29 mar. 2016

Se buscan blogueros sobre diabetes. Espera, tal vez no quieras ser bloguero.

Hace muchos años comenzamos a buscar información en internet. Fuentes fidedignas, asociaciones civiles, instituciones médicas y poco a poco personas. Al principio era una labor compleja pues subir la información no era siempre fácil. Hoy hay formas muy rápidas y efectivas para hacer llegar mensajes a más personas de las que uno pudiera imaginarse. 

Con el tiempo vimos cosas interesantes como diarios en línea (livejournal) reemplazando las hojas en diarios de papel y la pluma por plataformas en internet que además podían ser compartidas. No más privacidad en un diario y así llegamos a los blogs. En realidad la palabra blog se refiere justo a eso, a un diario personal donde inicialmente se describían las hazañas del escritor día a día. Nada más serio que la vida diaria de una persona compartida públicamente. Con los años y los cambios en las redes e internet los blogs se convirtieron en espacios personales en internet donde una persona pudiera escribir sobre prácticamente lo que le diera la gana: pensamientos, pasiones, hobbies, y claro, condiciones de vida.

Desde mi país he observado desde hace años cómo surgen distintas y nuevas generaciones de blogueros en temas de salud. Y es que somos tantas personas en el mundo que viven con diabetes que los blogueros dedicados al tema han formado una estrechísima comunidad que además trabaja al unísono. De ahí partimos para esta entrada. Siempre he comentado la envidia que me genera el trabajo colaborativo de otros colectivos. Si bien es cierto existe ya un grupo de blogueros en América Latina pero igualmente resulta cierto que hay poco trabajo en equipo y que no se ha visto una gran cohesión cuando en realidad todos deberíamos estar buscando lo mismo: hacer que la información llegue al otro. 

Puedo, con los dedos de una mano enumerar los blogueros en América Latina dedicados al tema de diabetes cuya escritura comparto siempre sin dudar. Me encantaría incluirlos a todos pero lo cierto es que no todos tienen dentro de sus prioridades escribir para otros y no todos tienen la misma pasión por hacer despertar y alzar voces en pro de distintas campañas entre las que se debe encontrar el acceso a la salud e insumos para nuestro cuidado.

QUIERO SER BLOGUERO ¿POR DÓNDE EMPIEZO?

POR LA BIBLIOTECA. Los blogs y las redes sociales son algo muy personal, puedes escribir y vaciar ahí lo que tu creas conveniente  y sobre todo lo que desees. El problema cuando nos dedicamos a temas de salud  es que nuestra opinión y experiencia personal puede ser tomada al pie de la letra por otros menos expertos en algún tema. Esto no quiere decir que no podrás dar tu opinión pero, tu opinión debe ser revisada y deberás ser muy claro al escribir y aclarar que lo que publicas es meramente una opinión personal que no pretende de ninguna forma reemplazar el consejo médico. Si de diabetes quieres escribir deberás intentar convertirte en experto y si no logras esta encomienda lo recomendable sería pedir a un experto (incluso un profesional de la salud) que eche un vistazo a tu información.  

Esta semana he leído de "orientadores diabetológicos" las más grandes locuras. Lo peor es que hay gente que lo leerá y lo replicará en acciones que resultarán sin duda peligrosas. Zapatero a tu zapato sería mi opinión. Uno debe ser capaz de reconocer cuando le falta entendimiento o experiencia en algún tema como para aconsejar a otros. 

PREGUNTA CLAVE ¿Soy experto en el tema? ¿Quién lo dice?

POR EL AUTOANÁLISIS. Detente y piensa ¿para qué quieres ser bloguero? ¿Fama? Déjame contarte que ser bloguero en temas de salud no te dará nada más que dolores de cabeza. No hay dinero ni fama que alcance en ese ámbito. Se trata de un trabajo voluntario donde tendrás que dar mucha información al igual que respuestas. Si eres de esas personas que creen que sólo el trabajo propio es el que vale la pena te invito a que formes una empresa y abandones el tema de bloguear. Los blogueros somos abiertos ante opiniones diversas, con frecuencia nos volvemos tolerantes y sí, usamos mucho, pero mucho tiempo ayudando a otros a entender lo que quisimos decir y argumentando amablemente con quienes están en desacuerdo. 

PREGUNTA CLAVE ¿Me considero una persona humilde? ¿Respetaré la opinión del otro?

POR TENER UNA MACETA CON UN CACTUS: Hace muchos años alguien le regaló a mi madre un cactus, una plantita que requiere de cuidados especiales para su mantenimiento y que tiene la capacidad de alejar a los intrusos, las personas malintencionadas y otras hermosas características. Escribir me ha hecho creer con frecuencia que necesito un sembradío de Cactus. No siempre todos estarán de acuerdo y no siempre gustará tu trabajo. 

PREGUNTA CLAVE ¿Gozas de suficiente inteligencia emocional para lidiar con ello?


POR HACER ORIGAMI DE INDIVIDUOS AGARRADOS DE LA MANO: Trabajar como bloguero e ignorar al resto de las redes sociales e internet es muy fácil. Pero, eso claro si es que lo que pretendes es un beneficio personal inmediato que incluya entre otras cosas reconocimiento público y mediático. No todos buscamos eso. Algunos buscamos genuinamente llevar a otros mensajes de aliento y aprendizaje. Formar parte de un colectivo te permite analizar lo que pasa en otras regiones y países y compartir sus mensajes. Ayudar a los miembros del colectivo en otras regiones con sus campañas es fortalecer el trabajo conjunto.

PREGUNTA CLAVE ¿Trabajo en equipo? ¿O yo solito y triste?

Podría continuar con puntos importantes para quitarte la ilusión de dedicarte a la escritura sobre temas de diabetes pero espero que aunque no estés de acuerdo estés siempre interesado en trabajar en equipo.  Acércate a personas con experiencia en los temas en los que creas que flaqueas, participa en campañas locales y en otras regiones. Estoy convencida de que necesitamos más voces. ¿Te sientes preparado? ¡Bienvenido!

Ahora si, ¿estás listo para escribir sobre diabetes? Se buscan blogueros y activistas.










0 comentarios: