Dexcom

Avisos para mi salud mental

¿Y tú?

¿Quién quieres ser?

Dulcesitos para mi

Información sobre diabetes

Monitoreo tipo flash

Descubre de qué se trata

27 may. 2014

Del sexo y otras cosas coloridas.....

Hoy hablaremos sobre sexo. Sí niños, sobre sexo. No, descuiden, ya sé que si están leyendo esto su mamá ya les explicó todo eso del polen, las abejas y el acarreo de la semilla. Si no te lo han explicado por favor deja de leer mi blog y pregunta a tu mamá. ¿Listos?

Ya sabemos que las personas con diabetes son primero eso. Personas. Las personas como tú, como yo, como Flanders, como Chabelo, se conocen, encuentran, se enamoran y por supuesto...tienen sexo. 
¿Pero y si además de tener diabetes tienen una microinfusora de insulina en su bolsillo?
Vaya cosa....vaya reto, vaya sensación de...¿impresión?


Seamos sinceros. A todos nos dijeron que nos conectáramos a la microinfusora y no la desconectáramos a menos que fuera para bañarse. ¿Cierto? Pero ¿y el sexo? Ah pues siempre hay alguien dos pasos adelante que te puede dar unos sencillos consejitos.

1. DESCONECTARSE RÁPIDO: Ya sé. El sexo planeado aveces no es tan divertido pero, seamos sensatos. No sería nada romántico tener una hipoglucemia a medio salto o una hiper que impidiera una hermosa estrategia. Aún así, el primer y más valioso consejo es DESCONECTARSE. Sí ya sé, quitarse el páncreas de Medtronic por unos minutos da miedo pero....es sexo, no maratón. No creo que pases más de cuatro horas sin receso por lo que desconectarla unos minutos para  un encuentro romántico no está prohibido. Además, seguramente, al igual que  yo en momentos de intimidad procuras no tener el celular en la mano, ¿por qué  habrías de tener la microinfusora en el bolsillo?  Digo, el teléfono es caro pero la microinfusora es nosecuantasveces más cara.....por favor, quítatela y ponla en un lugar seguro y sobre todo a la mano.

2. SIN ROPA, ¿CON MICROINFUSORA? Nada más de imaginármelo me aterro. Por supuesto que no. Sin ropa es sin ropa y SIN accesorios. Claro, siempre queda algo visible, un sensor de glucosa o un quick set (set de inserción de cánula y donde conectamos el tubo que lleva la insulina) pero tu pareja a estas alturas de la vida ya sabrá que vives con diabetes y sabrá que llevas una microinfusora. Dejando a un lado lo moral y lo correcto o incorrecto si conoces a alguien te sugiero primero informarle qué es eso en tu bolsillo antes de que salga corriendo a mitad de la escena.

3. ESPERA....CUIDADO. Informa a tu pareja dónde está el sitio de inserción. De esta forma evitarás roces que te lastimen o peor aún, que se desconecte el catéter sacro santo. No se a ti pero....el costo de los míos sale de bolsillo propio, no tengo seguro así que cada desconexión sin querer me cuesta además de dolor, un par de lagrimitas adicionales. Avisar no resta romance. Pero la desconexión puede terminar fulminando el momento y acabarás prendiendo la tele. Que terriblemente espantoso ¿cierto?

4. MÁS VALE PREVENIR. Ya sé que a ustedes no les encanta tanto como a mi estar revisando sus niveles de glucosa en sangre pero...ya lo dije y perdón si insisto. Un incidente de niveles de glucosa en sangre a medio salto no parece divertido. Quienes tenemos ya varios hermosos años con nuestra pareja actual sabemos que el comportamiento del ser humano es con frecuencia predecible. Es decir, sabemos (sobre todo las mujeres) cuando el compañero pretende encender la chispa. ESE queridas, es el momento para salir corriendo no sólo a ponerse cómodas sino a medir glucosa. Sí, así como lees, medir glucosa. Cuando regresen a ver la tele será otro buen momento para medirla. Así no sólo te asegurarás de dormir como bebé sino que podrás ver los efectos de la actividad física en tu glucosa. Quien quita, con suerte ingresarás el valor a la Gran Prueba Azul. 

5. AUTOESTIMA. Cuando a mi hijo de 7 años le prescribieron sus anteojos fue un momento de crisis. A él no le gusta cómo se ve con lentes. Él se sentía diferente. Él creía que le estorbaban. De hecho, por momentos pensó que sus amigos se burlarían de él. Al día siguiente en el colegio nadie pareció darse cuenta y sólo la maestra dijo algo como "ah que bonitos lentes". Lo mismo pasa con una microinfusora. El primer día sientes que todos te miran cuando con trabajos sabrían de qué color son tus zapatos. Al principio te estorba, te sientes raro y hasta se te olvida. Después se convierte en parte de ti y la aprecias. Algunos locos (como quien escribe) terminan hasta poniéndoles nombres. Quererse siempre, como sea y cuando sea es trabajo personal.  La autoestima es la opinión y concepto general que tienes sobre ti. Se trata de reconocer lo bueno en cada uno de nosotros y valorarlo como tal. Aprender a quererse con cabello largo, con cabello corto, con lentes, sin lentes, con frenos, sin frenos, con microinfusora, sin microinfusora. ¿Qué crees que haría tu vida más feliz?


Finalmente piensa ¿qué sería de tu vida sin microinfusora? pero no olvides nunca ¿qué sería de tu vida sin sexo?



21 may. 2014

La evidencia. Poniéndola sobre la mesa. Microinfusoras de Insulina.

Hace un par de semanas llamó mucho mi atención la información que salía de la cuenta de Medtronic LatinAmerica. En la cuenta durante todo un día se publicó información sobre diferentes estudios que comprueban no sólo la eficacia de los sistemas de infusión continua de insulina (microinfusoras) y del monitoreo continuo de glucosa (conocido como CGM, por sus siglas en Inglés) sino la efectividad en costo y calidad de vida de estos "gadgets" para la salud.


Siempre, y ahora si de verdad es SIEMPRE, he dicho que no logro comprender cómo es que los pacientes mismos son quienes tienen que desembolsar grandes cantidades cuando "en teoría" el sistema de salud por el cual pagamos impuestos (en contra de nuestra total voluntad) podría hacerse cargo. Disculpen pero mi conocimiento en leyes, IMSS y sistemas de salud a nivel global es el mismo que el de partículas cristalógrafas así que seguramente haré enojar a alguien. Y es que, si analizamos detenidamente las estadísticas que presenta la Secretaría de Salud veríamos que al menos en México la primera causa de muerte es alguna de las complicaciones de la diabetes, que además resultan verdaderamente costosas no sólo para la persona que las desarrolla y luego para quien paga el velorio pero también para el sistema de salud en general. Osea, lo mismo de siempre, las complicaciones son muy costosas para todos. 

¿Y entonces? Disculpen todos que vuelva esta maldita burra al trigo pero.... ¿y la prevención  de estas complicaciones apá? ¿qué de plano no ven que a la larga sería mucho más barato? Comprendo que existen presupuestos asignados para diferentes rubros, me imagino que diabetes por eso se controla mediocremente con medicamentos viejos y sin educación en diabetes ni atención psicológica. 


Y bueno, por supuesto que mi opinión y queja no se toman en cuenta y que a Mercedes Juan López probablemente le valga un "light" pepino pero....¿será que ya alguien le explicó los estudios?¿se los habrá enviado alguien para su revisión? Por que enserio que no entiendo.


Y así entonces, por si alguien la conoce, uno nunca sabe qué tal que así como se enojó enormemente el amo y señor de Sucanon sin querer me lee el primo de Mercedes, ¿qué tal que alguien le lleva una hoja con los siguientes datos? Aún si no la conoces, esta información nos interesa a todos, es evidencia, clara evidencia. Antes de que alguien me señale de "cerdo capitalista" (sí, ha sucedido, por qué no lo sé) sepan que comprendo que muchos estudios clínicos son patrocinados....aún así, la evidencia en estos casos (incluso de los no patrocinados) no deja lugar a dudas. Analicen por ustedes mismos y si quieren luego torturarmos digo, le preguntamos a alguien de la industria su opinión.

En este caso, específicamente hablo de diabetes tipo 1. En nuestro triste país no hay estadísticas fidedignas sobre prevalencia de diabetes tipo 1. No sé por qué pero no las hay. Los datos que tiene la Federación Internacional de Diabetes en su sexta edición dicen como muestro a continuación. No soy experta en el tema pero....no sabemos a ciencia cierta de dónde rayos salieron esas estadísticas y si son reales.





Como quiera que sea, desde hace ya MUCHOS años se ha puesto en claro el beneficio de las terapias intensificadas en el manejo de la diabetes tipo 1. Las múltiples dosis de insulina, el sistema insulina basal- bolos y las microinfusoras de insulina. Si bien es cierto, son propuestas caras pero....de verdad que son más baratas que las complicaciones derivadas del mal control. Las microinfusoras no son para todos, son para pacientes que han recibido educación en diabetes y que cumplen con ciertas características pero....en el caso de los niños, ¿por qué negarles la oportunidad de una vida larga y feliz y sin complicaciones? Bueno, ya saben, hacer la carta a  Santa Claus siempre es interesante. Habrá millones de razones por las que no se pueda, que se yo pero....si que sería interesantemente útil. 

Con  ustedes, la lista de estudios que nos proporcionó el Community Manager de Medtronic Latin América. Excelente trabajo por cierto. Síganlo aquí https://twitter.com/MDTLatAm


ESTUDIOS Y BREVE RESUMEN

Estudio DCCT: Terapia basal-bolo da mayor beneficio para personas con DT1 que tratamiento tradicional.
    A mi me encanta platicar del DCCT y externar mi agobio cada que puedo. Es un estudio viejísimo  (de 1983 a 1991) donde se demostró que la terapia intensiva (en ese entonces mútilples inyecciones de insulina) atrasaban de forma MUY IMPORTANTE la aparición de las ocmplicaciones de la diabetes. De hecho, este estudio demostró que cualquier cambio o reducción en los niveles de glucosa  (durante un tiempo sostenido) tiene beneficios en el individuo con diabetes.  Este estudio contó con 1441 voluntarios con diabetes tipo 1 de 13 a 39 años y se llevó a cabo en 29 centros médicos de Estados Unidos (para no perder la costumbre). Podemos resumir diciendo que el estudio comparó los efectos del tratamiento tradicional con medición de glucosa tradicional contra el control intensivo. El control intensivo se refería en ese estudio a un valor de Hba1c (hemoglobina glucosilada) de 6% o menos. (como nos gusta a todos).  Total que aquí vemos los resultados en porcentajes. No hay necesidad de explicarlos. 

      • Promedio HbA1c 7.2% vs. 9.1% 

      • Reducción del 76% de Retinopatía 

      • Reducción del 60% de Nefropatia 

      • Reducción del 64% de Neuropatía Clínica 

      • Reducción del riesgo de Eventos Macrovasculares  en 42% y 78% en eventos cardiacos


Análisis colombiano: sistema bomba-sensor puede llevar a un incremento en la esperanza de vida.

Este se trata de un estudio colombiano. Uno de los colaboradores, Juan Valencia, nos honró con su presencia en el evento de voceros latinoamericanos que tuvimos el pasado mes de marzo y nos platicó de este y otro estudio (el que aparece aquí debajo). En resumen este grupo de investigadores  demostraron como la terapia con microinfusora de insulina y sistema de monitoreo continuo de glucosa es más efectivo que el sistema de dosis múltiples de inyecciones (sí, ahora imaginemos que tan más efectivo que el absurdo método NPH y regular). El objetivo del estudio era demostrar el impacto en calidad de vida y aparición de complicaciones relacionadas con la diabetes tipo 1. Este estudio se realizó en Colombia. El resultado de este voló mi cerebro. La expectativa de vida de los pacientes con esta terapia incrementó 3.5 años y las complicaciones de la diabetes atrasaron su aparición casi dos años.  Las complicaciones a largo plazo mostraron una reducción relativa que se indica aquí: 

  • Retinopatía proliferativa 42%
  • Pérdida severa de visión 20%
  • Nefropatía 46%
  • Amputaciones 12%

Yo no necesito más datos, me quedó claro el beneficio. ¿a ustedes no?


Análisis colombiano: sistema bomba-sensor es costo-efectivo a largo plazo en insulino-dependientes.
Nuevamente en Colombia, Juan Valencia, Ana María Gómez y más expertos de primer nivel realizaron este estudio para demostrar la costo- efectividad de estos sistemas de infusión continua de insulina y monitoreo en tiempo real. Tomemos en cuenta que se reportó que en 2011 se gastaron 465 mil millones de dólares en diabetes a nivel mundial. Si todavía no te asusta esa cifra espérate a que desglosemos cuánto gasta una persona por su diabetes.

Total que para no  hacer de esto un chisme eterno, los resultados del estudio se reportaron en tres variables interesantísimas
  • Esperanza de vida en años - Life Expectancy Years (LEY)
  • Esperanza de ajustada a calidad - Quality-Adjusted Life Expectancy (QALE) 
  • Razon de Costo Efectividad incrememental. Incremental Cost-Effectiveness Ratio (ICER)

 Si estos términos no te dicen gran cosa como a mi podrás analizar que cada complicación tiene un costo específico ¿cierto? si esta complicación retrasara su aparición o simplemente no se presentara sería un ahorro económico y una mejora en calidad de vida así como en años de expectativa de la misma. (esa fue mi explicación for dummies como yo)

Los resultados finales en términos de reducción de complicaciones son una locura.
- hipoglucemia 93%
- retinopatía proliferativa 42% retraso en aparición 4.9 años 
- amputaciones 12% retraso en aparición 3.7 años
- enfermedad renal severa 46% retraso en aparición 3.8 años

en aparición de complicaciones y eventos catastróficos
- infarto 3.1 años
- infarto al miocardio 3.3 años
- falla cardiaca congestiva 3.5 años

No voy a seguir porque ya se me cansó la mano de teclear pero... ¿enserio? ¿aún tenemos dudas? 

Estudio ASPIRE: Reducción de 31,8% hipoglucemia nocturna en pacientes con bomba de insulina con suspensión por hipo.

Yo no se tú pero, a mi nada me aterra más que pensar en quedarme dormida durante una hipoglucemia y no poder quejarme ya de nada nunca más. Si le preguntáramos a la mamá de algún niño con diabetes, o a mi marido mismo, nos pondrían la misma cara terrorífica sólo de pensarlo. Y es que, la diabetes es una loca pero su peor cara es la hipoglucemia nocturna. Para quien no tenga muy claro de lo que hablo, en quienes utilizan terapias intensivas de insulina efectivamente se logra un mucho mejor valor de HbA1c pero, el riesgo son las malvadas hipoglucemias. Algunos pacientes llevan tan buen control que la sintomatología de una hipoglucemia es ya en cifras muy bajas, algunos otros por el tiempo de diagnóstico tienen ya lo que conocemos como "hipoglucemia sin síntomas de alarma". Imagínate ahora ambos escenarios mientras duermes. 

El nuevo modelo de microinfusora de medtronic puede programarse de forma tal que cuando el sensor de glucosa detecte cierto nivel (digamos, 60 mg/dl) la infusión de insulina se suspenda. 

En conclusión observaron que  en un periodo de tres meses con terapia con micoinfusora de insulina más monitoreo continuo con función para suspensión en hipoglucemia los eventos de hipoglucemia severa nocturnos mostraron una reducción muy importante sin aumentar los valores de HbA1c. No creo que hayan medido la tranquilidad de los papás y los esposos. Ojalá a alguien se le ocurra pero estoy segura de que es un gran alivio.

14 may. 2014

De la teoría del burnout al hecho real. Las 5 cosas más fastidiosas.

Siguiendo con la dinámica de #DBlogWeek el tema de hoy es What Brings Me Down - Wednesday 5/14 en Español coloquialmente "Lo que me apachurra el ánimo". Bueno, en Inglés es más serio pero que sería de la vida si todo lo tomáramos tan enserio.

Pensé en la cantidad de cosas que cambian mi estado de ánimo. Desde encontrar los calcetines sucios en el baño todas las mañanas hasta subirme al coche y ver que alguien movió mi asiento. Pero esta vez sospecho que sólo se trata de diabetes así que mejor opté por hacer una lista porque de no hacerlo sería el post más largo de la historia y aún no estoy lista para ganar un premio Guiness.

1. ODIO ODIAR. Sí, como Gárgamel. Odio odiar a los pitufos y a todos aquellos miembros de la industria que sólo piensan en vender y vender y vender. Pooooor quéeeeeeeeeeeee rayoooooooooos no les ha tocado un hijo con diabetes. Ya sé que es el deseo más malvado de la historia pero....estoy segura de que su actitud cambiaría. En días recientes he visto la cara amable de la industria. La cara de aquellas personas en áreas de Relaciones Públicas que tienen además del interés en vender un interés genuino y humano. ¿Acaso será mucho pedir incluir en la descripción del puesto de otros empatía?  ¿No lo creo verdad? Odio odiar a un sistema de salud que no invierte en sus ciudadanos aún con la evidencia sobre la mesa. Odio pagar tanto dinero para tener una buena calidad de vida. Odio no tener dinero ja, ja. Odio odiar a quien le dieron la opción de vivir con diabetes o sin diabetes y que aún así optó por ser sedentario y comer alocadamente para tener luego de la tipo 2. A mi y a otros no nos dieron opción. Encontrarme con eso en mi casa, en mi familia y en mi colonia me irrita. Odio escucharlos decir "pero no me siento mal, puedo seguir comiendo". Me pone de malas.

2. LA DISCRIMINACIÓN. Siempre dije que no existía. Siempre pensé que muchos exageraban. Claro, mi carta de presentación donde me pusieran era siempre la misma, siempre orgullosa. "Me llamo Mariana, soy Educadora en Diabetes y vivo con Diabetes Tipo 1" muy orgullosa, muy vanidosa, muy segura. Cuando llegué a un nuevo ambiente decidí hacer un experimento y registrarlo. Sin decir, sin observar con mi diabetes bien guardada en el clóset para oír a los de junto hacer juicios, comentar, señalar. La discriminación sí existe. La ignorancia es mayor de lo que creí. Sólo que...yo no me daba cuenta. También eso me pone de malas. Ya compartiré en  un eterno post todo lo que he aprendido.

3. DE LOS HIJOS. Ya alguna vez hablé de lo estresante que puede llegar a ser convertirse en mamá y vivir con diabetes al mismo tiempo. No se confundan, no me refiero a que alguna de esas cosas me quite tiempo con la otra....me refiero a la parte en la que explicas a tu hijo o hija que eres mortal y cuando el o ella se dan cuenta de lo delicado que es todo tu cuidado diario. No sólo es molesto, es preocupante y es deprimente. Finalmente nosotros deberíamos estar ahí para preocuparnos por ellos y jamás al revés pero...¿qué tal si es inevitable? ¿qué tanto daño se les causa sin querer hacerlo? Se me ocurren miles de preguntas al respecto y seguramente en algún momento volveré a escribir de ello. Mientras tanto haré ambos papeles lo mejor que crea poder hacerlos ¿no?

