©2019 by Dulcesitos Para Mi. Proudly created with Wix.com

Niños con capas

Dulcesitos Para Mi

Información de diabetes por personas con diabetes

¡Bienvenido! Ya sea que vivas con diabetes Tipo 1 o seas el cuidador de una persona con diabetes Tipo 1 seguro llegaste buscando información de la vida para aplicar ¡en la vida misma! Mi nombre es Mariana. Soy Licenciada en Psicología y Educadora en Diabetes. Además soy mamá de un adolescente y me gustan los libros y los perros. Ah, olvidaba, también vivo con diabetes Tipo 1 desde hace muchos años. La información que comparto aquí contigo no reemplaza el consejo médico formal. Pero estoy segura de que te invitará a platicar con tu equipo al cuidado de la diabetes. Si no encuentras lo que buscabas por favor escríbeme y prometo prepara algo para ti.

 
 
  • Mariana Gómez

Tecnología, amiga, enemiga, ansiedad y tranquilidad.

Leemos por doquier cómo los dispositivos tecnológicos para el manejo de la diabetes aligeran la carga y nos traen tranquilidad. Si bien es cierto que algunos dispositivos logran regresarnos a algunos algo de tranquilidad, entiéndase específicamente "horas de sueño" lo cierto es que hay otra cara de la que poco se platica y que hoy quiero platicarte. 


Quienes me han leído ya por algunos años, y a los que agradezco enormemente hacerme llegar sus preguntas, sabrán que en lo personal me interesa mucho la tecnología para el manejo de los diferentes tipos de diabetes y que generalmente abogo por un buen uso de estas tecnologías y por el acceso que merecemos todos a ellas.


Pero ¿cuál es esa otra cara? 

La diabetes tipo 1 es una condición que requiere atención constante. Eterna diría yo. Es una condición que debe ser manejada durante todo el día, que no tiene vacaciones ni horarios y por si fuera poco, una condición costosa. El uso de los dispositivos tecnológicos, si te detienes a ver los comerciales y esfuerzos mercadotécnicos en redes sociales "aligerarán" esa carga. 


¿Es del todo cierto?  Permíteme diferir. El uso de las tecnologías para el manejo de la diabetes tipo 1 no siempre aligerarán la carga, por el contrario, se ha observado que muchos de quienes utilizan estas tecnologías buscarán un control más exhaustivo de sus niveles de glucosa.


Tristemente, muchos otros pretenden "olvidarse" de la diabetes gracias a estos dispositivos y es donde comienzan, al menos para nosotros los educadores en diabetes y profesionales de la salud emocional, los problemas y justamente hace unos días encontramos un estudio donde se asegura que quizá los dispositivos sean una de las muchas causas por las que los niveles de hemoglobina sean más elevados en adultos jóvenes.


Hoy, no platicaremos de ese estudio pero les prometo estoy trabajando en algo al respecto, pero ¿ansiedad por usar dispositivos que me dirán en todo momento cómo estoy llevando mi manejo?



¿Qué podría generar ansiedad e incomodidad con el uso de estos dispositivos?

1. Alarmas: Un medidor continuo de glucosa, por ejemplo, alertará al usuario si su glucosa está alta, baja, subiendo, bajando, muy muy baja y cuando haya necesidad de calibrar. En días de enfermedad por ejemplo, este sonido constante puede llegar a ser molesto.


En mi consultorio hubo niños que definitivamente no apreciaban que estas alertas sonaran a media clase. También hay datos donde las parejas se quejan del constante sonido por las noches. Si bien en esta casa agradecemos, por ejemplo, que despertamos a salvo a la mañana siguiente, hay noches en las que por diferentes causas, eso no deja de sonar y dormir es complicado.


2. Revisión constante y extra: Revisamos la glucosa literalmente TODO el día. Para algunos, esta revisión eterna es una ventaja pues podemos ir haciendo ajustes en tiempo real, por ejemplo si va subiendo o si va bajando. Pero definitivamente no me imagino haciendo estos malabares en secundaria rodeada de amigos adolescentes. Habrá quien lo logre y que quiera ponerse en contacto conmigo para contarme cómo es que tiene una adolescencia tan relajada pero no hubiera sido ese mi caso. 


Cuando se acercan a mi y me cuántas veces medir glucosa en sangre tomo en cuenta muchas variables, la más importante, tristemente es el factor económico pues no podemos pedirle a alguien que deje de comer o de alimentar a la familia e intentamos buscar esquemas que puedan "ayudar". Si usas un medidor continuo de glucosa esta medición es ETERNA y si no has trabajado en tu tolerancia a la frustración habrá días en los que "hagas lo que hagas" la cifra no será la que tu esperas y podrías sentirte anímicamente agotado. 


4. Diabetes a la vista: algunos dispositivos son más discretos que otros. Pero en países como el mío, las opciones no son muchas. Para algunos, llevar un dispositivo médico a la vista puede resultar incómodo. A otros, como en mí caso, nos tiene sin absoluto cuidado la cara del vecino que viene caminando y que no tiene ni la más mínima idea de qué cosa es eso que llevo en el brazo que parece un botón. 


Ahora bien, si eres niño o adolescente, la historia puede ser muy distinta aunque afortunadamente cada vez vemos con más frecuencia a niños que miden su glucosa en público y se habla un poco más sobre diabetes. Llevar tu propio dispositivo a la vista es un recordatorio de que vives con diabetes. Generalmente la diabetes es invisible. Si tienes un medidor continuo o una bomba de insulina difícilmente podrá ser invisible.


5. Costo, acceso: Primero, es cierto, no todos tenemos acceso a todas las herramientas. No es que no lo sepamos, lo vemos y, aunque no siempre platicamos de ello, también a veces lo sufrimos. Algunos trabajamos en organizaciones que trabajan en programas de abogacía precisamente para que eso cambie. 


Antes de juzgar tan severamente cuando publicamos sobre tecnologías acércate y pregúntanos qué estamos haciendo para cambiar la forma en la que vive  el resto su diabetes y súmate. Sentarte a mandarme un mensaje de odio no cambiará la realidad de nadie pero mandarme un mensaje menos horrendo con una propuesta para sumarte a lo que hacemos si podría cambiar el panorama. 


Ahora, ¿tengo acceso a todo? claro que no, no lo tengo pero eso no me quita el interés por las tecnologías ni las ganas de aprender lo que sucede en otros lugares del mundo y los dispositivos que usan otros en diferentes países. ¿Me da envidia? Sí, sería yo marciano si no me diera y es un sentimiento normal pero que también me invita a ponerme las pilas y ver de qué forma sumar esfuerzo para lograr que estas cosas algún día las podamos tener también todos aquí. 


Y ¿entonces?

Por supuesto que el uso de dispositivos diversos podría ocasionar ansiedad. Si sientes que es demasiada acércate a un profesional de la salud que además sepa de diabetes. En México por ejemplo, la Asociación Mexicana de Diabetes tiene gente fantástica experta en esta área y seguramente el Consejo Nacional de Educadores en Diabetes tiene en su directorio un par de expertos en psicología. 


Beneficios vs. incomodidades

Analiza los beneficios de estas tecnologías en el manejo de tu diabetes. Analízalos, sobre todo, a largo plazo. Piensa que, con algunas de estas tecnologías puedes personalizar tu tratamiento de forma importante. 


No olvides que no son solo las grandes tecnologías las que harán que nuestra vida sea maravillosa (en términos de salud) muchos han logrado manejar su diabetes de forma inigualable con herramientas básicas. En realidad, la educación en diabetes es el dispositivo más grandioso en todos los casos. 

123 vistas