Esta semana, hablemos de hipoglucemia.

La hipoglucemia es una complicación de la diabetes. Es una pesadez y una cosa realmente fastidiosa. Aquellos pacientes que siguen un régimen intensivo o estricto para el control de sus niveles de glucosa en sangre seguramente ya saben de lo que estoy hablando. La hipoglucemia aunque se define como niveles por debajo de cifras normales de glucosa no únicamente implica eso. El paciente diagnosticado con diabetes de cualquier tipo debe conocer desde el día 1 el riesgo que tiene de presentarla, cómo identificarla y sobre todo cómo tratarla. Además, el círculo social cercano a la persona con diabetes deberá ser capacitada ya que desafortunadamente con frecuencia se necesita ayuda de otros.



¿Qué exactamente es?
La Asociación Americana de Diabetes dice que cualquier valor por debajo de 70 mg/dl es  ya un episodio de hipoglucemia. Si bien ya hemos platicado antes que cada persona puede establecer metas y objetivos glucémicos diferentes con su equipo de profesionales de la salud la gran parte de los médicos tratantes indican la importancia de valores por debajo de 70 mg/dl. Incluso en poblaciones infantiles se habla con frecuencia de metas más elevadas para evitar el riesgo de un episodio hipoglucémico.

Empecemos con el recorrido de la glucosa en sangre. Nuestro organismo necesita de glucosa para funcionar. La glucosa es el combustible que nos permite realizar todo lo realizable (incluso dar lata y molestarse). Después del proceso digestivo, algunos de los alimentos se transforman en glucosa. 
Como te imaginarás y leerás, la glucosa es necesaria, especialmente el cerebro necesita glucosa. Existe en día debate sobre la cantidad de glucosa que necesita nuestro cerebro pero en términos generales la evidencia científica muestra que se necesita cerca de 120 gramos que corresponde a un total energético de aproximadamente 420 kcal. Con glucosa no nos referimos a dulces o azúcar sino a la sustancia ya tranformada por nuestro organismo, esta proviene en gran parte de los carbohidratos que consumimos. 

¿Qué pasa con el cuerpo en ese momento?
Durante la digestión se absorbe glucosa que realizará un paseo por el torrente sanguíneo para hacerla llegar a todas las células del cuerpo. ¿Vaya paseo verdad?

Pues hay hormonas producidas por el páncreas cuya funciónes controlar (elevar o disminuir) los niveles de glucosa en sangre. Como si no fuera ya lo suficientemente complicado. 

Entre estas hormonas están el glucagon y la insulina.
(existen otras que hoy no platicaremos como cortisol, adrenalina y otras).  

Cuando comemos y transformamos ese alimento en glucosa,
los niveles de glucosa en sangre comienzan a elevarse.

Entonces el cuerpo libera inteligentemente insulina para 
contrarrestar esta elevación. 

Claro, nosotros no tenemos insulina entonces la aplicamos con un dispositivo (jeringa, pluma o microinfusora). Cuando sucede lo contrario (cuando los niveles de glucosa en sangre son bajos) nuestro hígado entra en acción y libera glucosa para que los niveles retornen a un rango razonable. En nuestro caso si hubiésemos aplicado una dosis excesiva de insulina a pesar de que nuestro hígado intentara realizar esta acción  el esfuerzo sería insuficiente. 

Sintomatología
He visto millones de listas con síntomas. Lo cierto es que cada individuo y cada diabetes son únicas y la sintomatología no siempre es la misma. Sin embargo, los expertos se dieron a la tarea de recopilar los síntomas más comunes. Aquí algunos que podrías reconocer.

- sudoración fria

- confusión mental

- sueño y bostezo sin razón aparente

- dificultad de concentración

- temblorina (específicamente manos)

- hambre

- debilidad

- irritabilidad

La buena noticia es que si detectaste estos síntomas podrás
atenderlos y fuera del susto no pasa gran cosa. La mala noticia es que si no los detectas  y no te atiendes podrías perder el conocimiento e incluso llegar al coma o algo más horrendo. 

Juro que busqué un video para hacerte esta lectura menos
aburrida. Me impresioné al ver que en español no hay algo que sea corto y divertido. La comunidad de diabetesLA tendrá que darse a la tarea de crear estos materiales que buena falta hacen. 

Como yo tengo un humor particularmente horrendo no pude dejar de hacer un video junto con mi hijo riéndome un poco de la situación que si preguntas en mi casa es tremendamente seria. CERO graciosa una hipoglucemia y menos gracioso tener que explicarle a nuestros hijos qué hacer en caso de que se presente. Toma mi video con calma, tengo un humor súper negro enserio.


¡
Tratamiento
La regla de los 15 es algo que todos sabemos. 

1. medir glucosa
2. si el resultado indica hipoglucemia debes consumir 15
gramos de hidratos de carbono de absorción veloz (jugo, refresco no dietético, algunos dulcesitos)
3. pasados 15 minutos tendremos que realizar nuevamente la medición y repetir en caso necesario

La teoría bien lo indica. Lo cierto es que las hipoglucemias 
son atemorizantes y casi siempre sobre corregimos el episodio. Consumimos más hidratos de carbono de la cuenta hasta sentirnos bien sin seguir la regla de 15 y al final terminamos con un rebote que nos hace sentir atropellados en marcha cuaresmal a media avenida de los cien metros. Suena espantoso y ES espantoso.

En un pronto y futuro blog te platicaré sobre los efectos en 
nuestro estado de ánimo. Además de los propios de la hipoglucemia estos episodios dramáticos y atemorizantes tienen efecto en algunas personas. Aquí quizá leeremos algunos tips.

Te recomiendo también leer

Hipoglucemias, cómo crear conciencia de Jaime dulce guerrero

Felices cifras 








0