La tecnología para la diabetes NO sirve.

Antes de mandarme sus mensajes de odio, deténganse a leer lo que hoy tengo que contar. Ustedes a estas alturas sabrán que soy fanática de la tecnología para el manejo de los diferentes tipos de diabetes y que en los pocos ratos libres que tengo en la vida abogaré siempre por el acceso para todos. Si bien es cierto que algunas herramientas tecnológicas pueden llegar a facilitar nuestra toma de decisiones no es del todo cierto que llegaron para aligerar la carga. Así vemos con frecuencia a personas confundidas que creen que portar estos dispositivos les harán "olvidarse" de que viven con diabetes tipo 1.

Si preguntan mi sincera opinión los dispositivos que existen definitivamente NO sirven para eso. No se confundan, no estoy criticando a los dispositivos, al contrario. He sido de los afortunados en ver cómo la tecnología para la diabetes avanza a una velocidad tal que antes hervíamos jeringas y hoy tenemos dispositivos "híbridos" que realizan cálculos automatizados para la dosificación de insulina. Si bien esto puede ayudar a mantener rangos de glucosa óptimos no evita la interacción de nosotros los usuarios con estos dispositivos.

La tecnología para el manejo de la diabetes tipo 1 NO sirve si no hay las siguientes variables en la ecuación.

VIGILANCIA: Por supuesto que resulta más cómodo que inyectarse varias veces al día, eso es innegable pero no se trata de algo que se conecta y se deja. Aún hay que tomar decisiones importantes para lo que se necesita información: conteo de carbohidratos, ajustes para actividad física, conocimiento del tipo de dosificación que puede enviarse, manejo en días de enfermedad y otros. Conectar y dejar es lo mismo que regresar a la prehistoria y utilizar una jeringa gigantesca pero que funcione con pilas AAA. No es útil.

EDUCACIÓN EN DIABETES NIVEL AVANZADO: Me entristece leerlos pensando que una bomba de insulina o un medidor continuo de glucosa hará su vida más sencilla. Yo tengo mis dudas en cuanto a lo sencillo. Por supuesto que estaría yo totalmente loca si dijera que la calidad de vida es igual. ¡No lo es! Nuestra vida, al aprender a dominar estas herramientas tecnológicas es mucho menos estructurada y por supuesto que la calidad de vida en todos los sentidos puede trabajarse y crecer a ritmos acelerados. Evitar complicaciones gracias a un manejo adecuado de los niveles de glucosa en sangre debería ser siempre el objetivo pero, estos son dispositivos que requieren mucho aprendizaje y ello conlleva mucho cansancio físico y mental. No únicamente el equipo de profesionales al cuidado de tu diabetes deberá ser experto sino que tú tendrás que convertirte en experto para no depender enteramente de las decisiones de tu equipo sino convertirte en "consultante" proactivo y sugerir cambios.

TRABAJO EN EQUIPO CONTINUO: El uso de estos dispositivos necesitan una comunicación y alianza afianzada bajo los parámetros y reglamentos más severos de "trabajo en equipo". Con frecuencia veo gente que trae el dispositvo más costoso pero que no se toma tiempo para llenar los datos que se solicita en su bitácora y que no manda oportunamente los resultados o la descarga resumida al médico. Así no se pueden realizar ajustes oportunos. Y por supuesto así no se puede aprender. 

Si tu pensabas que utilizar un dispositivo era el fin de tu manejo exhaustivo debes saber que estás engañado. De nada sirve si no te pones a trabajar junto con tu equipo. De lo contrario acabarías con una jeringa gigantesca que además de muy costosa utiliza baterías. Mi intención no es desanimarte, la tecnología de este tipo bien empleada es la mejor forma de poder tener un muy adecuado manejo de nuestros niveles de glucosa. Acércate a tu equipo, crea alianza, estudiemos diabetes. 



0