QUIÉN SOY

Me llamo Mariana. Fui diagnosticada hace 30 años con diabetes tipo 1. En la fecha de mi diagnóstico en México, que es mi país natal, había poca Educación en Diabetes (debí decir que no existía la Educación en Diabetes). 

El pronóstico de quienes eramos diagnosticados con diabetes tipo 1 en aquél entonces era reservado. Se sugería a nuestros padres que nos dejaran libres y felices pues no había certeza de que llegáramos a la edad adulta libres de complicaciones e historias tristes.

Mis padres jamás han conocido la frase "no se puede" y de inmediato se dieron a la tarea de buscar información y ayudarme a tener una infancia feliz y dentro de lo razonable "normal".

Con los años fueron los mejores ejemplos y educadores en diabetes. Aprendí a no tener miedo y a vivir sin límites. Siempre he tenido metas altas y generalmente he conseguido mis objetivos.

Nada me  hubiera gustado más que tener un equipo multidisciplinario y el apoyo de un sistema de salud que no me dejara desamparada. Sin embargo, esto era, y aún es un panorama difícil de encontrar.

Con el paso de los años fui eligiendo distintas vocaciones académicas pero algo me hacía detenerme a pensar en otras personas como yo que quizá se sentían solas y que buscaban (tanto o más que yo) información real y fidedigna redactada por alguien que ya estaba en sus zapatos.

Así fue como en el año 2006 decidí estudiar el primer diplomado de  Educación en Diabetes. A la fecha he cursado varios, pues creo que la diabetes (y el estudio) jamás se detiene.

Trabajé muchos años en la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. y conocí a otras personas con el mismo interés. Así años más tarde surgió este proyecto personal. 

Dulcesitos para mi (así, mal escrito porque me gusta llevar la contraria) es un espacio donde doy mi opinión sobre temas que nos interesan, intento, de manera informal complementar la educación en diabetes que esperaría que mis pares reciban.

Hoy soy Psicóloga, finalmente soy un eslabón más en el trabajo multidisciplinario pero mi meta es proporcionar ayuda a quienes han tenido menos suerte que yo y ser un link que les de un respiro cuando buscan lo que tanto necesitamos: apoyo e información entre pares.





1