Dexcom

Avisos para mi salud mental

¿Y tú?

¿Quién quieres ser?

Dulcesitos para mi

Información sobre diabetes

Monitoreo tipo flash

Descubre de qué se trata

19 jun. 2014

Nutrimentos. Más complejo que las vitaminas complejas.

Durante muchos años trabajé (fui y vine varias veces) en la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. confieso que mi trabajo era divertido y me ayudó a aprender y poner el práctica todo lo que hago hoy para cuidar mi salud.


En días pasados se publicó en facebook una nota que redacté en el año 2011. Ahí no me dejaban ser tan divertida así que hoy la retomo y decoro un poco. Aunque es una nota pequeña  me gusta mucho pues resume los datos principales de los diferentes nutrimentos que, como podrás leer, son importantes para nuestra salud en general.

¿Qué chorizería es un nutrimento?
Pues bueno, un nutrimento y un nutriente son la misma "cosa". Los nutrimentos provienen de los alimentos. Estos productos son los que necesita nuestro cuerpo para funcionar de manera adecuada. Los nutrimentos se utilizan por las células de nuestro hermoso cuerpo (no sé cómo ande tu autoestima pero yo quiero al mío y se que es hermoso) y se transforman para obtener energía. Básicamente son el bastón que nos mantiene de pie.

Nuestros expertos amigos nutriólogos clasifican a los nutrimentos de diferentes maneras. Hoy platicaremos sobre algunos.


Grupo 1. Los macronutrimentos: En este grupo encontramos a los carbohidratos (o hidratos de carbono) a las proteínas y a las grasas. Se llaman macronutrimentos por su tamaño (macro= grande) y son los que proporcionan energía a nuestro cuerpo. 

Grupo 2. Micronutrimentos: L;os micronutrimentos son sustancias que el cuerpo necesita en "micro" cantidades y que generalmente encontramos en diferentes alimentos.

Este grupo a su vez se dividen en a) los solubles en grasa y b) los solubles en agua.
En el primer grupo encontramos a las Vitaminas A, D. E, y K y los complejos vitamínicos B y la vitamina C se colocan en el segundo grupo. 

IMPORTANCIA DE LOS NUTRIMENTOS


Te preguntarás, pero si a mi me gusta comer puro pollo y tortilla. ¿para qué necesito tanto "nutrimento"? los nutrimentos tienen diferentes funciones en el organismo y si aprendemos una forma adecuada de balancearlos (espero que exista esa palabra en el diccionario de la RAE) nuestro cuerpo no tendrá pretexto para hacer lo que le corresponde de manera adecuada.

1. Proporcionan energía: Alguna vez alguien me dijo que los carbohidratos eran los únicos con autorización de proveer energía y ...sorpresa. No era verdad. Las grasas y las proteínas también proveen la energía que el cuerpo necesita para llevar  a cabo reacciones bioquímicas que suceden durante el día (la tarde y por supuesto la noche). La energía como ya hemos leído en diferentes lugares se cuenta en kilocalorías. 

2. Los albañiles del cuerpo:  No me estoy riendo, es enserio. Los nutrimentos se necesitan para que el cuerpo construya y de mantenimiento a los tejidos, órganos y otras estruturas (huesos, dientes, uñas, muchas pues). Para esta tarea los más importantes son las grasas, proteínas y los minerales. Como verás en el texto que tomé prestado de la FMD cuya autoría me pertenece, el exceso de carbohidratos puede transformarse en grasa que podrá a su vez almacenarse en el tejido adiposo. Por eso si comemos muchas donas no correremos súper rápido sino desarrollaremos gordura (eso sí, súper rápido).
3. Como mi mamá, ellos regulan. Si quisiéramos contarlos, son seis clases de nutrimentos con diferentes funciones en el cuerpo. Algún día quizá las detallemos todas con ayuda de alguna nutrióloga (pronto, ya verán). De broma he dicho que me gusta sentirme en "homeostasis". Esto es porque en realidad  hoy sabemos que cuando las diferentes funciones de nuestro cuerpo están en equilibrio se puede decir que se alcanzó la homeostasis. No,  no es una postura de mi clase de  yoga pero si buscamos en significados.com encontraremos la definición que copio abajo y bueno, los nutrimentos ayudan a alcanzar este equilibro.
La homeostasis es la capacidad del organismo para presentar una situación físico-química característica y constante dentro de ciertos límites, incluso frente a alteraciones o cambios impuestos por el entorno o el medio ambiente.
fuente: http://www.significados.info/homeostasis/

La nota original y la que me inspiró hoy a platicarles sobre nutrimentos pueden encontrarla por aquí http://www.fmdiabetes.org/fmd/pag/nutricion.php?id=MjI%3D y les sugiero darse una vueltecita por el sitio. Encontrarán cosas interesantes 

Hidratos de Carbono
También conocidos como carbohidratos. El porcentaje de calorías que obtienes de los hidratos de carbono debe ser determinado por tu equipo al cuidado de la salud. Depende de tus gustos y preferencias sobre algunos alimentos y de las metas que han fijado para tus niveles de glucosa

Muchas personas con diabetes opinan que los hidratos de carbono complejos que se encuentran en los granos son mejores que las azúcares simples, sin embargo existe poca evidencia para decir que las azúcares afectan más que las harinas. Lo importante es tomar en cuenta el número total de hidratos de carbono. Es por eso que si un alimento dice en la etiqueta nutrimental ser bajo en azúcar pero contiene un alto número de hidratos de carbono lo que afectará nuestros niveles de glucosa serán los hidratos de carbono. 

Proteínas
Si no has tenido ningún problema renal, entre el 10 y 20 por ciento de las calorías que ingieres deberán proceder de las proteínas. Si tienes algún problema renal se recomienda que consumas un máximo de 0.8 gramos de proteína por kilogramo de peso al día. 

Grasa
La cantidad de grasa incluida en tu plan de alimentación también tendrá que ser decidida por el equipo al cuidado de tu salud. En términos generales, esta decisión dependerá de tu peso, tus niveles de glucosa, los objetivos de lípidos en sangre que se te hayan fijado y tu salud en general. No más del 10% de las calorías en tu plan de alimentación deberán provenir de grasas saturadas. 

Colesterol

Se recomienda un máximo de 300 miligramos de colesterol al día. 

Cuando las concentraciones sanguíneas de colesterol son elevadas se recomienda reducir está cantidad a menos de 200mg al día. 

Fibra

La recomendación de consumo diario de fibra es la misma que para la población en general. Se recomienda consumir de 20 a 35 gramos de fibra al día. 

Sodio

La recomendación general para el consumo de sodio se limita a 2400 miligramos al día. Aquellas personas que tengan algún problema de presión sanguínea deberán limitar su consumo a menos de 2400 miligramos. En este aspecto el médico deberá analizar otros factores de salud del paciente para determinar con precisión la cantidad de sodio que deberá consumir. 



En fin, me voy antes de que se quemen mis nutrimentos en lo que escribo este post. Si son nutriólogas y descubrieron un error háganmelo saber....yo solo soy un simple terrenal .... :)

16 jun. 2014

Yo confieso....

Esta mañana muy decidida pensé "no voy a ver el fútbol" porque confieso: no me gusta el fútbol. Disfruto mucho ver el fútbol americano aunque no me gusta pero eso es porque mi hijo jugó un tiempo fútbol bandera y le encanta así que con frecuencia es algo que disfrutamos mucho en familia.

Entrada en confesiones decidí ponerme a hacer algo más práctico. Y ya saben. Siempre acabo en "diabetes" (o quejándome de algo). Pensé en recomendar a mis amigos varias lecturas de colegas blogueros y me encontré con que Marcelo y Mila estaban en "modalidad confesión". Debo "confesar" que nada me parece más saludable que hacer el ejercicio de vez en cuando y de hecho se los recomendaría a todos ustedes. Ser sinceros con nosotros mismos, encontrar soluciones, identificar oportunidades, vaya, se me ocurren muchas ventajas. Y para que no se queden confesando solos les presento mis horrendas confesiones. Claro que, espero que no me salgan tantas como a Marcelo. 

1. No llevo una bitácora. Enserio, lo he intentado todo. ¡Todo! he intentado las hojas, las libretas, los post-its, las manos mismas, algo en mi se niega a llevar una bitácora. Los últimos años he encontrado aplicaciones útiles y hoy utilizo Social Diabetes. ¿La verdad? la aplicación es buenísima, me parece fenomenal, pero  hay algo en mi que se niega a ingresar los datos. Supongo que tendré que trabajar en hacerlo un hábito. Eso si, cuando se acerca la fecha con el endócrino debo usar un día completo de mi vida para vaciar los resultados que el luego marcará con plumones de colores (amarillo para bajo, verde para normal y rojo para hiperglucemia).

2. Experimento con la gente: También es enserio. Alguna vez en algún post platiqué que cuando ingresé a la licenciatura nueva opté por tener "diabetes de clóset". A pesar de que jamás he hecho eso (hasta ahora) decidí quitarme ese papel y actuar como persona "sin diabetes". Al principio me molestaba mucho oír sobre diabetes en todos lados y no poder aplicar mi nunca ausente "fíjateeeeeeeeeee queeeeeeeeeeeeee" pero al final aprendí mucho y sobre todo pude ver con otros ojos y perspectivas. Entendí que es un  mundo que naturalmente discrimina al que se percibe distinto. Y que ser distinto otorga etiquetas. Que no es que la humanidad sea mala sino que la humanidad no puede saberlo todo y que si somos ignorantes en ciertos padecimientos cometeremos faltas graves sin querer. Supongo que este post es confesión y que ahora tendré que publicar lo que he ido descubriendo. Sepan que a pesar de todo jamás tuve que meterme a un baño a medir mi glucosa, la verdad es que (confieso) nunca nadie se da cuenta de esas cosas. 

3. No me gustan los dramas: Nop, me gusta hacerlos. Pero no me gusta leerlos. Me incomoda, me acongoja y sobre todo me enoja. No me gustan las entradas del tipo "amigos hoy me siento deprimido porque mi diabetes". Tampoco me gusta que en la escuela haya gente que use diferentes tipos de excusa y enfermedades para justificar sus faltas, sus malas notas y su vida en general. No me gusta que la gente tenga excusas para hacer las cosas. No  lo soporto. Vaya confesión ¿verdad? pero de verdad no lo soporto. Supongo que será porque rara vez he tenido una excusa para hacer algo. Y cuando definitivamente no quiero hacerlo (como una bitácora) lo digo y ya. Claro que, termino haciéndolo de todos modos jaja.

4. Debí haber sido médico: No sé qué pasó por mi cabeza cuando definitivamente debí haber estudiado medicina. Desconozco si lo hubiera logrado pero sin duda es algo que me gusta mucho. Confieso que mi abuelo intentó quitarme las ganas (el es patólogo en un hospital de oftalmología) y me invitó a un hospital de seguridad social a ver una operación de prótesis de cadera. Claro, el pensaba que yo sería cirujano ortopedista cuando en realidad me habría gustado ser endocrinóloga pero, me pareció fascinante. Todavía me acuerdo de los colores y los olores y eso fue hace más de 15 años. Admiro mucho a mis amigos médicos, a mis endócrinos tratantes y a los internistas que me rescataron  hace más de 20 años. Debí haber sido como ellos y ayudar a rescatar la vida de otros. 

5. No cambio la lanceta: Jamás, enserio. Aunque se quejen los novatos. Yo insisto en que no duele y que no es engorroso. No sé cada cuánto cambie la lanceta pero juro que no lo hago seguido. Sí, mis dedos no son lindos, están llenos de pequeñas costras y marcas pero....me gustan jajaja. Estoy segura de que nadie en el mundo cambia esa lanceta cuando debe.

Y ustedes ¿también ya están listos para confesarse?

11 jun. 2014

Los Microchips. Sí, esos que cantaban.

Un día después de haber estudiado muchas cosas que encontré en mi camino y poco alentadoras, aburridas e incluso monótonas me pregunté en voz alta "¿qué cosa estás haciendo'" y cuando no encontré cómo contestarme supuse que había errado la elección de una carrera pero que no era lo suficientemente vieja como para decir "ya pa' qué". Así que tomé la computadora y decidí leer, para distraerme. Como siempre, acabé leyendo cosas de diabetes. Me agobié, me reí, me enojé, como siempre que leo cosas de diabetes me frustré, tomé el medidor, me dió el burn-out y me acordé de un individuo con apellido Polonsky. "Ah que buen trabajo el suyo" murmuré. Y entonces decidí estudiar Psicología. No, seguramente no le llegaré ni a los talones pero de los grandes psicólogos que admiro es el más grande. Quizá algún día le escriba para agradecerle lo que sin querer está haciendo con mi vida desde el día que recibí de regalo "Diabetes Burnout" vía amazon.

Y entonces estudiando Psicología me encontré con que somos incomprendidos. Enserio. No, no es drama aunque el drama me gusta. Somos incomprendidos. El equipo de profesionales al cuidado de la salud no es siempre empático y tampoco lo somos nosotros.



Y luego entonces me acordé de una charla de William Polonsky mismo de esas que imparte en sus cursos en el Instituto del Comportamiento de la Diabetes (Behavioural Diabetes Institute): los problemas psicosociales en la diabetes tipo 1. Nadie los aborda. Pero hoy, gracias a él (otra vez) los resumiremos y verás que te sentirás comprendido. (y yo menos ansiosa).



1. Diabetes: ejercicio, dieta y medicamentos. ¿Enserio? ¿Eso lo resume? Seguramente estarás de acuerdo pero...esos tres puntos se resumen en un solo día de mi vida como detallo a continuación: abro el ojo, lavo mis manos, mido la glucosa, anoto el resultado, si es alto corrijo, si es bajo consumo 15 gramos de hidratos de carbono, espero 15 minutos, vuelvo a medir, si ya está en rango procedo con el resto de mis actividades, llega el desayuno, voy por mi pastilla (por eso de la resistencia a la insulina), hago un cálculo mental de los carbohidratos en gramos que voy a consumir y los convierto en unidades de glucosa pensando en la hora del día, la sensibilidad a la insulina y la fibra del alimento mismo, además pienso que si voy  a hacer ejercicio quizá consuma un poco más de hidratos de carbono  sin aplicar la insulina total o si es un alimento de esos que me gustan con algo de grasa y carbohidratos debo aplicar un distinto tipo de dosis.....y sólo voy en el desayuno. 

No es solo dieta, ejercicio y medicamentos y no son solo 7 comportamientos que hay que vigilar. Cada uno de ellos, cada letra y cada inciso tiene muchas ramificaciones que hay que tomar en cuenta.

2. ¿Diabetes perfecta? El trabajo que implica cuidar la diabetes es enorme. No hay una descripción de puesto con funciones específicas para este. Hay instrucciones breves al principio y muy confusas. La gente se cansa de un trabajo nuevo dice Polonsky, ahora imagínate de este nuevo trabajo no remunerado. Se vale cansarse. El control perfecto es casi imposible. Es verdad hay herramientas nuevas y protocolos, medicamentos y fórmulas pero....la perfección es muy compleja. Mantener un equilibrio es posible pero ahí necesitamos entonces también un equilibrio emocional que es hacia donde vamos ¿correcto?


3. Carga emocional. Nunca descansas. No hay vacaciones, ni un sólo segundo de vacaciones. Claro que tienes permitido cansarte. Yo me declaro cansada y con frecuencia también me altero y me frustro. Aveces hago la misma operación y el resultado no es el mismo porque claro, la diabetes es una loca y nunca se comporta igual pero...¿qué hago ahora con estas emociones? Nadie quiere vivir enojado y cansado. La diabetes sin un equipo de apoyo (familia y amigos) nos hace sentir solos. La motivación que necesitamos para vivir bien con diabetes es simplemente vivir claro que, como dice Polonsky, el obstáculo para el autocuidado aveces borra de la lista muchos beneficios. Quizá si conociéramos el valor real del buen cuidado estaríamos más motivados.

- depresión: descartemos depresión. "Nada vale la pena, me va mal en todo, para qué me esfuerzo". La depresión es más común entre personas que viven con diabetes y es un problema. Hablando muy enserio, William Polonsky nos habla sobre la importancia del diagnóstico de la depresión y la diferencia entre esta y el estrés que ocasiona el vivir con diabetes. Estar harto y estar deprimido no es lo mismo. La carga de vivir con diabetes quizá se parezca a la depresión pero el tratamiento es distinto. En la interesantísima charla Polonsky dice algo como "una antidepresivo no va a quitar la diabetes" así que el tratamiento requerido es mucho más que un fármaco y una sesión de vez en cuando.

- beneficios intangibles: "No veo la buena salud". Yo sí la veo. Estoy segura de que tú que lees mi blog también la ves (la tuya, no la mía). Las complicaciones, es cierto, no siempre son inevitables pero....de nosotros dependerá cuando se presenten y si se presentan sabremos qué hacer.

- expectativas irreales: "hice todo lo que me dijeron y mi glucosa sigue loca". Quizá si establecemos en conjunto metas realistas con nuestro médico tratante el sentimiento de frustración sea menor. En lo personal, mi médico tratante es un gendarme, yo lo quiero pero sí, es un gendarme pero yo soy una paciente feliz con un doctor gendarme. Hay diferentes tipos de pacientes para diferentes tipos de médicos y diferentes metas para cada distinto paciente. Somos individuos y como individuos todos tenmos necesidades distintas.

4. El escape saludable (the safe glucose getaway): ¿Y qué hay de tomarse un receso? Bill Polonsky está seguro de que si los pacientes pudiéramos platicar de muy cerca y confiadamente con nuestro equipo de profesionales al cuidado de la salud nos darían (quizá) permiso de  un receso saludable. Hay gente que lleva años de receso y no es saludable pero...quizá de vez en cuando. En la charla Polonsky mencionó algunos ejemplos de receso saludable uno de los cuales me recordó mis vacaciones. "Paciente x utiliza microinfusora de insulina pero se siente muy atada al dispositivo así que cada mes o cuando va de vacaciones decide desconectarla y usar otro tipo de terapia.". Digo, se vale ¿no?

5. No somos números: Aveces tenemos una mala idea sobre lo que es correcto e incorrecto, bueno y malo. Y tal vez se deba a que vemos por todos lados que subir de peso nos hace malos pacientes. Bajar de peso nos hace buenos pacientes. Valores elevados de Hba1c nos hace malos pacientes. Tener una glucosa en ayuno de más de 130 me hace mal paciente pero si es cercana a los 80 me hace excelente paciente. De hecho, si mis gráficas son planas ----------------------- soy excelente pero si son pequeños montículos soy mala. Disculpen pero yo no soy un número, soy una persona. Me llamo Mariana y con todo y páncreas disfuncional soy una persona.

En resumen. La diabetes es todo un trabajo, cansado, aveces frustrante, que no nos deja dormir felices, que nos quita tiempo pero que quizá nos haga valorar la vida y los momentos que hay que disfrutar, que nos hace responsables de nuestra propia vida y seguramente nos hará vivir más y mejor que el vecino que sigue tomando coca cola sin reparo. ¿no? Como siempre he dicho, como vivas depende sólo de ti y de las decisiones diarias que tomes. Decide ser feliz.

y para finalizar les dejo esta horrenda canción inspiradora de este post.




"los númeroos, no los soporto más, las matemáticas, son algo demencial, lo que tu vesss, estés donde tu estésss, solo se habla de númeroooos....la gente vive con números, la gente ve números, no somos númeroooooos"