25 nov. 2015

Querido Santa Claus.

No se sorprendan, yo todavía creo en Santa Claus. Normalmente me concede uno o dos caprichos pequeños. Sí, todavía me consciente a pesar de que en los últimos años decidimos cambiarle las galletas por productos de origen animal bajos en grasa y un vaso de bebida natural baja en hidratos de carbono. No me pareció extraño que no se lo hubiera comido todo. Supongo que está acostumbrado a las galletas y el vaso de leche con chocolate pero mi hijo insistió en que debe perder peso por su salud y pensamos ayudarle desde hace años. 



Este año decidí no hacerle carta a Santa Claus. Él sabe que no me gusta que me obsequien dulces, no porque no me gusten o no pueda comerlos sino porque me sentiría incongruente el resto del año. Un sueter me vendría bien, algo con música también.

De niña jamás se me ocurrió pedirle cosas imposibles. Salvo alguna vez que pedí un perro y que no llegó a la casa pero que amablemente trajeron los Reyes Magos cuando vieron que Santa Claus no había sido difícil competencia.

Este año no haré carta. Pero si hiciera una, hoy a mis 36 años, mamá de un niño de 9, estudiante, esposa, ama de casa, vocero,  psicóloga, persona con diabetes tipo 1 mi carta iría algo así.

Querido Santa:

Este año me he portado menos mal que los anteriores. Sí, quizá es porque estudié Psicología y entiendo un poco más mi comportamiento. Quizá puede ser también porque este año soy más vieja. No, no me confundas, me siento joven pero ahora soy mamá y debo de pronto convertirme en buen ejemplo.

Sé que te encargarás bien de elegir alguno de mis regalos. No espero que me traigas todos, sé que tienes mucho trabajo y que los pobres renos no podrían con tanta cosa. 

1. #bombadeinsulinaalauge: mis amigos en Chile han luchado arduamente este año. Su campaña ayudará a que todas las personas con diabetes tipo 1 que cumplan ciertas características puedan tener acceso a una bomba de insulina. Yo creo que la merecen. Todo ser humano tiene derecho a la salud y a vivir con gran calidad. Por favor, ayúdales en su petición. Una firma por aquí, otra firma por allá si que ayudaría. Te pido leas aquí 


2. México: Primero te pediría un nuevo presidente pero como ya sé que no traes personas (porque todavía no me has traído a Thor o a algún jugador de GreenBay) tengo que pedirte que ayudes a las organizaciones de salud. ¡Lo único que necesitan son firmas! 

Garantizar tratamientos básicos a quienes viven con algún tipo de padecimiento crónico. Ya sé que este no es tu trabajo, es de mi gobierno. Pero han demostrado ser incapaces de garantizar el cumplimiento de mis derechos. Sí de esos derechos que tanta gracia le causan a la gente.  Lee aquí, estoy segura de que te interesará el tema 


3. CGM: Santa Claus, enserio que lo necesito. ¿Te acuerdas cuando necesité la barbie rocker que bajaba cantando de su Rocker Van? Bueno, este lo necesito más. 

Los medidores continuos de glucosa son herramientas indispensables que desconozco porque no se usan con más frecuencia en mi país. Bueno, si sé. El costo es muy elevado pero mi vida vale más que cualquier cifra en papel. Mi seguridad y la de mis acompañantes también. 


4. Friends For Life Children With Diabetes: Santa Claus, mira, este es el mejor evento al que he asistido. Sabes que soy poco sensible pero comí queso todo el congreso para aguantarme las ganas de llorar. 

Gente con diabetes tipo 1 de todas las edades por todos lados, en su mayoría niños. ¡No se cuántos pero muchos! Entiendo que no soy un niño pero, porfa, elige a uno de mi país y llévalo. Puedes revisar el evento aquí, te prometo que no te vas a arrepentir es una experiencia única.


Lee bien Santa Claus, esta carta pudo haber sido mucho más compleja. El mundo como está hoy necesita mucha ayuda. Avísame si necesitas que firme alguna petición en Change org para alguna de mis solicitudes o de algún otro colega.

Este año tampoco te dejaremos galletas, sé que todos los demás lo harán. Si tienes alguna sugerencia de snack saludable avísame para preparártelo.

Te quiere.

Mariana.

0 comentarios: