiene de presentarla, cómo identificarla y sobre todo cómo tratarla. Además, el círculo social cercano a la persona con diabetes deberá ser capacitada ya que desafortunadamente con frecuencia se necesita ayuda de otros.



¿Qué exactamente es?
La Asociación Americana de Diabetes dice que cualquier valor por debajo de 70 mg/dl es  ya un episodio de hipoglucemia. Si bien ya hemos platicado antes que cada persona puede establecer metas y objetivos glucémicos diferentes con su equipo de profesionales de la salud la gran parte de los médicos tratantes indican la importancia de valores por debajo de 70 mg/dl. Incluso en poblaciones infantiles se habla con frecuencia de metas más elevadas para evitar el riesgo de un episodio hipoglucémico.

Empecemos con el recorrido de la glucosa en sangre. Nuestro organismo necesita de glucosa para funcionar. La glucosa es el combustible que nos permite realizar todo lo realizable (incluso dar lata y molestarse). Después del proceso digestivo, algunos de los alimentos se transforman en glucosa. 
Como te imaginarás y leerás, la glucosa es necesaria, especialmente el cerebro necesita glucosa. Existe en día debate sobre la cantidad de glucosa que necesita nuestro cerebro pero en términos generales la evidencia científica muestra que se necesita cerca de 120 gramos que corresponde a un total energético de aproximadamente 420 kcal. Con glucosa no nos referimos a dulces o azúcar sino a la sustancia ya tranformada por nuestro organismo, esta proviene en gran parte de los carbohidratos que consumimos. 


¿Qué pasa con el cuerpo en ese momento?
Durante la digestión se absorbe glucosa que realizará un paseo por el torrente sanguíneo para hacerla llegar a todas las células del cuerpo. ¿Vaya paseo verdad?
Pues hay hormonas producidas por el páncreas cuya función es controlar (elevar o disminuir) los niveles de glucosa en sangre. Como si no fuera ya lo suficientemente complicado. Entre estas hormonas están el glucagon y la insulina. (existen otras que hoy no platicaremos como cortisol, adrenalina y otras).  Cuando comemos y transformamos ese alimento en glucosa, los niveles de glucosa en sangre comienzan a elevarse. Entonces el cuerpo libera inteligentemente insulina para contrarrestar esta elevación. Claro, nosotros no tenemos insulina entonces la aplicamos con un dispositivo (jeringa, pluma o microinfusora). Cuando sucede lo contrario (cuando los niveles de glucosa en sangre son bajos) nuestro hígado entra en acción y libera glucosa para que los niveles retornen a un rango razonable. En nuestro caso si hubiésemos aplicado una dosis excesiva de insulina a pesar de que nuestro hígado intentara realizar esta acción  el esfuerzo sería insuficiente. 

Sintomatología
He visto millones de listas con síntomas. Lo cierto es que cada individuo y cada diabetes son únicas y la sintomatología no siempre es la misma. Sin embargo, los expertos se dieron a la tarea de recopilar los síntomas más comunes. Aquí algunos que podrías reconocer.

- sudoración fria
- confusión mental
- sueño y bostezo sin razón aparente
- dificultad de concentración
- temblorina (específicamente manos)
- hambre
- debilidad
- irritabilidad

La buena noticia es que si detectaste estos síntomas podrás atenderlos y fuera del susto no pasa gran cosa. La mala noticia es que si no los detectas  y no te atiendes podrías perder el conocimiento e incluso llegar al coma o algo más horrendo. 

Juro que busqué un video para hacerte esta lectura menos aburrida. Me impresioné al ver que en español no hay algo que sea corto y divertido. La comunidad de diabetesLA tendrá que darse a la tarea de crear estos materiales que buena falta hacen. Estoy segura de que Elena tiene una gran presentación sobre hipoglucemia severa que no dudará en compartir. 

Buscando en la red encontré un video de Novonordisk y la Federación Mexicana de Diabetes, A.C con  un testimonio que espero te sea útil. 


Tratamiento
La regla de los 15 es algo que todos sabemos. 
1. medir glucosa
2. si el resultado indica hipoglucemia debes consumir 15 gramos de hidratos de carbono de absorción veloz (jugo, refresco no dietético, algunos dulcesitos)
3. pasados 15 minutos tendremos que realizar nuevamente la medición y repetir en caso necesario

La teoría bien lo indica. Lo cierto es que las hipoglucemias son atemorizantes y casi siempre sobre corregimos el episodio. Consumimos más hidratos de carbono de la cuenta hasta sentirnos bien sin seguir la regla de 15 y al final terminamos con un rebote que nos hace sentir atropellados en marcha cuaresmal a media avenida de los cien metros. Suena espantoso y ES espantoso.

En un pronto y futuro blog te platicaré sobre los efectos en nuestro estado de ánimo. Además de los propios de la hipoglucemia estos episodios dramáticos y atemorizantes tienen efecto en algunas personas. Aquí quizá leeremos algunos tips.

Te recomiendo también leer
Hipoglucemias, cómo crear conciencia de Jaime dulce guerrero
http://jaime-dulceguerrero.com/hipoglucemias-como-crear-conciencia/

Felices cifras 








10 oct. 2014

Esta semana, oiremos hasta el cansancio la palabra CURA.

Mis muchas fallas me hacen con frecuencia parecer insensible y es que para ser sinceros me emocionó más ver el medidor Libre de Abott o la caja de mi nuevo insertador Enlite ayer en la mesa de mi casa que la noticia de la cura de la diabetes. 

Y es que quizá al tener amigos médicos me explican tantas cosas que no entiendo que me quitan la ilusión pronto. En la adolescencia habría querido entrar a todo protocolo de investigaión, hoy sigo pensando en donar mi páncreas a la ciencia (algo ahí deber servir) o mi cabeza para el estudio de...no sé,  mis ideas difusas. Hoy despertamos todos ante la noticia que se lee en medios "La cura para la diabetes ha llegado" y no, esta vez no se trata de hierbas mágicas ni pastillas que eliminan los molestos síntomas. Se trata esta vez de algo serio y que probablemente esta generación no vea pero que la siguiente pueda usar para "salvarse".

Y es que los trasplantes de células jamás han sido algo descabellado pero....originalmente es el sistema inmunológico el confundido y el encargado de destruir las células Beta que a su vez son las que producen insulina. Si pudiéramos poner nuevas células Beta ahí ¿no las volvería a destruir de nuevo el mismo sistema inmunológico confundido?

Suena emocionante pero no estamos hablando de algo nuevo. Cabe aclarar que no entiendo seguramente ni la tercera parte pero hasta donde pude leer bucando noticias en un trabajo anterior para  una ONG dedicada a la diabetes desde los años 80 se hacían experimentos con ratones donde se observaba que podían ser curados con estas células encapsuladas. Me imagino que ahora se trabaja en el material para este encapsulamiento y de esta forma proteger las nuevas células.

Me llama la atención la confirmación de mi hipótesis que alega que se necesitan directores, médicos, presidentes y senadores con hijos con diabetes tipo 1 para cambiar el mundo. De hecho, uno de los miembros de este equipo de investigación es un médico con dos hijos con diabetes tipo 1.

Pensar en que a él le urge la cura, pensar que él es lo suficientemente empático es una señal muy buena y quizá aunque su trabajo se demore alcance a alguien que conocemos.

La forma en la que funciona esto es demasiado complejo como para que yo pueda explicarlo pero digamos que hay células embriónicas que se transformaron luego de pasar por varios procesos químicos en células beta.  Mi pregunta original sigue ahí, si no fuera encapsuladas ¿cómo protegerían estas células de  un nuevo ataque? 

Además de este hay muchos otros intentos apoyados por la Juvenile Diabetes Research Foundation que es a donde irá mi donativo de Teletón de este año. 

Yo no sé ustedes pero....me sigue emocionando más el Freestyle Libre. De verdad que si. Supongo que en parte es aceptación y duelos bien manejados. Yo me quiero, me acepto y sin todo lo que hago estoy segura de que moriría de aburrimiento. Por supuesto que donaría mi ser a un protocolo pero con frecuencia los efectos secundarios vienen escritos en letra chica y no me interesaría ser sometida a inmunosupresores y morir de gripa con células beta funcionales. 

Aún así estoy segura de que muchos encuentran alivio en la noticia. Nuestros nietos quizá ya se salven y encuentren entonces cosas más mundanas sobre las cuales bloguear.


8 oct. 2014

La curiosidad mató al gato

Hoy te tengo que pedir ayuda amigo lector.
Y es que la curiosidad mató al gato. Y este gato es siempre muy curioso. Siempre he considerado (y estoy segura de que tú también) al monitoreo como una de las piezas más importantes de nuestro tratamiento. En lugares como nuestro país, esto no está cubierto por nuestros sistemas de salud e incluso algunos Seguros de Gastos Médicos Mayores se ponen sus moños.

¿Qué tal si hubiera un medidor más cómodo y que fuera preciso? ¿Lo comprarías? ¿Cuánto pagarías? Sé que yo lo haría sin duda pero...tengo curiosidad. ¿Me ayudas?

Esta encuesta es sólo para residentes de México.

ENCUESTA AQUÍ.


EVENTO DEL MES DE NOVIEMBRE


Medtronic no deja de sorprenderme. Esta vez, con ayuda de un gran moderador: Marcelo de MiDiabetes.cl llevarán a cabo una conferencia que podremos seguir en línea. Desde Punta Arenas platicaremos sobre bombas de insulina.

Si conoces a alguien que aún no conoce los pros y contras de estas alternativas en tratamiento para la diabetes envíale este link para que vaya encargando a sus hijos y deje lista la cena para poner atención.

La cita es el 06 de noviembre pronto te haremos conocer más detalles. Ve apartando la fecha en tu agenda.

3 oct. 2014

Se puede ser feliz muy feliz.

Siempre en el camino, en la publicación y en la vida misma te encuentras con otros que comparten que se puede vivir y se puede vivir bien con diabetes. Te encuentras a gente que aunque quizá no transmita tu mismo mensaje pero que transmite otros llenos de esperanza para otros menos afortunados.

Hoy les presento a José Luis. Él quiere que su mensaje llegue lejos, quiere que otros que viven con diabetes vean que ha podido hacer de su vida lo que él quería, que a pesar de las altas y bajas vive bien y vive sobre todo feliz. 

José Luis quiere que en su mensaje se lea que el ha encontrado la motivación para cuidarse y que ha ido encontrando estrategias  y métodos. José Luis tiene una hermosa familia y además tiene tiempo y ganas de correr. 

Ayudémosle a que su mensaje llegue lejos. Yo por lo pronto agradezco a la vida que me pone gente como José Luis en el camino. !Gracias amigo!

23 sept. 2014

Lo que a las personas normales nos....vale un pepino.

¿Sabes en realidad cuánto dinero sale de tu bolsa para el cuidado de la salud? Estoy casi segura de que no tienes un marcador en tu presupuesto específicamente destinado a "salud". No, no te culpo, lo que pasa es que así funcionamos. Esperamos jamás utilizar el seguro de gastos médicos mayores (quienes los tienen claro está) y por supuesto no tenemos una cuenta de ahorro específica llamada "por si me enfermo". Lo cierto es que todos deberíamos. Lo cierto es que nuestros padres debieron. Pero claro, uno ve a su hijo cuando nace, él tan perfecto, tan pequeño y tan saludable que jamás podría imaginarse que algo pudiera pasar. ¿Cierto? No sólo eso, en este país vemos a la muerte como algo tan ajeno que no invertimos en nuestra parcela para cuando dejemos este mundo y ni se mencionen los gastos funerarios. Total, esos los arreglan los que se quedan no sólo extrañándonos sino haciendo cooperachas entre tíos y primos lejanos para cubrirlo.

Las personas como nosotros no podemos entenderlo. Es como cuando alego que no comprendo a aquellos diagnosticados con condiciones que pueden prevenirse y que en mi opinión tuvieron opciones para elegir. Ojalá a muchos nos hubieran dado esa opción. 

En realidad yo iba por otro lado. Si bien ya estamos todos cansados de poner la evidencia sobre la mesa que hace alusión a la prevención de complicaciones de la diabetes (del tipo que sea) sigo sin entender cómo es que a pesar de las estadísticas horrendas que se presentan año tras año no hay cambios en el sistema. Justo ayer conversaba con alguien sobre nuestro sistema de salud y concluí (aunque confieso que no se gran cosa, ni me interesa saber) que existen programas de prenvención de diabetes (PREVENIMSS, PREVENISSSTE) pero no existen programas de prevención de complicaciones. Y si existen por favor díganme cuáles que jamás me ha llegado invitación y las pocas veces que he estado en una Clínica del Seguro Social he querido salir corriendo.

Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución.  

Las personas normales no sabemos mucho sobre leyes. Pero sabemos leer. Ahí dice que tengo derecho a la protección de la salud pero....¿bajo los términos de la Federación? ¿enserio? Yo no sé de estas leyes, es más, no conozco toda la constitución pero reconozco cuando leo un derecho. A mi la Federación no me provee absolutamente NADA. Las insulinas que ahí utilizan no son adecuadas para mi, los fármacos orales que proveen tampoco. No proveen medidores de glucosa ni jeringas suficientes para la aplicación de insulina. Aunque quisiera ejercer mi derecho tendría que decir "no gracias". Afortunadamente tengo todavía como pagar aunque aveces signifique dieta sin querer pero he conocido muchos que no tienen recursos y consecuentemente menor calidad de vida gracias a esta Federación que provee a medias, tratamientos a medias, lineamientos generales como si todos los pacientes fueran idénticos. ¿Y mi bomba de insulina sector salud? Ah claro, vas  a seguir alegando el aumento en defunciones por infarto al miocardio e insuficiencia renal pero no propondrás la inclusión de un tratamiento que prevenga estas complicaciones? Disculpen pero yo no lo puedo entender. 


Alguien alegaba alguna vez que tendrían que recortar presupuesto de otro tipo de medicamentos para incluir estos novedosos dispositivos. Mi respuesta muy sincera es: me vale pepino. Les valdría pepino si su hijo fuese quien necesitara ese dispositivo ¿no? Pues sepan que me vale un gigantesco pepino.

La verdad es que concluyo molesta luego de muchos días de reflexión que en este país el paciente está solo. No hay ayuda ni abasto suficiente. La mejor atención está a nivel particular cuando es mi DERECHO recibirla. Es más, ni siquiera es gratuita. No  jamás nos ha pesado pagar, al contrario, agradecemos la experiencia médica que garantizan una maravillosa calidad de vida a nivel de atención particular. Pero insisto. ¿Y quien no pueda? ¿Y quien tenga menos? El dinero se acaba. Pregúntenle a Socorro que lleva un par de semanas descansando en el cajón. No hay fortuna que alcance. Y mientras ¿qué hacemos? ¿Con quién nos quejamos? ¿Por qué no estamos haciendo algo?




22 sept. 2014

Porque no sólo somos especiales, también nuestros marid@s

No, generalmente si me ausento es que ando de parranda (sí como persona normal qué tal) o tengo mucho en qué pensar y no elijo con qué torturar a mis seguidores. Es verdad que tengo una entrada de tecnología pendiente y es que tanto ha pasado este año en diabetes que tampoco sé por donde empezar. Quizá empezar diciendo: lo quiero todo y lo quiero ahora sería buena idea.

Esta mañana tuve una hipoglucemia de esas que nunca está padre contar. Aunque sería interesante llevar un conteo o tener una aplicación para registrarlas  lo cierto es que todos intentamos olvidarlas dando vuelta a la hoja y tratando de llevar un día normal aunque sabemos bien que el cansancio corporal es inexplicable. Como sea yo tenía hipoglucemia y mi siempre preparado esposo bajó volando por las escaleras directo a la cocina por una fuente de 15 gramos de hidratos de carbono. ¿Todos los maridos hacen eso? yo creería que sí ¿o no? pero cuando necesites ayuda, ¿estará siempre ahí? y por si eres de esas guapísimas y únicas personas con diabetes tipo 1 aquí te ayudo con algunos requisitos con los que ese "ser" especial deberá contar. No te preocupes, si no cumple con los puntos podrá recibir capacitación  y convertirse en tu mejor y mejorada persona especial. No sólo se trata de elegir al guapo y divertido sino al INDICADO.  "Uay que cursi" estarás pensando. Pero cuando se vive con diabetes  uno no puede darse el lujo de salir con  un idiota. #hedicho

1. VALENTÍA. Subirse a la nueva medusa roller coaster es quizá similar. Procura buscar una pareja valiente. Vivir con diabetes a ti ya te hizo valiente pero preparar a alguien para la hipoglucemia, el estrés de vivir con diabetes y el estrés del estrés de vivir con alguien con diabetes necesita además de un par de bien puestos...huevos (disculpen pero no encontré una palabra más adecuada) valentía...mucha valentía. Una cosa viene con la otra afortunadamente. El amor nos hace más valientes a todos. ¿El o ella es una persona valiente y crees que permanecerá siempre valiente? Entonces cumple con una de las características más importantes. ¿Es lo suficientemente valiente como para ayudarte en momentos de crisis? ¿Podrá ser de esas personas que derriben puertas y bajen las escaleras de la casa a mil por hora para llegar a un jugo en caso de hipoglucemia? ¿Atravesará la ciudad volando para conseguir agujas de 4mm porque a la princesa no le gustan de 8mm? Valentía. Son súper héroes.

2. PACIENCIA. Debemos reconocer que aveces sí somos necios. Confieso que cada vez que escuchaba en una plática para profesionales de la salud que "los pacientes diabéticos son muy necios" sentía que la sangre me hervía. Claro que me sirvió para hacer una gran introspección y reflexión para concluir que: sí somos necios. Ellos en sus pláticas se refieren a necio en sentido negativo. Yo creo que ser necio es  un don. El don de la necedad. La Real Academia Española tiene muchas definiciones para necio, la mayoría son negativas pero  yo me refiero a esa definición como adjetivo que se refiere a terco y porfiado en lo que hace o dice. Sí, somos necios, insistimos, peleamos, luchamos y lo conseguimos. Algunos luchan por una dona (causa equivocada) otros luchan porque Abbott México traiga Freestyle (necedad e indirecta) pero finalmente somos necios. Qué aburrido sería no ser necio. Pero, ¿y el de junto? El tiene que vivir con esta necedad que aumenta si los niveles de glucosa no son perfectos (los de NADIE son perfectos), tiene que convivir con esta necedad de persona aventurada (YO LO PUEDO TODO), y tiene que ser muy necio para aguantar a alguien tan necio. La paciencia es una característica muy útil. Ser paciente como para esperar a que no sólo se maquille y elija los mejores jeans sino para que además cuente carbohidratos, mida su glucosa, chupe su dedo, caclule la dosis de insulina, se inyecte, se queje, vocifere y luego diga : ¿por qué me estás mirando?¿ por qué no nos hemos ido?

3. ESCUCHA. Esta persona debe saber escuchar. No sólo oir. Aveces, mi alma gemela sabe cuando estoy pasando por una mala racha de glucosas con solo escuchar el timbre de mi voz (eso dice, yo creo que es verdad). Él ha aprendido a escuchar, sabe ser paciente cuando me quejo y me escucha. Aguantó escucharme más de dos horas continuas de queja de "es que no tengo dinero, es que quiero esa cosa, es que la diabetes, es que, es que"...y estoy segura de que escucharía otras dos horas. El sabe escuchar. Además oye bastante bien porque ha logrado desarrollar técnicas que lo despiertan cuando saco el medidor a las 3 am y dice que sabe por el tipo de suspiro  interpretar señales (ash: alta, ooops: baja, mmh: todo bien).

4. DIVERSIÓN. No querrás un novio aburido ¿o sí? La vida con diabetes está llena de altas y bajas, no querrás paz y tranquilidad eterna. Aunque tu búsqueda y objetivo de vida fuese una vida "sin altas ni bajas sino plana" seamos francos y reconozcamos que eso sería horrendamente aburrido. Una pareja divertida puede cambiar las cosas. Estamos acostumbrados a ciertas rutinas (abro el ojo mido la glucosa, aplico la insulina, cuento carbohidratos) algo de salsa picante no está mal. Alguien con quien puedas reirte de un mal chiste de diabetes es fenomenal, Alguien que se divierta junto contigo de las visicitudes de la vida, los chistes negros y malos de la diabetes no se comparten con cualquiera. Busca un ser lleno de diversión y que quiera divertirse contigo. Que se ría si dijiste algo muy tonto en una hipoglucemia y que te abrace y cuente chistes cuando tengas un muy mal día lleno de altas. 

5. USO RUDO. Mi marido es de uso rudo. No soy una ligerísima pluma de almohada elegante. Soy pequeña pero sí peso. Me ha tenido que cargar en un pésimo día. Ha tendio que aguntar mis groserías bajo hipoglucemia y ha tenido que aguantarme de diferentes maneras. Él es de uso rudo. Me ama pero también es de uso rudo. Tuvo que aguantar mi embarzo complicado (no por complicación sino por complicado de trabajo y cansancio) ha tenido que soportarme en un día de cánula doblaa y eso no lo hace cualquiera, solo los de mente abierta y dispuestos a ser de uso rudo. No se confundan, no quiero decir que lo maltrato aunque estoy segura de hacerlo aveces sin intención. "Marido no soy yo, es la hipoglucemia", dirá mi letrero nocturno.  

Si además de todo eso, esa persona te libera endorfinas no esperes más. Di "está bien" a esta nueva aventura llamada amor.  Si te libera endorfinas y no está listo pero crees que puedes capacitarlo (por no decir entrenarlo y evitar el experimento conductista). 
Alguna vez leí a alguien decir que temía que no se enamoraran de ella porque vive con diabetes. Corazones de melón, claro que somos enamorables pero .....no se enamoran de nosotras los idiotas, se enamoran de nosotras los súper héroes.







20 ago. 2014

Diabética cuenta su vida con insulina.

No, no estoy loca. Quizá cuando me molesto sueno un poco loca pero, les prometo que ya he visitado especialistas y me encuentran "normal". Usé este título porque voy a platicar con ustedes seriamente sobre una nota que he leído esta tarde. Ya, ya sé que aveces hay mucha polémica en si debemos o no usar el término "diabético". También se que a muchos de ustedes no les incomoda pero lo cierto es que incomoda a algunos y esa es razón suficiente para NO emplearlo a menos que sea para hablar de uno mismo ¿no?.

Así que disculpen, haré una crítica constructiva (enserio que intentaré que sea muy constructiva) de la nota. Ya sé que como siempre haré enojar a dos o tres personas que querrán hacer mi vida miserable vía web. Sepan que generalmente eso no me quita horas de sueño y que seguiré dando mi nunca pedida opinión. Sólo por que creo que puedo expresarme de manera libre y más si siento que de algún modo se me ha ofendido. Así que ahí vamos.

Yo no he dedicado 30 años de mi vida a defenderme de la diabetes tipo 1. He dedicado 30 años de mi vida a aprender, divertirme y claro, controlar mi diabetes, a ayudar a otros a aprender que esto no es jamás una sentencia de muerte y que con ciertas precauciones uno puede pasarla muy bien.  En esos 30 años he ido a la escuela, he ido de vacaciones, he asistido a fiestas infantiles, bodas, graduaciones, bares, cantinas, fiestas, he estudiado, he hecho una carrera  universitaria, un posgrado, me he casado y he tenido un hijo, es más sólo me falta ir a Disneylandia. No, no sólo he vigilado a la diabetes. También he vivido mucho. Como tú, como cualquier persona.

Afortunadamente para mi, el tema de la insulinodependencia (término además inexistente y deliberadamente mal empleado) es algo fenomenal. ¿Qué sería de nosotros si no tuviéramos el medicamento aquél a la mano? Ahora, eso de insulinodependencia me hace pensar en que tengo cierto tipo de adicción. Lo cierto es que dependo de ella. Si no la uso moriría, si no la uso no podría deleitarme de vez en cuando con una muy deliciosa galleta con chispas de chocolate. Ah sí, sí comemos chocolate. 

Vivo con una bomba de insulina que se llama Socorro. El nombre es obvio, siempre me anda salvando de vicisitudes de la vida diaria con diabetes, me salva de los antojos pues me permite de vez en cuando caer presa y ha hecho mi vida más sencilla. Aunque está conectada a mi cuerpo es amigable y se ha hecho buena vecina de mi teléfono celular y de mi hijo. Si ellos también están de alguna forma conectados a mi. No, no me estorba, ellos tampoco, es más aveces ni recuerdo que está ahí. Ella viaja en mi bolsillo casi imperceptible y si uso un vestido lindo procuro ponerle un mejor lugar. He nadado, saltado en paracaídas, me he subido a todos los juegos de los parques de diversiones, he escalado, he hecho recorridos en moto, me he aventado en las tirolesas y sip, esa maldita bomba de insulina siempre ha estado ahí. Estoy segura de que si fuera persona estaría muy agradecida. ¡Vaya que hemos disfrutado esta vida!

