15 may. 2017

Diabetes y lo inesperado. Mi plan B forzoso. #DBlogWeek

No me canso de repetirlo. Siempre, siempre es importante llevar con uno el plan B. Nunca se sabe lo que puede pasar. Y es que algunos de nosotros ahora somos totalmente dependientes de la tecnología y de pronto se nos olvidan las bases. Nadie está exento de estas situaciones, en teoría, todos podríamos caer pero lo ideal sería minimizar el riesgo. Sí, al igual que tú sufro con los costos de los insumos y las cosas que necesito para mi cuidado pero el plan b creeme, nunca está de más. Mi bolsa es hoy en día lo suficientemente grande como para no tener que preocuparme y los días que sólo llevo conmigo una pequeña cangurera para correr mis tradicionales 5km diarios me aseguro de tener mi bolso más grande en la cajuela del auto con todas mis cosas. Efectivamente es mucho cargar por todos lados y quizá sonará exagerado pero estoy segura de que el plan B ha salvado mi vida al menos un par de veces.

Es muy cierto además que con frecuencia hacemos las cosas de forma rutinaria sin invertir ni media neurona en analizar lo que estamos haciendo o pensando. Así nos pasa con frecuencia a quienes utilizamos una bomba de insulina. Damos por hecho de que la pila está en orden, el reservorio está lleno y por supuesto jamás se nos ocurriría pensar que el set de infusión pudiera despegarse. Pero ¿y si sucede? Todo fuera como que esta situación se presentara en casa pero ¿y si estás en el tránsito en camino a tu oficina y ahí no tienes tampoco un plan B? Pasar a la farmacia muchas veces queda descartado por cuestiones económicas pero....esperar hasta volver a casa es impensable. Hoy te comparto mi plan b de bolso esperando que tu tengas el tuyo y que comentes para que veamos que me falta a mi..y qué te falta a ti.

a) Insulina: a pesar de que utilizo una microinfusora de insulina siempre cargo conmigo el plan b de insulinas. Nunca se sabe. Además la microinfusora es un dispositivo tecnológico y esos, hasta los más carísimos Iphone, tienen sus desperfectos. Llevo conmigo siempre una pluma de insulina ultrarrápida ¡Siempre! menos cuando corro claro está pero está en mi bolsa siempre y afortunadamente la bolsa y el teléfono siempre viajan conmigo.

b) Pilas: La microinfusora de insulina utiliza baterías AAA y el sistema que utlizo actualmente consume mucha de esta pila. He estado en medio de la absoluta nada cuando veo un letrero de LOW BATT. Nada más estresante que una alerta de cualquier tipo en una microinfusora. Luego del primer cuasi infarto decidí traer siempre en la bolsa unas baterías AAA. Afortunadamente en esta ocasión traía conmigo suficiente dinero como para detenerme en un OXXO  a comprar baterías pero...pudo haber sido peor y pude haber estado enmedio de la autopista. Eso sí que habría sido horrendo.

En lo personal creo que el plan B se compone de lo que necesitaríamos en caso de que el plan original fallara. Una pluma de insulina ultrarrápida puede ayudarnos a solucionar muchos líos si llevamos una bomba de insulina. En otros casos llevar además una pluma con insulina basal no está de más. Platica con tu médico y tracen un plan B para que sepas cuántas unidades de insulina aplicar en caso de que tu plan original falle.  




0 comentarios: