Nuevos mitos sobre diabetes. Nos urgen unos nuevos enserio.

Desde que en 2006 estudié el primer diplomado de Educadores en Diabetes me di a la tarea de analizar con mucha calma las preguntas de la gente en mi entorno si estaban relacionadas con diabetes. Explicar con calma implica analizar la pregunta, la intención de la pregunta y dar una respuesta de forma detallada en caso necesario y siempre amable. La prudencia, siempre he pensado, es un arte aprendido en la infancia. Y no todos tuvieron una mamá que conocía esas cosas.

En los últimos años, la convivencia con mamás de amigos de mi hijo me ha obligado a dar más explicaciones y respuestas de las que acostumbro o me gustaría. Y es que en algunas actividades convivimos tanto tiempo que es inevitable que lo vean a uno medir su glucosa o apagar alguna alarma o por supuesto, comer. "¿Por qué comes eso si no puedes comerlo?" ¿Oye pero, apoco puedes hacer eso? ¿Te sientes bien? ¿Estás segura? ¿Necesitas ayuda?" Sí, en ese orden. Y con diversas intensidades. Por supuesto, con siempre una muy buena intención. 

La verdad es que yo argumentaba que si de pronto hacer frente a tanto cuestionamiento era complejo para mi, imaginaría que para los niños con diabetes tipo 1 sería doblemente complicado pues, son niños sin una capacidad de análisis de discurso tan elaborada como un adulto. En la práctica y en al vida como mamá he visto que los adultos resultan más prudentes en presencia de los niños pero que cuando se trata de conversaciones entre nosotros edades mayores el tono y la forma cambia y no siempre es vigilado. 

Y entonces es que decidí que necesitábamos crear nuevos mitos. Intentar derribarlos ha sido una tarea cansada para todos los que nos consideramos voceros y advocates. Y no, las autoridades sanitarias al menos en mi país no han trabajado junto con nosotros población civil para llevar la información correcta. Quizá tampoco la gente que no viva de cerca la diabetes se interese en conocer y deshacerse de esta mala información. Siendo así, necesitamos nuevos mitos.

Hoy te traigo mi lista de nuevos mitos. 








Aportaciones

"Inyectarse insulina es una rama de la acupuntura" Carolina, desde Club Diabético Tipo 1

0