Cosas de la vida, yo matemática - ¡Dulcesitos para mi!
Cosas de la vida, yo matemática

Cosas de la vida, yo matemática

Share This
Algunos de ustedes saben que en la escuela lo mío no eran las matemáticas. Literal, cuando se trataba de elegir materias mi primera pregunta era ¿pero ...hay matemáticas? y así fui estudiando cosas menos complicadas como literatura, lengua y por supuesto más adelante Psicología donde para mi suerte y contradicción la materia que más disfruté y donde misteriosamente resulté muy buena fue estadística. Ya se, ya se, uno cambia pero yo sigo pensando que las matemáticas son una pesadez.

Mi padre es físico matemático y ni así hubo cómo salvarme de tener horrendas notas en álgebra, física, química y es más, hasta problemas matemáticos en la escuela primaria. ¡Qué horrendo!

Algún día platicando con él sobre el monitoreo continuo de glucosa confesó que soy de las pocas personas que ha mencionado términos como "algoritmos" "desviación estándar" y "algoritmo isig" que no tenga un escritorio en su departamento o en uno de los institutos de ciencias vecinos al Instituto de Física que es donde el trabaja. Me dejó pensando. 

Y entonces pensé que no sólo uso esa matemática sino pienso al menos 4 veces al día en ratios insulina: carbohidratos y otras cosas "matemáticas".

Hoy me encontré buscando información para repasar algunos conceptos y llegué al ISIG.
Lo veo con frecuencia en mi microinfusora y se que debe estar en ciertos rangos pero, aquí entre nos, jamás me tomé la molestia de saber detalladamente de qué se trataba y les juro que he leído bien todos y cada uno de los manuales de las bombas que he usado.

Pero primero lo primero, ¿qué es ISIG?
El nombre se refiere a Interstitial Signal, es decir Señal Intersticial. Cuando utilizamos uno de estos sensores de medición continua de glucosa, la glucosa se mide en el líquido interesticial que, como ya sabemos a estas alturas del partido, es el líquido entre las células. Bueno, me corregirán los matemáticos y expertos en salud si lo he entendido mal pero, en mis lecturas comprendí que es la fuerza de la señal eléctrica que se emite por la glucosa cuando tiene interacción con la enzima que está en la cánula del sensor. 

En una de las fuentes que consulté para hoy hablarte al respecto había incluso un ejemplo matemático.
Digamos que, mi glucosa en sangre en estos momentos es de 187. Sí, no es un número que me guste pero imaginemos que fue de 187. Pero, mi glucosa en sensor muestra 78. Vaya predicamento. Con un valor podría yo estar viendo para dónde va y prepararme para una hipoglucemia y con el otro estaría yo lista para corregir con insulina. Yo sinceramente depositaría mi confianza en la lectura de medidor de glucosa capilar y quizá intentaría calibrar pero seguramente aparecería el ERROR DE CALIBRACIÓN. Como me sucedió hoy y por ello la motivación a explicarte.

Bueno, lo que tenía que haber hecho era ver el valor ISIG. En este caso el ISIG que apareció en mi bomba era 7.52

¿Y qué esto para qué sirve Marianita?
Bueno, hay algunas recomendaciones para calibrar y evitar error  de calibración (CAL) y otras situaciones incómodas donde ISIG juega un papel importante. Hoy te comparto mis 3 recomendaciones.

DATOS DESIGUALES: Algunas microinfusoras dicen  claramente CALIBRAR AHORA. Cuando eso suceda los pasos sugeridos son los siguientes
- lava tus manos (bien lavadas y bien secadas)
- prepara tu medidor
- toma una muestra
- compara con la última glucosa indicada en CGM

Si el dato es tremendamente desigual

- divide tu glucosa en sangre entre el valor ISIG
- en mi ejemplo mi glucosa en sangre era de 187 y el valor ISIG 7.52, el resultado fue de 24.8. Cuando el valor sea por arriba digamos de 20, defintivamente NO debemos calibrar.
- esperemos y mientras tanto bebamos un poco de agua, sí, ya sé pero se sugiere tomar agua imagino que para la lubricación de esta cánula donde está la enzima

Ahora, si el valor ISIG es muy bajo procura tampoco calibrar. Seré sincera y confesaré que yo podía calibrar sin tener en cuenta ninguna otra cosa en el planeta más que mi glucosa. He aprendido que calibrar también tiene su truco y que no sólo debe hacerse cuando la glucosa se encuentre lo más estable posible sino cuando ISIG tenga un valor aceptable.  Normalmente, se que mi sensor ha fallecido o que está a punto de fallecer porque no logro hacer una calibración. Cuando el valor ISIG es muy bajo es, con mucha frecuencia, indicador de que este sensor tendrá que ser remplazado. 

Bueno, todo esto fue porque CAL ERROR pretendía volverme loca. Al final comprendí NO CALIBRAR cuando tengo problemas con ISIG. 


Y bueno, si me equivoqué me avisan. Sigo sin lograr entender del todo la física, las matemáticas y el ISIG.



Publicar un comentario

Pages