4. ODIO LAS FUENTES DUDOSAS. Los comerciales de la televisión. Odio a Sucanon que se enoja cada vez que digo que su publicidad es "engañosa". Odio que ni siquiera entiendan lo engañoso que es decir "para los molestos síntomas de la diabetes". Odio que me agredan por dar mi opinión. Odio escuchar a la gente hablar de mitos "Perengano, quien perdió la vista por usar insulina". "Fulana de tal que toma coca cola a pesar de su diagnóstico pues comenta que de algo ha de morir". Rayos. ¿Qué pasa con esta gente? Odio que me lleguen correos con la "cura" y que me etiqueten en facebook en campañas para desprestigiar y alarmarnos a todos con el uso de los edulcorantes artificiales. 

5. ODIO ACEPTAR QUE ME ABURRIRÍA. Me apaga el ánimo en su totalidad reconocer que la cura me da miedo. Que aprendí a vivir con algo crónico, degenerativo, incurable, de origen totalmente desconocido pero manejable a pesar de ser costoso. Que aprendí a contar carbohidratos, a inyectar insulina, a tratar una hipoglucemia severa y que se más del ciclo de Krebs que mi maestra de anatomía de la prepa. Odio aceptar que sin diabetes me aburriría y que no sabría qué hacer con tanto tiempo libre. Que de no ser por ella no conocería a gente tan grandiosa. Que de no ser por ella no tendría un lado altruista y que jamás habría revisado la lista con información nutrimental de todo lo que sale de la alacena. Creo que la odio a ella pero mi vida sería otra si no estuviera aquí. Seguramente yo no sería yo. Sería otra Mariana y a mi sinceramente, esta me cae bien.

¿Y tú? ¿Odias que te hagan pensar?

13 may. 2014

Un poema #DBlogWeek

Ay ojalá fuera tan sencillo,
vivir a base de jícamas y pepinillos.
No porque no tengan carbohidratos,
sino más bien porque son rete baratos.

Y es que para esta amiga nuestra no hay buenas definiciones.
Las de los libros son siempre parecidas a traiciones.
Donde no se cuenta la verdad del todo.
Y si hacemos caso a esas incompletas indicaciones acabaríamos tirados de cabeza en el lodo.

"Una poesía para la diabetes" decía por ahí.
Y me concentré tanto que creo que no dormí.
Jamás le había escrito a mi peor enemigo.
Que luego analicé y bienvenido.

Te aviso que de esto yo no me muero.
Quizá saliendo me atragante con un berro.
Pero si seguimos leyendo y compartiendo,
Lo más probable es que veamos esas estadísticas  y sigamos riendo.






6 may. 2014

Empoderamiento. La palabra mágica del mes.


Alguna vez, en algún lado, en algún artículo leía a Martha M. Funnell, cuyos datos biográficos omitiré en este post pero que es una gran Educadora en Diabetes (de las vacas sagradas diría mi coleguita Elena) escribir sobre el empoderamiento (empowerment). Yo desde entonces me preguntaba qué cosa sería que en todos los diplomados de educación en diabetes se  mencionaba pero que jamás había visto en práctica.

Como siempre, el sistema de salud mexicano (y seguramente en otros países en América Latina sucede igual) se encarga de atender complicaciones sin tomar en cuenta uno de los más grandes aspectos del cuidado de  una persona con un padecimiento crónico degenerativo: el área psicológica y los aspectos psicosociales.

No, esto no quiere decir que vayamos corriendo ahora mismo al Psicólogo, aunque para ser sincera sí creo que debería ser responsabilidad de todos y parte de nuestro cuidado, sino que quizá sería una excelente iniciativa incluir en el equipo multidisciplinario a un experto que supiera "empoderar" al paciente y trabajar en su automanejo y autocontrol para que los resultados fueran siempre los más óptimos. ¿Qué tal un sistema de salud con miras en el paciente y un trabajo colaborativo (equipo de profesionales al cuidado de la salud y pacientes al unísono) con el objetivo de crear planes de auto manejo?

Pero bueno ¿qué rayos es eso de empoderamiento y a qué viene todo eso?

Como Martha Funnell ha dicho en repetidas ocasiones, y como nosotros los críticos del cuidado de la salud hemos observado desde siempre, el éxito y los resultados en el cuidado de la diabetes en estas latitudes se juzgan por el grado de adherencia del paciente al tratamiento. Es decir, si  haces lo que el médico dice (sólo lo que él dice)  y sigues las instrucciones al pie de la letra tendrás buenos resultados aunque no des tu opinión y no te hagas responsable de tu propio estilo de vida. y a nadie le interese lo que pienses o dejes de pensar ¿Te gusta? A mí no me gusta en lo absoluto.  

La diabetes no es una receta tipo otorrinolaringólogo o dermatólogo donde te anotan lo que deberás untarte o echarte en el oído en horarios fijos y tres veces al día. Tampoco es como una limpieza dental  a la que asistes cada seis meses y el resto del año te olvidas y te ocupas exclusivamente de tu cepillo de dientes. La diabetes necesita cuidado continuo y necesita que tomemos decisiones  diarias INFORMADAS. ¿Si tuviéramos que marcar al médico cada vez que tuviéramos que ingerir alimento sería una locura cierto?

En México seguimos en la era de las cavernas en cuanto a Educación en Diabetes se refiere. He tenido la desgracia de asistir (y también en colaborar debo confesar) en cursos donde la educación está diseñada de forma tal que sólo se invite a la adherencia utilizando estrategias motivacionales para que los pacientes cambien. Pero, ¿queremos que cambien? ¿quieren ellos cambiar? ¿necesitan cambiar para tener buenos resultados?

Y entonces en esta larga e interminable historia llega el empoderamiento. Empoderamiento es un acercamiento centrado en el paciente y colaborativo. Se trata de ayudar al paciente a descubrir su capacidad de ser responsable de su propia vida, en este caso de su propia diabetes.

Como Martha Funnell menciona en este artículo cuyo link comparto aquí Funnell MM, Anderson RM: Patient empowerment: a look back, a look ahead. Diabetes Educ 29:454 -462, 2003 "se reconoce hoy en día que aunque los médicos son expertos en el cuidado de la diabetes, los pacientes son expertos en sus propias vidas" el empowerment reconoce que tener muchos conocimientos sobre diabetes no es lo mismo que tener muchos conocimientos sobre nuestra propia vida, estilo de vida, gustos y otras cosas y que por lo tanto nosotros los pacientes debemos ser los directores en la toma de decisiones en el manejo diario de nuestra diabetes.


La educación para el automanejo es la base del empoderamiento.

Estamos todos de acuerdo ¿verdad?

Lo que no sirve
No sirve de nada un curso donde me expliquen (por veinteava vez) qué es la diabetes, cuáles son los hidratos de carbono y cuáles son los 7 comportamientos saludables si eso no me dará herramientas para que saliendo del curso pueda yo ser capaz de tomar decisiones acertadas. Qué bueno que pueda yo recitar de memoria los nombres de las etapas del daño renal pero ¿qué acaso no sería más útil que me enseñaran a evitar que mis cifras de glucosa llegaran a números que afectarían mi funcionamiento renal? Yo creo que si. Pero ya saben que yo me quejo de todo.

La educación en diabetes no es un curso una vez al año, es y debe ser un esfuerzo constante, como la cita con el endo cada tres meses. Es donde se revisarán los objetivos glucémicos que ha propuesto el médico y donde se tomarán en cuenta los objetivos del paciente, sus gustos, sus creencias, las dificultades que ha tenido para conseguir resultados óptimos y donde podrá encontrar las herramientas que lo "empoderarán" en su automanejo.



Millones de gracias a Mila Ferrer por la invitación al videochat con Elena.

"Cómo ser un paciente empoderado". Pueden verlo aquí....




No dejen de visitar el canal de youtube de Mila contiene información muy útil.