Que de la condición nos agarre la condición....

Me reconozco quejumbrosa de las campañas masivas. No me gustan, no me parecen personalizadas ni individualizadas y yo, como cuasi psicóloga, creo en la individualidad....a pesar de ello, y de todo, hay campañas que no dejan de sorprenderme por lo ciertas e incómodas. Finalmente, lo incómodo es lo que se queda grabado y que lleva con frecuencia a un cambio en el estilo de vida.

¿Cuántas veces me he quejado ya por aquí mismo de las campañas donde la diabetes es sinónimo de muerte, incapacidad, disfunción y otras maldiciones egipcias? Quizá mi queja sea a que creo que no todos compartiremos el mismo destino y que no aplica siempre el "mal de muchos" y que jamás me consolaría ver a otro en esas situaciones. Quizá mi queja sea porque creo que diabetes como palabra engloba miles de cosas además de gente con diferentes características corporales. Enserio. Sí lo creo. Sólo por eso, y porque  ya sabes que me encanta siempre decirle a la gente qué hacer y me considero una diva...te traigo hoy un lindo resumen que estoy segura apreciarás y compartirás porque igual que yo crees que NO TODOS SOMOS IGUALES. 


LOS 5 PUNTOS PARA UNA CONVERSACIÓN SALUDABLE CON ALGUIEN QUE VIVE CON DIABETES.

1. EVITA LAS CARAS. Ya lo sé, yo hago caras de todos. Dicen por ahí que mi ceja izquierda se levanta cuando escucho algo fuera de lugar. Lo mismo pasa cuando alguien me escucha comentar que vivo con diabetes. Sus caras se transforman. No entiendo por qué. Estoy casi segura de que yo hago las mismas caras cuando me entero de que esa persona no terminó la licenciatura. O cuando me dicen que esa persona gana más que yo trabajando menos que yo. Aún así, quienes vivimos con diabetes somos realmente sensibles, por favor evita las caras.

2. TU ABUELITA Y TU VECINO. Disculpa si sueno un poco altanera pero. ¿Tengo cara de que me importe tu abuelita? ¿Tengo cara de agobio por el destino de tu vecino? Ustedes saben que generalmente todo quien vive con diabetes me preocupa, me agobia y también me enloquece pero si pretenden contarme historias sobre cómo su abuelita falleció luego de usar insulina durante dos meses sepan que mi ceja llegará al techo y haré caras y comentarios de desaprobación. Por favor, eviten comentar con sus amigos que viven con diabetes sobre OTRAS personas con diabetes a menos que sea algo padre que contar. Jamás de la abuelita.


3. DE LAS PLANTAS Y OTROS BICHOS. Sí gracias, ya leí todo acerca del Neem. No gracias, no dejaré mi tratamiento actual para utilizar algo natural. Yo no digo que no funcionen, enserio jamás lo he aseverado, estoy de hecho segura que las investigaciones del IPN (inserte mi ceja de sarcasmo aquí) al respecto son muy serias y que seguramente en un par de años me convencerán de aventar por la ventana la microinfusora y utilizar nopal y neem pero...por lo pronto prefiero gastar miles de pesos al año en estos tratamientos que prometen conservar mi estado de salud como está: perfecto. Hay quien cae ¿sabes? así que si ya te platicaron de una hierba maravillosa, olvídalo no me lo cuentes. De hecho, no le platiques a nadie que viva con diabetes y que pudiera suspender su tratamiento y pasarla mal por hacerse un té. Gracias, pero no gracias.

4. DE LOS PROBLEMAS MENTALES QUE AFECTAN AL CUERPO. tampoco digo que no pero...no hay evidencia clínica al respecto. En clase con frecuencia escucho: debemos controlar el estrés de los pacientes, el susto  y el agobio genera problemas de salud (entre los cuales la maestra siempre menciona la diabetes). Ya agoté todos los recursos para explicarle que la diabetes no da por un susto. El diagnóstico puede presentarse después de un susto en el que se liberan hormonas contrarreguladoras de la insulina (adrenalina y cortisol entre muchas otra) pero....no da por el susto, ni por el estrés. Así como el cáncer no da por tristeza. Enserio, lean y verifiquen fuentes. No hay nada más cansado que intentar explicarle a alguien con un doctorado de qué se trata eso del susto  y la diabetes (y el bolillo). Tampoco da diabetes por choques, hace poco leí (no diré donde porque luego se alteran e intentan demandarme como mis amigos de Sucanon) de alguien que visitó a un osteópata y que ese mismo profesional de la salud le comentó que la diabetes pudo haber sido causada por un choque....sí, así como usted lo lee. No, no fue por golpearse el páncreas con el volante, fue del estrés del choque. Citaré textual a continuación gracias a copy paste "el sentimiento de culpabilidad emocional posterior, trauma o incluso que alguna de las vértebras por las que pasa la energía que conecta con el páncreas se bloqueara" disculpe pero....que bárbaro.

5. DEL GENERADOR. El fin de semana fui testigo de la generación. De la impresión que causa en otros no verse "normal" y miren que definir normal es todo un tema estadístico que no abordaremos en blogger de ninguna manera. En mi última visita a Reforma222 (edificio de oficinas con centro comercial) una señora me detuvo para preguntar qué era lo que estaba pegado en mi brazo (quickset de microinfusora de insulina). Generalmente doy respuestas amplias pero la gente aveces me sorprende. La imprudencia es un mal muy común y la poca paciencia es una de mis más grandes virtudes así que respondí "ah, es un generador" ¨¿un generador?" insistió ella. Yo aseveré "sí, es un generador...de preguntas". Luego en un tono menos burlón dí una muy breve explicación tipo comercial de esos que nunca me paga Medtronic y ella se fue muy contenta. Debemos aprender a respetar al otro, con sus diferencias, sus cánulas, sus tatuajes y su diferencia personal. Qué mundo este en el que no sólo no se respetan las creencias políticas, religiosas y los estados de salud sino que creemos que "normales" solo somos nosotros. Aprendamos.

Todo esto empezó siendo un post de campañas negativas, mismo que prometo retomar, por lo pronto analicen y ayúdenos a compartir, así las conversaciones con nosotros serán más divertidas.




0