15 mar. 2015

Me corroe...la envidia me corroe y otros datos que a nadie le interesan.

Ah, ese malito sentimiento de envidia. Siempre me corroe. A pesar del gran trabajo que hicieron mis papás cuando era niña la envidia es siempre algo que me corroe. 

Y es que el riesgo de ser paciente activo en redes sociales lleva como consecuencia la cercanía con otros lugares del mundo donde el impacto social que tienen algunas causas (la diabetes) une individuos, trabajo, industria, expertos, novatos, papás, niños y todos los demás que olvidé.

Como me ha pasado antes, me topo con que la parte que tiene contacto con los pacientes no es (salvo en casos muy específicos como Medtronic Latam cuyos encargados en redes sociales tienen mucha interacción con nosotros como clientes y personas) a través de nuestras representaciones locales. Es decir, yo que soy muy activa en redes sociales y en el ambiente en general jamás he tenido contacto con personas en otros laboratorios salvo cuando trabajé en una asociación civil. Creo que mi muy gratuita opinión sería útil en algunos temas pero....creo que ellos tienen siempre en mente vender vender sin tomar en cuenta la opinión de quien compra compra. ¿Será?

Entonces viajo unos kilómetros al norte y veo que el vecino en los United tiene gran acercamiento, que su opinión es tomada en cuenta, que hay eventos donde los pacientes se reúnen con la industria, con otros como ellos y con profesionales de la salud para hablar de lo mismo y llegar a puntos medios y acuerdos. ¿Qué pasa y por qué no lo hacemos en nuestras localidades? ¿Qué falta para que lo hagamos? 

Y así es como llego a la necesidad que tiene nuestro círculo de varias cosas entre ellas: saber quienes somos y dónde nos encontramos, acordar puntos de encuentro, crear pautas para la información que compartimos y sobre todo ayudarnos a crear vínculos estrechos con la industria y exigir mejores tratos, productos, que nuestra opinión sea tomada en cuenta y que nosotros podamos ayudarles en medida que seamos beneficiados por los productos que nos ofrecen. ¿verdad que no suena tan descabellado?

A partir de minutos viendo el techo llego a concluir algunos puntos, que pongo a tu consideración.....para que te unas, sigamos ejemplos, creemos lazos, cambiemos el mundo de la diabetes, cada quien en su trinchera buscando un bien propio sin olvidar el bien común.

Queridos community managers de los grandísimos laboratorios: 

1. AYÚDANOS A AYUDARTE. No, no todos somos expertos, sí, normalmente tu eres quien domina el tema pero....¿y si nos ayudamos? ¿si te ayudáramos a vender de mejor forma un producto que nos ayudara de mejor forma? ¿no suena maravilloso ese ganar ganar?

2. RECUERDA QUE SOMOS INDIVIDUOS. Efectivamente tu labor es vender. La nuestra, en gran medida y dejando de lado nuestras múltiples ocupaciones es sobrevivir. Tratarnos como individuos y no como clientes es siempre un gran plus. Si eres amable al tomar nuestro pedido te aseguras de que lo haremos con mayor frecuencia, si nos ayudas a mantenernos capacitados y actualizados sacaremos el mejor provecho del producto que nos has ofrecido.

3. PIENSA EN NOSOTROS COMO COMUNIDAD. Si a mi me funciona algo lo más probable es que (avisando que soy paciente y no profesional de la salud) haga gran escándalo en redes sociales y en la calle. Ya sé que no todos son tan ruidosos como yo pero, la publicidad de voz en voz tiene sus maravillosos beneficios. No nos visualicen como fichas individuales sino como una gran comunidad que intercambia experiencias y sentires.

4. PIENSA EN TU ABUELITA. Sí que espanto, generalmente no escribo sobre el tema y no me meto con las mamás ni con las abuelitas de NADIE pero.....si tu abuelita o tu mamá vivieron con diabetes tipo 2 temo informarte que la carga genética que recae en tu glorioso ser es grande. ¿ Y si nos ayudáramos entre todos a cambiar este mundo? ¿Y si fueras haciéndote partícipe de cambiar las vidas de aquellos como tu abuelita? ¿No es suficiente razón pensar que algún día podrias estar utilizando nuestros tennis?

5. YO SOY EXPERTO. No me queda duda, las educadoras de Novo y Lilly son expertas en insulina. Las educadoras y médicos de Abbott son expertos en su medidor de glucosa, Bayer es experto en otras cosas y Medtronic es experto en microinfusoras de insulina. Yo por el contrario, solo soy experta en diabetes. He tenido que convertirme en experta, al  igual que muchos de mis coleguitas en #diabetesLA para mantenerme de pie. Mi opinión es valiosa en ese sentido. No, aveces no puedo hablar de tiempos de acción de fármacos ni de efectos secundarios y no puedo pelear con COFEPRIS ni con la FDA pero tengo otros puntos de vista sociales y humanos válidos.  Lo mejor es que son GRATIS.

Aquí nadie tiene la culpa,  quizá sea compartida pero siempre digo que en nuestras manos está la opción, la tecla y el mouse para intentar cambiar lo que se ha puesto frente a nosotros. Y
entonces....¿qué vamos a hacer para cambiarlo?




0 comentarios: