Lo que a las personas normales nos....vale un pepino.

¿Sabes en realidad cuánto dinero sale de tu bolsa para el cuidado de la salud? Estoy casi segura de que no tienes un marcador en tu presupuesto específicamente destinado a "salud". No, no te culpo, lo que pasa es que así funcionamos. Esperamos jamás utilizar el seguro de gastos médicos mayores (quienes los tienen claro está) y por supuesto no tenemos una cuenta de ahorro específica llamada "por si me enfermo". Lo cierto es que todos deberíamos. Lo cierto es que nuestros padres debieron. Pero claro, uno ve a su hijo cuando nace, él tan perfecto, tan pequeño y tan saludable que jamás podría imaginarse que algo pasara. ¿Cierto? No sólo eso, en este país vemos a la muerte como algo tan ajeno que no invertimos en nuestra parcela para cuando dejemos este mundo y ni se mencionen los gastos funerarios. Total, esos los arreglan los que se quedan no sólo extrañándonos sino haciendo cooperachas entre tios y primos lejanos para cubrirlo.

Las personas como nosotros no podemos entenderlo. Es como cuando alego que no comprendo a aquellos diagnosticados con diabetes tipo 2 a quienes se les dió la opción de elegir. Sí , sí, ya los veo a todos alegando "es que Mariana, hay un componente genético" pero ese es un factor no modificable hay otros que sí lo son. Ojalá a muchos nos hubieran dado esa opción. 

En realidad yo iba por otro lado. Si bien ya estamos todos cansados de poner la evidencia sobre la mesa que hace alusión a la prevención de complicaciones de la diabetes (del tipo que sea) sigo sin entender cómo es que a pesar de las estadísticas horrendas que se presentan año tras año no hay cambios en el sistema. Justo ayer conversaba con alguien sobre nuestro sistema de salud y concluí (aunque confieso que no se gran cosa, ni me interesa saber) que existen programas de prenvención de diabetes (PREVENIMSS, PREVENISSSTE) pero no existen programas de prevención de complicaciones. Y si existen por favor díganme cuáles que jamás me ha llegado invitación y las pocas veces que he estado en una Clínica del Seguro Social he querido salir corriendo.

Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución.  

Las personas normales no sabemos mucho sobre leyes. Pero sabemos leer. Ahí dice que tengo derecho a la protección de la salud pero....¿bajo los términos de la Federación? ¿enserio? Yo no sé de estas leyes, es más, no conozco toda la constitución pero reconozco cuando leo un derecho. A mi la Federación no me provee absolutamente NADA. Las insulinas que ahí utilizan no son adecuadas para mi, los fármacos orales que proveen tampoco. No proveen medidores de glucosa ni jeringas suficientes para la aplicación de insulina. Aunque quisiera ejercer mi derecho tendría que decir "no gracias". Afortunadamente tengo todavía como pagar aunque aveces signifique dieta sin querer pero he conocido muchos que no tienen recursos y consecuentemente menor calidad de vida gracias a esta Federación que provee a medias, tratamientos a medias, lineamientos generales como si todos los pacientes fueran idénticos. ¿Y mi bomba de insulina sector salud? Ah claro, vas  a seguir alegando el aumento en defunciones por infarto al miocardio e insuficiencia renal pero no propondrás la inclusión de un tratamiento que prevenga estas complicaciones? Disculpen pero yo no lo puedo entender. 


Alguien alegaba alguna vez que tendrían que recortar presupuesto de otro tipo de medicamentos para incluir estos novedosos dispositivos. Mi respuesta muy sincera es: me vale pepino. Les valdría pepino si su hijo fuese quien necesitara ese dispositivo ¿no? Pues sepan que me vale un gigantesco pepino.

Mi dinero se acaba enserio. No hay para dónde voltear. La verdad es que concluyo molesta luego de muchos días de reflexión que en este país el paciente está solo. No hay ayuda ni abasto suficiente. La mejor atención está a nivel particular cuando es mi MALDITO DERECHO recibirla. Es más, ni siquiera es gratuita. No  jamás nos ha pesado pagar, al contrario, agradecemos la experiencia médica que garantizan una maravillosa calidad de vida a nivel de atención particular. Pero insisto. ¿Y quien no pueda? ¿Y quien tenga menos? El dinero se acaba. Pregúntenle a Socorro que lleva un par de semanas descansando en el cajón. No hay fortuna que alcance. Y mientras ¿qué hacemos? ¿Con quién nos quejamos? ¿Por qué no estamos haciendo algo?




0