La verdad es que no tengo nada de qué quejarme. Jamás me quejaría de tener que usar insulina. Es insulina y la uso al igual que uso desodorante todas las mañanas, igual uso calzones todas  las mañanas y ni decir del sostén, también soy sostendependiente. 

Es que esta vida es como nos la queramos tomar. Podríamos en sentido estricto hacer una fiesta de gente con diversos traumas por que ¿quién ha dicho que ha sido sencillo? pero ¿quién ha dicho que es imposible? aquí estamos, estamos bien y esta dependencia es fenomenal. Lo mío no es solo la insulina, la dieta y el ejercicio. Lo mío es vivir y hacerlo bien. Disfrutar de mi familia, de mis amigos, de la vida en general. 

Si tienes hijos con diabetes tipo 1 hazles saber que la vida es maravillosa. Que afortunadamente para ellos ahora son tiempos mejores, que la tecnología está a nuestro alcance y que vivir con diabetes los hará diferentes siempre, más valiosos, más valientes, más decididos y sobre todo más guapos. Que la diabetes no tiene nada que ver con cómo somos ni hacia donde vamos, que la diabetes no detiene a nadie que no quiere ser detenido, que la diabetes no decide nuestro futuro pero que nos enseña a tomar decisiones informadas. Que la diabetes no asegura tener amigos pero asegura tener los mejores en caso de necesitar ayuda. Que la diabetes no somos nosotros. Somos únicos y somos personas.



Como siempre digo, el cambio debe iniciar por nosotros. Qué pasará cuando no haya nadie que te diga "caramba, de qué te quejas, estás de maravilla". 

Mientras tanto invitemos a crear conciencia de verdad. No conciencia a medias, no palabras llenas de lástima, esas no sirven a que otros cambien su estilo de vida ¿o sí?




12 ago. 2014

Que de la condición nos agarre la condición....

Me reconozco quejumbrosa de las campañas masivas. No me gustan, no me parecen personalizadas ni individualizadas y yo, como cuasi psicóloga, creo en la individualidad....a pesar de ello, y de todo, hay campañas que no dejan de sorprenderme por lo ciertas e incómodas. Finalmente, lo incómodo es lo que se queda grabado y que lleva con frecuencia a un cambio en el estilo de vida.

¿Cuántas veces me he quejado ya por aquí mismo de las campañas donde la diabetes es sinónimo de muerte, incapacidad, disfunción y otras maldiciones egipcias? Quizá mi queja sea a que creo que no todos compartiremos el mismo destino y que no aplica siempre el "mal de muchos" y que jamás me consolaría ver a otro en esas situaciones. Quizá mi queja sea porque creo que diabetes como palabra engloba miles de cosas además de gente con diferentes características corporales. Enserio. Sí lo creo. Sólo por eso, y porque  ya sabes que me encanta siempre decirle a la gente qué hacer y me considero una diva...te traigo hoy un lindo resumen que estoy segura apreciarás y compartirás porque igual que yo crees que NO TODOS SOMOS IGUALES. 


LOS 5 PUNTOS PARA UNA CONVERSACIÓN SALUDABLE CON ALGUIEN QUE VIVE CON DIABETES.

1. EVITA LAS CARAS. Ya lo sé, yo hago caras de todos. Dicen por ahí que mi ceja izquierda se levanta cuando escucho algo fuera de lugar. Lo mismo pasa cuando alguien me escucha comentar que vivo con diabetes. Sus caras se transforman. No entiendo por qué. Estoy casi segura de que yo hago las mismas caras cuando me entero de que esa persona no terminó la licenciatura. O cuando me dicen que esa persona gana más que yo trabajando menos que yo. Aún así, quienes vivimos con diabetes somos realmente sensibles, por favor evita las caras.

