#ConDiabetesPuedo ¿o quizá no?

Como si mi vida no fuera lo suficientemente complicada he decidido intentar algo nuevo. Si ya sé, las personas con diabetes pueden hacer TODO todito ....dicen ¿no? Pero y si uno decide con todo y sus partes de robot (quienes utilizamos CGM, bombas de insulina y esos artefactos) ¿también podemos?

Ya hemos leído gracias a la campaña #ConDiabetesPuedo que podemos hacer prácticamente todo. Pero, ¿también football? Yo no lo se, tengo mis muchas dudas, si me preguntas ahora diría que NO (raro en mi, yo siempre digo que sí ja, ja). Y entonces un día cuando regresé de correr mis habituales 5km diarios me encontré con una mamá del football donde entrena mi hijo. 

"¿Te gustaría aprender football y jugar con otro grupo de mamás?" Por supuesto que primero reí sin parar y contamos miles de chistes. "¿Te imaginas? ¿A nuestra edad? ¿Qué dirían los niños?" vaya que nos reímos.

Después de reirme algunos días me llegó una invitación formal, y en uno de los partidos de mi hijo fui presentada con el "Coach". "Madre santísima qué hombre tan gigante" pensé. Luego seriamente dije algo como "No, yo no podría, eso no quiere decir que no vaya a intentarlo pero no podría, soy demasiado "petite"" 

Recibí una respuesta ruda pero contundente. "¡Quién te dijo que el tamaño aquí es una limitante! ¿Tienes ganas de intentarlo?" y de inmediato contesté "¡Está bien!"

Debes saber que yo se de football americano lo que se de Física (sí, a pesar de que mi padre es Físico y mi hijo jugador de football americano". 

Luego fui convocada a mi primera y terrorífica sesión. Descubrí, que con tal de no ser lastimada puedo correr muy rápido a diferencia de lo que yo creía. También descubrí que no es lo mismo correr en shorts que en shorts y con partes de robot. Descubrí que no es lo mismo huir en 100 mg/dl que huir en 55 mg/dl. 

¿Qué pasaría si voy corriendo y me alcanzan, no sólo me caen encima sino se me va el aire, me golpeo la cabeza y me dan ganas de llorar? ¿Qué pasaría si traigo una bomba de insulina que me ha costado lágrimas mantener y conservar? ¿Y si la aplastan? ¿Y si se rompe? ¿Y si me rompo?

Pues así fue que primero pensé "No, no se puede" luego recapacité y seguí pensando firmemente que "voy a intentarlo". Para la presentación no solo fui aplastada sino entendí que tendría que desconectar mi microinfusora de insulina. Aprendí que en realidad a nadie iba a importarle más que a mi. 

Esta vez en la vida, afortunadamente estuve lejos de comentarios prejuiciosos. "¿Oye, vas a desconectarte verdad? me preguntó una de las participantes. Y entonces entendí que he sido lo suficientemente abierta como para que esto no me detenga y para dejar en mi entorno un entendimiento minúsculo pero importante de lo distinta que soy pero de lo mucho que nos parecemos los humanos. 

Mi esposo observaba a lo lejos y cuando pasé cerca escaneó mi glucosa.  "Bien" dijo y entonces regresé a las filas. Ahora pensamos en crearme a mi misma un protocolo. 

Esto apenas empieza y promete ser una aventura llena de moretones pero.....algo aprenderé....espero. Y por supuesto, de esto si estoy segura, tendré mucho que contar. 

Que no se diga que no se puede. O al menos que no lo intenté.




0