4 dic. 2017

Querido Santa, yo otra vez

En casa de mis suegros el árbol de Navidad se pone el día 19 o 20 de noviembre sin importar qué. En los años que llevo de casada es el árbol que más tiempo toma en ponerse pues a mi suegra le gusta lleno, pero enserio crean, lleno de adornos de distintos colores y tamaños. Es una grata reunión donde todos participamos y donde los más pequeños rien mucho mientras giran alrededor del árbol para poner la serie de luces. Todavía no entiendo qué es lo divertido en girar y girar pero a ellos les parece muy muy simpático. 

Además, desde esa fecha se les dan hojas y crayolas para hacer la tradicional carta a Santa Claus. Claro que, mi hijo que piensa en todos incluye en su carta no sólo lo que él desea Santa le traiga sino algo para mi, algo para papá y algo para sus perritos. Su carta es maravillosa pues siempre empieza con él explicándole a Santa Claus cómo cree que se portó y cómo intentará evitar esos "reportitos escolares" que tanto aman las maestras cuando los niños se ríen súper fuerte como él de absolutamente TODO.


Este año además mi hijo nos dio hojas de colores y crayolas al papá y a mi. Claro que mi carta es divertida y pedí juguetes pues a Santa no se le pide ropa, la ropa es aburrida y tampoco se le pide paz mundial, eso solo lo piden las Miss Universe. Pero, la tarea me dejó pensando y decidí hacer, como todos los años una carta a Santa más seria, dirigida a nosotros los adultos.

Querido Santa Claus.
Este año me porté pésimo. Sí, pésimo. Estoy cansada, tengo mucho trabajo, sigo con insomnio y eso me transforma en Mumm-Ra el inmortal en las mañanas cuando no encontramos los calcetines. Ya sé, eso nos pasa a todas las mamás pero este año si que se me nota más aunque claro, ya no tengo 20 años y quizá en parte se trate de eso.

Este año tengo solicitudes muy puntuales. Gracias por haberte acordado de mi y traerme más trabajo para poder tener un CGM durante el año. Mi vida cambió mucho gracias a esta herramienta y espero seguir contando con tus poderes para conservar mi empleo y gastar todo mi dinero en diabetes. Sí, que espanto también sueño con tener vacaciones en la playa y comprarme un auto algún día pero pues...la diabetes es muy cara y ahí se va toda mi quincena. 

Así que ahí te van mis solicitudes.

1. Recuerda a las organizaciones. Por favor deja un mensaje en su bota navideña a todas las organizaciones para que unan sus esfuerzos. Son muchas y somos muchos y estoy totalmente convencida de que el trabajo en equipo es grandioso. No, ya se, no siempre se puede porque hay sus personajes pero....soy optimista y creo que el trabajo en equipo es muy útil.

2. Apoya nuestros movimientos. En México existe este año un movimiento de nombre Una sola Voz donde participan varias organizaciones. http://fmdiabetes.org/por-una-sola-voz/ faltan muchas otras así que esto tiene relación con mi petición del punto 1. Si visitas alguna casa donde, como en la mía, haya diabetes tipo 1, déjales un recordatorio. Juntos somos mucho más fuertes.

3. Por favor deja un pedazo de carbón en las botas de los encargados de las instancias de salud en mi país. Seguimos sin tener acceso a muchas cosas que neceistamos para mantenernos con vida. Llevales por favor insulinas que no sean NPH ni R, nuestros niños con diabetes tipo 1 neceistan mejores herramientas, insulinas y tratamientos para que dejemos de ser noticias espantosas como "la diabetes tipo 1 sigue sinedo la primera causa de muerte en nuestro país. Ayúdanos a que nos acerquemos a mejores tratamientos en tiempo y por supuesto en forma.

4. Voltea a ver a nuestros hermanos en Venezuela. Lleva luz a sus dirigentes y serenidad a sus personas. Necesitan mucha ayuda y desde nuestras trincheras cada vez es más complejo hacérselas llegar.

5. Traeme días más largos. Necesito al menos otras 4 horas en mi jornada diaria.

Si tú me lees, quizá tu carta se parezca a la mía. Creemos equipo. Juntos avanzaremos más lejos.  


0 comentarios: