Del sexo y otras cosas coloridas.....

Hoy hablaremos sobre sexo. Sí niños, sobre sexo. No, descuiden, ya sé que si están leyendo esto su mamá ya les explicó todo eso del polen, las abejas y el acarreo de la semilla. Si no te lo han explicado por favor deja de leer mi blog y pregunta a tu mamá. ¿Listos?

Ya sabemos que las personas con diabetes son primero eso. Personas. Las personas como tú, como yo, como Flanders, como Chabelo, se conocen, encuentran, se enamoran y por supuesto...tienen sexo. 
¿Pero y si además de tener diabetes tienen una microinfusora de insulina en su bolsillo?
Vaya cosa....vaya reto, vaya sensación de...¿impresión?


Seamos sinceros. A todos nos dijeron que nos conectáramos a la microinfusora y no la desconectáramos a menos que fuera para bañarse. ¿Cierto? Pero ¿y el sexo? Ah pues siempre hay alguien dos pasos adelante que te puede dar unos sencillos consejitos.

1. DESCONECTARSE RÁPIDO: Ya sé. El sexo planeado aveces no es tan divertido pero, seamos sensatos. No sería nada romántico tener una hipoglucemia a medio salto o una hiper que impidiera una hermosa estrategia. Aún así, el primer y más valioso consejo es DESCONECTARSE. Sí ya sé, quitarse el páncreas de Medtronic por unos minutos da miedo pero....es sexo, no maratón. No creo que pases más de cuatro horas sin receso por lo que desconectarla unos minutos para  un encuentro romántico no está prohibido. Además, seguramente, al igual que  yo en momentos de intimidad procuras no tener el celular en la mano, ¿por qué  habrías de tener la microinfusora en el bolsillo?  Digo, el teléfono es caro pero la microinfusora es nosecuantasveces más cara.....por favor, quítatela y ponla en un lugar seguro y sobre todo a la mano.

2. SIN ROPA, ¿CON MICROINFUSORA? Nada más de imaginármelo me aterro. Por supuesto que no. Sin ropa es sin ropa y SIN accesorios. Claro, siempre queda algo visible, un sensor de glucosa o un quick set (set de inserción de cánula y donde conectamos el tubo que lleva la insulina) pero tu pareja a estas alturas de la vida ya sabrá que vives con diabetes y sabrá que llevas una microinfusora. Dejando a un lado lo moral y lo correcto o incorrecto si conoces a alguien te sugiero primero informarle qué es eso en tu bolsillo antes de que salga corriendo a mitad de la escena.

3. ESPERA....CUIDADO. Informa a tu pareja dónde está el sitio de inserción. De esta forma evitarás roces que te lastimen o peor aún, que se desconecte el catéter sacro santo. No se a ti pero....el costo de los míos sale de bolsillo propio, no tengo seguro así que cada desconexión sin querer me cuesta además de dolor, un par de lagrimitas adicionales. Avisar no resta romance. Pero la desconexión puede terminar fulminando el momento y acabarás prendiendo la tele. Que terriblemente espantoso ¿cierto?

4. MÁS VALE PREVENIR. Ya sé que a ustedes no les encanta tanto como a mi estar revisando sus niveles de glucosa en sangre pero...ya lo dije y perdón si insisto. Un incidente de niveles de glucosa en sangre a medio salto no parece divertido. Quienes tenemos ya varios hermosos años con nuestra pareja actual sabemos que el comportamiento del ser humano es con frecuencia predecible. Es decir, sabemos (sobre todo las mujeres) cuando el compañero pretende encender la chispa. ESE queridas, es el momento para salir corriendo no sólo a ponerse cómodas sino a medir glucosa. Sí, así como lees, medir glucosa. Cuando regresen a ver la tele será otro buen momento para medirla. Así no sólo te asegurarás de dormir como bebé sino que podrás ver los efectos de la actividad física en tu glucosa. Quien quita, con suerte ingresarás el valor a la Gran Prueba Azul. 

5. AUTOESTIMA. Cuando a mi hijo de 7 años le prescribieron sus anteojos fue un momento de crisis. A él no le gusta cómo se ve con lentes. Él se sentía diferente. Él creía que le estorbaban. De hecho, por momentos pensó que sus amigos se burlarían de él. Al día siguiente en el colegio nadie pareció darse cuenta y sólo la maestra dijo algo como "ah que bonitos lentes". Lo mismo pasa con una microinfusora. El primer día sientes que todos te miran cuando con trabajos sabrían de qué color son tus zapatos. Al principio te estorba, te sientes raro y hasta se te olvida. Después se convierte en parte de ti y la aprecias. Algunos locos (como quien escribe) terminan hasta poniéndoles nombres. Quererse siempre, como sea y cuando sea es trabajo personal.  La autoestima es la opinión y concepto general que tienes sobre ti. Se trata de reconocer lo bueno en cada uno de nosotros y valorarlo como tal. Aprender a quererse con cabello largo, con cabello corto, con lentes, sin lentes, con frenos, sin frenos, con microinfusora, sin microinfusora. ¿Qué crees que haría tu vida más feliz?


Finalmente piensa ¿qué sería de tu vida sin microinfusora? pero no olvides nunca ¿qué sería de tu vida sin sexo?



0