2. TU ABUELITA Y TU VECINO. Disculpa si sueno un poco altanera pero. ¿Tengo cara de que me importe tu abuelita? ¿Tengo cara de agobio por el destino de tu vecino? Ustedes saben que generalmente todo quien vive con diabetes me preocupa, me agobia y también me enloquece pero si pretenden contarme historias sobre cómo su abuelita falleció luego de usar insulina durante dos meses sepan que mi ceja llegará al techo y haré caras y comentarios de desaprobación. Por favor, eviten comentar con sus amigos que viven con diabetes sobre OTRAS personas con diabetes a menos que sea algo padre que contar. Jamás de la abuelita.


3. DE LAS PLANTAS Y OTROS BICHOS. Sí gracias, ya leí todo acerca del Neem. No gracias, no dejaré mi tratamiento actual para utilizar algo natural. Yo no digo que no funcionen, enserio jamás lo he aseverado, estoy de hecho segura que las investigaciones del IPN (inserte mi ceja de sarcasmo aquí) al respecto son muy serias y que seguramente en un par de años me convencerán de aventar por la ventana la microinfusora y utilizar nopal y neem pero...por lo pronto prefiero gastar miles de pesos al año en estos tratamientos que prometen conservar mi estado de salud como está: perfecto. Hay quien cae ¿sabes? así que si ya te platicaron de una hierba maravillosa, olvídalo no me lo cuentes. De hecho, no le platiques a nadie que viva con diabetes y que pudiera suspender su tratamiento y pasarla mal por hacerse un té. Gracias, pero no gracias.

4. DE LOS PROBLEMAS MENTALES QUE AFECTAN AL CUERPO. tampoco digo que no pero...no hay evidencia clínica al respecto. En clase con frecuencia escucho: debemos controlar el estrés de los pacientes, el susto  y el agobio genera problemas de salud (entre los cuales la maestra siempre menciona la diabetes). Ya agoté todos los recursos para explicarle que la diabetes no da por un susto. El diagnóstico puede presentarse después de un susto en el que se liberan hormonas contrarreguladoras de la insulina (adrenalina y cortisol entre muchas otra) pero....no da por el susto, ni por el estrés. Así como el cáncer no da por tristeza. Enserio, lean y verifiquen fuentes. No hay nada más cansado que intentar explicarle a alguien con un doctorado de qué se trata eso del susto  y la diabetes (y el bolillo). Tampoco da diabetes por choques, hace poco leí (no diré donde porque luego se alteran e intentan demandarme como mis amigos de Sucanon) de alguien que visitó a un osteópata y que ese mismo profesional de la salud le comentó que la diabetes pudo haber sido causada por un choque....sí, así como usted lo lee. No, no fue por golpearse el páncreas con el volante, fue del estrés del choque. Citaré textual a continuación gracias a copy paste "el sentimiento de culpabilidad emocional posterior, trauma o incluso que alguna de las vértebras por las que pasa la energía que conecta con el páncreas se bloqueara" disculpe pero....que bárbaro.

5. DEL GENERADOR. El fin de semana fui testigo de la generación. De la impresión que causa en otros no verse "normal" y miren que definir normal es todo un tema estadístico que no abordaremos en blogger de ninguna manera. En mi última visita a Reforma222 (edificio de oficinas con centro comercial) una señora me detuvo para preguntar qué era lo que estaba pegado en mi brazo (quickset de microinfusora de insulina). Generalmente doy respuestas amplias pero la gente aveces me sorprende. La imprudencia es un mal muy común y la poca paciencia es una de mis más grandes virtudes así que respondí "ah, es un generador" ¨¿un generador?" insistió ella. Yo aseveré "sí, es un generador...de preguntas". Luego en un tono menos burlón dí una muy breve explicación tipo comercial de esos que nunca me paga Medtronic y ella se fue muy contenta. Debemos aprender a respetar al otro, con sus diferencias, sus cánulas, sus tatuajes y su diferencia personal. Qué mundo este en el que no sólo no se respetan las creencias políticas, religiosas y los estados de salud sino que creemos que "normales" solo somos nosotros. Aprendamos.

Todo esto empezó siendo un post de campañas negativas, mismo que prometo retomar, por lo pronto analicen y ayúdenos a compartir, así las conversaciones con nosotros serán más divertidas.