13 may. 2014

Un poema #DBlogWeek

Ay ojalá fuera tan sencillo,
vivir a base de jícamas y pepinillos.
No porque no tengan carbohidratos,
sino más bien porque son rete baratos.

Y es que para esta amiga nuestra no hay buenas definiciones.
Las de los libros son siempre parecidas a traiciones.
Donde no se cuenta la verdad del todo.
Y si hacemos caso a esas incompletas indicaciones acabaríamos tirados de cabeza en el lodo.

"Una poesía para la diabetes" decía por ahí.
Y me concentré tanto que creo que no dormí.
Jamás le había escrito a mi peor enemigo.
Que luego analicé y bienvenido.

Te aviso que de esto yo no me muero.
Quizá saliendo me atragante con un berro.
Pero si seguimos leyendo y compartiendo,
Lo más probable es que veamos esas estadísticas  y sigamos riendo.






0 comentarios: